El Sí hacia el 2012

Soy un fiel creyente a la relación de lo que decimos y decretamos y en eso admiro al presidente Chávez, en su coherencia entre lo que desea, dice, decreta y hace. Las palabras son muy importantes cuando salen de nuestra boca. Chávez decreta ante el país lo que ha de ser, suele proclamar ¡La Oligarquía No Volverá!, ¡La Revolución Bolivariana llegará a 200 años!, y así un sinfín de decretos que no solo se quedan en palabras sino se materializa en hechos, acciones y obras. Sin duda alguna Chávez y el proceso revolucionario superaron el mito de Marcos Pérez Jiménez con respecto a las obras que en su régimen éste dejó. Sin duda alguna y es lo más impresionante que Chávez no se limitó a la cultura de concreto como bien lo habla el profesor Aristóbulo Isturiz, sino que fue más allá en un trabajo de concientización ideológica e histórica. Esto es de suma importancia y sobre esto quiero compartir mi reflexión.

Me alegre sobremanera el triunfo a favor de la enmienda constitucional y lo que todo esto implica. Aunque aspirábamos a un resultado mínimo de 7 millones de votos alcanzamos más de 6 millones, resultados que tienen que analizarse a profundidad porque los adversarios del proceso están ya pisando nuestros talones donde esto debe llamarnos profundamente la atención. Si la abstención por parte del Chavismo hubiese sido alta o que cientos votaron contra el sí traicionando el proceso, la batalla por el triunfo hubiese sido bien cerrada. Imaginémonos que el CNE hubiese anunciado un total de votos por mínima diferencia a favor del Sí. Seguramente se daba las bases para una conflagración civil donde los opositores saldrían a encender el país, pero la ventaja de un millón de votos fue más que suficiente ara aguarles la fiesta y las perversas intenciones de fascista y oligarquía.

Gracias a Dios que cada vez más el pueblo va tomando conciencia y madurez política en respaldar este proceso de cambios, aunque no fue suficiente porque los números nos dice muchas cosas. Por un lado notamos que la propaganda mediática, a través del 95% de los medios de comunicación de la Derecha, ha calado en la mente y corazón de cientos de miles de Chavistas, entre ellos compatriotas de los sectores populares. Yo lo vi y lo presencie, gente pobre o de escasos recursos frustradas porque se dejaron envenenar por esa campaña de una dictadura presidencial, o porque Chávez no ha hecho nada por ellos. A esto añadirle los graves problemas de inseguridad donde sabemos que gran parte de asesinatos, secuestros y hechos delictivos proceden de los paramilitares que se instalaron en el país, en nuestras fronteras y que se han diseminado en nuestras barriadas, éstos camuflados en los grandes sectores poblados por nuestros hermanos colombianos.

La deficiencia en la atención pública, la corrupción, la impunidad y tantos otros males que no son propio de este gobierno sino de la Cuarta República, han calado en la mente de Chavistas que aún no han llegado a ser auténticos revolucionarios porque para este sector les he difícil escapar del sistema puntofijistas adeco copeyano donde ven al PSUV como un partido alternativo que puede estar hoy pero mañana podría ser Primero Justicia como bien se observó cuando salieron a votar por los candidatos de éste partido.

Uno se pregunta si esos 500 mil o millón de votos contra la propuesta de Enmienda, aunque en verdad era contra Chávez, surgieron de los sectores populares u oposicionistas rezagados o peor aún de nuevos votantes, ese análisis queda para los que apoyamos el proceso bolivariano. Lo cierto es que con el triunfo del Sí, el Chavismo superó con creces las anteriores elecciones de la Reforma Constitucional y elecciones regionales, aunque también la oposición superó su techo de los 4 millones gracias a los que están confundidos, débiles ideológicamente o de cultura puntofijistas que no han sabido deslastrarse.

Si la oposición hubiese mantenido su techo de los 4 millones el triunfo bolivariano sería más contundente, pero se nos presentó una nueva realidad que es un alerta ya que abstenerse a la hora de una votación sería sumamente peligroso. Aplaudo las metas que el Presidente dijo desde el Balcón del Pueblo, en continuar con la política de las tres “R”, esperamos que así sea porque en este nueva etapa de la revolución hay que ir más allá, hacia lo interno de la institucionalidad y a mi parecer el desmontaje del Estado Cuarta República por un Estado Bolivariano que se corresponda con la Quinta República y los nuevos tiempos es vital.

Otra cosa es la relación del Estado con las grandes empresas, donde debe aminorarle toda contratación millonaria y multimillonaria a través de las instituciones municipales, regionales y nacional. Ellos se han beneficiado con la revolución por medio de estas contrataciones pero con ese mismo dinero apoyan la desestabilización y envenenan las mentes del pueblo. ¿Qué vamos hacer con Globovisión?, ¿Vamos a seguir permitiendo que la prensa y los medios derechistas sigan con su zaga contrarevolucionaria?, ¿CONATEL seguirá siendo una institución ineficiente y clandestina de la oligarquía?, son muchas cosas que han de revisarse. Desmontar el Estado Cuarta República por instituciones nuevas, de mayor arraigue popular como así han funcionado bien todas las Misiones. Es necesario dar este debate nacional, queremos una constitución reformada que contemple un nuevo Estado que esté a la altura del Pueblo, aunque también necesitamos un Pueblo que esté a la altura de la revolución.

El próximo año son las elecciones de Diputados, ojala tomemos conciencia de ello porque necesitamos limpiar la asamblea de Podemos y de todos aquellos que de alguna manera han chantajeado al presidente con sus pírricos seguidores. Necesitamos una asamblea popular, con salarios bajos, más eficiente, más determinante, más popular. Necesitamos estos cuatro últimos años de éste período presidencial para un trabajo más afondo de ideologización socialista, de educar al Pueblo chavista como de aquellos que se dejan influenciar por el mensaje de derecha. Tenemos que llegar al 2012 con Sí arrollador en apoyo a la continuidad de Chávez en el poder, lamentablemente de él depende este proceso, y lo digo porque no es el deseo del Comandante que de él dependa todo sino que todos asumamos con ética, seriedad, responsabilidad y conciencia socialista el futuro del País.

Juliocesar1221@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1450 veces.



Julio César Colmenares García

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /poderpopular/a72857.htmlCd0NV CAC = Y co = US