¿Voto de confianza o disciplina? Otra vez el PSUV

Si los historiadores que tiene el mundo a lo largo y ancho de la historia y sobre todo en los procesos revolucionarios, se pusieran a investigar, sobre la aptitud de algunos de sus personajes delatores, pudieran llegar fácilmente a la gran conclusión, que en todas esas historias de traiciones, no hay un pajuo como el que les suscribe, es decir, no existe en la historia política del mundo, un ser más rastrero que yo, en cuestiones de echar paja.

Y basándome en esa premisa y ese principio metodológico para culminar una investigación y llegar a una conclusión, me voy a basar para decir lo que pienso decir en este escrito. He venido leyendo y escuchando a varios camaradas y dirigentes revolucionarios, manifestándose, de forma comprensiva, de los procesos que se aplicaron en los batallones, para conformación del PSUV, y tengo que ser necesariamente solidarios con estos camaradas, porque yo también he sido crítico y en su debido momento "eche la paja" que debí echar para tratar de desmontar esas patrañas, pero al final se impusieron los que manejan los recursos para comprar adeptos, votos y consciencias.

Pero ahora bien; nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, que a la final es quien tiene el poder de decir las estrategias, para llevar a buen puerto este barco llamado Venezuela, nos ha pedido disciplina, para las decisiones tomadas por las bases, y nosotros, los que nos decimos y nos hacemos llamar revolucionarios tenemos la obligación de ser disciplinados y obedecer la orden del comandante, máximo y único líder de este proceso político de cambios profundos y confiar, plena y absolutamente en nuestro líder, ya que a lo largo de nueve (9) años y mucho antes de esos nueve años, ha tenido el tino de hacer y haber hecho las cosas muy bien, en lo que a estrategias se refiere, y no se ha equivocado.

Los que no pudimos o no supimos desarrollar una estrategia para desmontar las estratagemas de los mañosos, ahora solo nos queda confiar en la sabiduría de nuestro comandante en jefe y dejar para la posteridad un voto de confianza a los que de alguna u otra manera supieron conseguir, lo que nosotros no supimos conquistar.

Es por ello, que hago un llamado a todos los camaradas que estamos apoyando este proceso político de cambios profundos, a que nos convirtamos en portadores de buenos mensajes para un mejor desenvolvimiento y desarrollo del PSUV, y dejar en manos de los hoy representantes del mismo, realizar su trabajo con la mayor de la confianza de que su labor no va a ser dañada por comentarios mal sanos, que solo son producto de una envidia visceral, por nosotros no haber sabido defender nuestro territorio; dejemos a los que quedaron como líderes que realicen el trabajo que nosotros no supimos ni siquiera empezar, y créanme que esto lo digo con todo el dolor del alma, pero como dicen por ahí que dice la biblia "a dios lo que es de dios" y nosotros aguantar nuestro chaparrón. La ineptitud en política, como en el deporte se paga con la derrota. Asumamos nuestro barranco.

Nuestro comandante nos pidió disciplina y nosotros debemos por obligación revolucionaria, obedecer y brindar ese voto de confianza a nuestro comandante en jefe y permitirle, que siga demostrando que su experiencia en cuestiones de estrategias son las más acertada y sino que el tiempo y la providencia, nos cobre los platos rotos. Por lo tanto dejemos al PSUV crecer con sus propios medios y con nuestra ayuda de comadrones y comadronas de ese parto.

Hasta la victoria; siempre

CHÁVEZ, SOCIALISMO O MUERTE

¡VENCEREMOS!

cabacote@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2130 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas