Un pequeño aporte , una visión del escenario nacional y del estado Nueva Esparta

Elecciones Parlamentarias estado Nueva Esparta 2010

Camaradas, es momento luego de la extraordinaria demostración de Democracia este 26 de Septiembre, reflexionar y aplicar la tan esperada tres erres.

Una Jornada electoral, donde la oposición, luego de no participar en las elecciones 2005, como acción de sabotaje y cumpliendo órdenes imperiales, se mide con las fuerzas de la revolución.

Si comparamos la Asamblea de 1999, con una correlación de Fuerzas 91 a 74, con los conocidos saltos de talanqueras y Golpes de Estado y Sabotaje Petrolero, se logró accionar algunas Leyes como las famosas Leyes Habilitantes, con la tan odiada por la Oligarquía Ley de Tierras y Ley de Hidrocarburos y avanzar a pesar de la terrible acción imperial y de sus lacayos por destruir la ambición del pueblo, por una Democracia Participativa y una Revolución guiada por las enseñanzas de Bolívar, Simón Rodríguez y Zamora.

Aun, éramos una Revolución Progresista, con gran profundidad en el Ser Humano y en los social, pero nos faltaba el soporte ideológico profundo, que luego del 2005, le dimos el carácter Socialista, como parte de la confrontación hegemónica de los dos Bloques; el Socialista y el Capitalista; que el Neoliberalismo intento borrarla a raíz de la caída del Muro del Berlín y de la URRSS, El Fin de la Historia de Fukuyama.

Para esos días, era la Voz de Chávez y de la heroica Cuba, las únicas que se escuchaban en el escenario mundial. Era la Lucha contra el ALCA, de allí surge EL Alba como un Nuevo Despertar. Más tarde llega Lula con una visión más holística dentro del Capitalismo hegemónico Brasilero, Evo como elemento de reivindicación de los pueblos originarios, Néstor Kichner, como esperanza luego de la larga noche neoliberal argentina, vuelve Daniel Ortega, después de la feroz guerra contra los contras y del saboteo a los Sandinistas, también Rafael Correa, valiente economista que toma las banderas de la Revolución Ciudadana, en medio de la inestabilidad política del Ecuador; en fin Nuestra América, toma un nuevo impulso, una Nueva oportunidad luego de la larga noche colonial y neoliberal. Por fin los pueblos, con más de 500 años de peso de esclavitud, de explotación, de desigualdades, de ser aplastado por la Bota imperial, ve en sus líderes Presidentes, a uno de los suyos, una conciencia de clase que crece y crece, a pesar de la enorme maquinaria ideológica y de sabotaje y de intentos de Golpes de Estado y Sabotaje, cocinando por los Estados Unidos y Aliados Imperiales.

En ese escenario, nos movíamos en estas elecciones. La oposición tomó como bandera política acabar con los logros de la revolución, mentir descaradamente y sabotear en puntos estratégicos como la electricidad.

Ahora en lo que respecta al caso Nueva Esparta, se tiene múltiples lecturas, una de ellas fue la situación de los apagones en zonas populares, se realizaban sin previo aviso en las comunidades, sin consulta y muy poca explicación por parte de las  autoridades; creando así un estado de descontento y zozobra, el saboteo estaba ya en marcha.  Muchos compatriotas sin claridad ideológica, eran presos de las más bajas intenciones, de estos grupos de quinta columnas que la hacen el juego a la cofradía de mafiosos Adecos en este estado.

Otro elemento fue la maquinaria Adeca, que saco a relucir sus viejas artimañas, el saco de plata, comprando conciencias; daño enorme que han hecho en nuestras islas, logrando convertir a muchos margariteños y cochences, en mendigos y dependientes de la gran sinverguenzura de bacanales de propiedades, comisiones y lavado de dinero. Allí encontramos, una gran deuda con nuestro pueblo, la conciencia, debemos consolidar la praxis y la teoría revolucionaria, profundizar en la conciencia de clases, despertar del Pueblo Manso y convertir el viento revolucionario en masa palpable y destructor de miserias, generadas en el capitalismo lacayo insular.

Otro elemento de análisis, debe ser el descuido en nuestras comunidades. El partido debe convertirse en centro activo de debates, de intercambio de saberes, de escuchar las quejas y reclamo de nuestro pueblo, de ser promotor de el fortalecimiento de Poder Popular para ir destruyendo los cimientos que sostiene el Estado Burgués, en fin las autoridades, dirigentes y líderes comunales, deben ser parte activa de la solución a las grandes necesidades que aun el Estado Revolucionario, ha tenido que llevar a sus espaldas. La Herencia de un Estado Burocrático, parasitario, lento en su accionar, debe ser tarea primordial, para que cada día nuestro pueblo, nos siga, sin el fantasma del voto castigo, que funcionó en mucha de nuestras Alcaldías Bolivarianas.  Ninguna Alcaldía Bolivariana, gano las elecciones y el PSUV como fuerza perdió más de 2.000 votos en relación a la elección de Gobernador del 2008.

Tabla Comparativa Elección Gobernador 2008- Parlamentarias 2010.

VOTOS

Elecciones Gobernación 2008

Diferencia

PSUV



81.756 Votos

30. 760

OPOSISION

112.516 Votos

 

VOTOS

Parlamentarias 2010.Lista

Diferencia Votos

PSUV

78.656

33.079

OPOSISION

111.735

 

OTROS

2313

 

Guardando las diferencias de estas dos elecciones, se puede tomar como punto de análisis que se esfumaron 2.319 que fueron del PSUV en las elecciones de Gobernadores del 2008.

La maquinaria estaba aceitada y lista, pero faltaron compatriotas motivados para entender la importancia de estas elecciones parlamentarias.

Se debe trabajar por impulsar los logros del Gobierno, las Misiones, fortalecer los Consejos Comunales, activar el Poder Popular para trabajar conjuntamente con las Alcaldías, ir deslastrando la representatividad por la Democracia Participativa, líderes más cercanos a las bases de las comunidades y el partido, instituciones mas comprometida con la construcción del socialismo, disminución de la burocracia.

Esas son algunas de las voces que recogemos, del sentir de este estado, que sufre de la incesante presión a nuestros pescadores y campesinos, por la vorágine capitalista y lacayos adecos, que lo que buscan es el beneficio de grupos de poder, olvidándose de las necesidades mas sentidas de nuestro pueblo, que lo que desea es una vida digna en Comunidad y en Socialismo como una única alternativa ante la debacle capitalista colonial.

Tenemos una Asamblea con mayoría absoluta, son 98 Diputados, Nueva Esparta logró meter por Lista a William Fariñas,  somos aun  la primera fuerza del país. Tenemos un escenario favorable en relación a la Asamblea del año 99. Tenemos aun las herramientas necesarias para hacer las leyes y políticas para impulsar esta Revolución. La oposición, solo estará allí para sabotear y llevar a cabo la Agenda Imperial.

Los Diputados del PSUV y PCV, de esta Asamblea Nacional, están más comprometidos y son camaradas ya probados en el accionar del Gobierno, a diferencia de la Asamblea del 99, que estaba minada por Quintas columnas, Miquelenistas y personajes oscuros sobornados por la gran chequera imperial.

Así que es momento de escuchar a nuestro Comandante Hugo Chávez Frías, llenarnos de valor, fuerza y compromiso, para quede una vez por todas quebremos en el espinazo, a ese gran monstro capitalista, que se disfraza de doncella para hipnotizar a nuestro pueblo, a pesar que nos explota, nos destruye y nos esclaviza.

Después de la Tormenta, siempre viene la Calma.

Esto es apenas un pequeño aporte, hay más por tomar, pero el espacio es limitado, abramos el debate Camaradas…

Hoy como siempre, el lema de esta Revolución toma que cada día más Fuerza: Patria Socialista o Muerte… Venceremos

oj_armas@yahoo.com

Nueva Esparta



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3586 veces.



Oscar José Armas

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular