Con el CICPC urgente, (ojala y lean esto)

Pildoritas 24 (año 04)

Me llegó un correo de uno de mis lectores en San Cristóbal, que me pide no revelar, por seguridad, su nombre, pues como es lógico teme que las mafias objeto de su denuncia, que al parecer son muy poderosas y con ramificaciones a nivel oficial, puedan tomar represalias.

El caso es el siguiente:

El compatriota, se enteró de buena fuente y lo confirmó, que existe una mafia que se encarga de dotar de CARTAS DE RESIDENCIA AUTENTICAS, porque salen con firma y sello oficiales, pero falsas por cuanto se le expiden a personas que no viven en Venezuela, con una dirección cualquiera de la ciudad, a fin de que las utilicen para los trámites de ENVIO DE REMESAS, a supuestos familiares en la ciudad de Cúcuta u otras ciudades colombianas que hacen frontera con Venezuela.

Enterado de que existe un Número de teléfono oficial para denuncias anónimas, el 0800-2427-24, llamó esperanzado en que le iba a ser tomada su denuncia, pero resultó que quien  respondió, a quien le proporcionó nombre y teléfono celular de uno de los delincuentes que vende las CARTAS, le dio como respuesta que esa denuncia no era penal y que por lo tanto tenia que hacerla personalmente. El compatriota intentó convencerle de que si era penal, incluso un grave delito contra el patrimonio nacional y la soberanía, porque la Nación prácticamente estaba siendo estafada por personas que no tienen derecho legal a recibir el beneficio de los dólares para remesa por no vivir en territorio venezolano y que era fácil comprobar el delito con los datos que se le estaban suministrando. No valieron los argumentos y el funcionario optó por colgarle el teléfono y dejarlo con la palabra en la boca.

Este hecho que no es aislado viene a confirmar la existencia de lo que se ha dado en llamar QUINTA COLUMNA de la cual nuestros cuerpos de seguridad y lo que es más doloroso y peligroso de inteligencia no están exentos.

El compatriota que me escribe en su correo, expresa sus sentimientos de frustración y deja en este humilde escribidor su  confianza de que yo pueda hacer algo. Le respondí que lo único que puedo hacer es contarlo de esta manera a ver si por un milagrito, como uno que ya sucedió con el SAIME, pues se recibió respuesta y solución en tiempo record, esta vez también tenemos suerte y alguien del CICPC, o alguna persona entre mis lectores que tenga la manera de contactar a un verdadero revolucionario de ese cuerpo oficial, les entere y me escriban para enviarles la información con que contamos y así no solo se desmonte esta mafia, sino que se investigue quienes han logrado por esta vía esquilmar nuestras divisas de manera más que irregular, delincuencial.

LA MASIFICACIÓN EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR, UN GRAN LOGRO,,,,, PERO…

El que uno de los logros de la Revolución sea la masificación de la Educación Universitaria, que ha crecido cuantitativamente, como en ningún país del orbe, es algo de lo que debemos alegrarnos y sentirnos orgullosos los venezolanos; tengo familiares que de no ser, por ejemplo por la Bolivariana o por la apertura de la UNEFA al pueblo, jamás se habrían podido graduar a nivel superior; hasta allí todo bien, el problema viene cuando esos muchachos, y a veces no tan muchachos, salen con su cartón en la mano y se encuentran con una realidad, no consiguen trabajo, o porque las demandas u ofertas, según como se mire, son muy escasas, “no hay cama pa tanta gente”, o porque no tienen la suerte se poseer un palanca, algo que ya debería haber desaparecido en Revolución, pero también porque se gradúan en una carrera cuyo mercado de trabajo está saturado, de tal manera, que aun a los egresados de universidades distintas a las creadas por la Revolución, los encuentra uno o de buhoneros o de taxistas, entre otras ocupaciones.

Cabe entonces la pregunta: ¿Es que acaso cuando se planificó por ejemplo la creación de la UVB y su masificación con la municipalización y la Aldeas Universitarias, no se investigó suficientemente como para descartar por ejemplo una carrera como Derecho, Educación Ingenierías etc., en las que se gradúan “como arroz”, miles de personas para ir a engrosar las filas de desempleados?, pero además porque son carreras, en las cuales la competencia y el acaparamiento de profesionales en esas ramas, egresados cuando el fenómeno no se registraba, hacen casi que milagrosas las posibilidades de los que están egresando casi dos veces por año en cantidades apreciables.

Entonces la salida no es otra distinta a la de congelar, por un tiempo solo estas carreras y algunas otras a las que no se le pueda garantizar la absorción laboral o por saturación del mercado, o porque son carreras no programadas para las reales necesidades de desarrollo del país y las previsiones de los programas oficiales.

Por ello la nueva titular de Educación Universitaria que bastante conoce la Bolivariana, porque ha sido su más intima proximidad antes de ser designada como ministra, debería actuar en consecuencia, en primer lugar para buscar la manera de absorber a tanta gente que desilusionada ve como se le hace cada vez más lejana la posibilidad de accesar a un trabajo y en segundo lugar, ordenar la congelación de carreras  que como bien sabemos son una fuente de desempleo, no solo para los de la UBV, sino para casi todas las Universidades que a pesar de estar conscientes de la problemática, siguen ofreciendo esas carrera, lo cual no se puede llamar de otra manera que IRRESPONSABILIDAD..- -

Me argumentarán seguramente que lo que sucede es que la Revolución está formando profesionales con sentido social, humanistas, solidarios es decir con la impronta socialista; eso está muy bien, pero ello debería ir de la mano con la garantía para quienes así se formen de que van a poder ejercer su profesión porque de otra manera, no van a poder competir con los egresados de la instituciones universitarias capitalistas que son contratados por quienes piensan que los mismos son garantía para ayudarles a aumentar la acumulación de riqueza pero que de todas maneras los que no logren el objetivo para lo que van a quedar es para conformar  una doble fila, a la espera de un golpe de suerte.

Es un problema que la Revolución debe estar en capacidad de resolver, porque de otra manera se está dejando una brecha que puede ser dañina para el Proceso, no olvidemos que cada egresado que no consigue trabajo y son muchos, además de sentirse frustrado y desilusionado, sé de muchos casos, tiene a su alrededor por lo menos cinco personas más y para ser pragmáticos y en Revolución a veces hay que serlo, no ganamos nada con graduar miles, si ello nos va a significar la pérdida de fe de mucha gente que lo va a pensar dos veces en el momento de votar.-

yuviliz40@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2867 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social