La Guaratara

Comuna en Adviento

Este Domingo con Maduro, el Presidente Obrero estuvo en plena armonía con el Adviento. Vale destacar que Aporrea tiene entre sus virtudes esa amplitud comunicacional, sin sectarismos, sin negaciones obtusas, que le permite a un Cristiano, Bolivariano y Socialista expresar sus ideas abiertamente, aportando a la Patria y la Revolución lo que tanto espera el Mundo Bueno de los hijos e hijas de Bolívar y Chávez: las ideas, la pasión, el aporte a la construcción de esa humanidad en Paz, de amor entre hermanos, de Pachacutí, que nos conduce a la era del Alba Suramericana o al Reino de Jesucristo, como preferimos afirmar los fieles creyentes.

El inicio del Adviento, tan trascendental para las y los Cristianos, celebra la Esperanza en esa promesa sublime de salvación y, quienes duden de la objetividad de esta Guaratara, sólo deben observar el nivel de resistencia, de sufrimiento, de conmoción, de angustias, de creatividad que vive nuestro pueblo en los momentos más crueles de la agresión económica: usura, especulación, impunidad promovida por la ex fiscala, penetración de PDVSA, saboteo a la gasolina, al gasoil y al transporte, extracción de alimentos y papel moneda, pero por sobre todas esas cosas; esas calamidades como se dice en la calle, en las casas, en la conversa diaria, por sobre todo ese dolor, se impone la Esperanza, virtud fundamental de un pueblo cristiano y sabio.

Cuando el Presidente Maduro revela toda la operación gringa inoculada en PDVSA y reimpulsa la Misión Ciencia, lanza el Petro y nos demuestra que logramos superar la dependencia tecnológica en la papacultura, las y los venezolanos no podemos responder de otra forma sino con mayor esperanza, entusiasmo y optimismo en el mañana, en nuestro potencial y talento, en el rol de ese triángulo extraordinario entre las instituciones científicas y universitarias, las empresas y las comunidades, de donde saldrán, así como las semillas de papa soberanas, las Comunas cárnicas y arroceras en Arismendi, las de pieles y alimentos concentrados en Socopó, las de neumáticos, autopartes, fármacos y nanotecnología.

Somos una gran Comuna en Adviento; de esperanza y fe que ha hecho el milagro de la semilla de papa soberana, esfuerzo de años, saboteado por la mafia importadora que trajo de Canadá, no sólo tubérculos transgénicos, sino plagas y venenos, dependencia y contaminación al punto de convertir la cuenca del Santo Domingo en un conductor cancerígeno que afecta cientos de barineses con tumores inexplicables, todo eso gracias a Monsanto, Bejo y sus paquetes agrícolas capitalistas. ¡Con la esperanza del Adviento y el testimonio de nuestros productores de papa, seguimos diciendo: Chávez Vive y Venceremos!

*Profesor de la Unellez

@LaGuaratara Amolando Conciencias



Esta nota ha sido leída aproximadamente 288 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /poderpopular/a256131.htmlCd0NV CAC = Y co = US