El efecto invernadero: un fenómeno sin etiqueta

El fenómeno del desequilibrio ecológico productivo de la contaminación ambiental en la tierra, ha sido un tema obligado y recurrente desde hace muchísimo tiempo. Con la invención del motor a vapor en Inglaterra en la segunda mitad del siglo XVIII, comienza la época del maquinismo. La manufactura y la industria se desarrollan aceleradamente, la emisión de gases hacia la atmósfera y la explosión demográfica en los alrededores de fábricas y empresas generadoras de empleos, se constituyen en factores cadyuvantes del empobrecimiento del hábitat humano.

Convertir el problema de la contaminación y el efecto invernadero en un eje de interés político para desacreditar a las naciones desarrolladas del norte, es argumentar que existe una contaminación mala y una buena. Es un contrasentido producto del interés político abyecto y cínico.

Las naciones buscan una solución y es necesario responder positivamente con actitudes y propuestas factibles. No sesgando la información como lo hace el presidente Maduro y sus aliados en el mundo.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático de 2022, más comúnmente conocida como COP 27, será la 27 conferencia que se llevará a cabo del 6 al 18 de noviembre.

Será la búsqueda de medidas para solidarizarse con otros territorios y cumplir el acuerdo de parís.

Debe constituirse esta Conferencia en un reimpulso con base en el COP26. Reducción urgente de la emisión de gases efecto invernadero, estrategias para la adaptación a las consecuencias del cambio climático. Hacer cumplir el financiamiento de las actividades climáticas a los países con menos recursos.

Esta Conferencia se lleva a cabo en Egipto. Los países del mundo ya se han venido reuniendo en diversas ocasiones para tratar lo referido a las acciones de protección del clima en el planeta. En 1987 el 16 de septiembre, se adopta el protocolo de Montreal para la preservación de la capa de ozono. En consecuencia se logró reducir el efecto invernadero y el daño a una gran extensión de la capa dé ozono.

El secretario ejecutivo del COP27 para el cambio climático, hace un llamado urgente para que en el mundo se invierta en energías renovables. Igualmente el informe del programa de las Naciones Unidas (ONU) del Medio Ambiente sobre el uso de plásticos (UNEP) por ser muy nocivo a la salud, por terminar haciendo presencia en los alimentos que se consumen a diario.

El gran dilema humano es el aspecto productivo, cambiar el performance industrial por una tecnología que funcione con energías limpias no invasivas, como las que se conocen hasta ahora. Es un problema de disposición a darle una pausa al aceleramiento de generación de riquezas, bienes de consumo y capital. No estoy condenando a ningún sistema o modelo económico, pues hasta ahora todos los países desarrollados, potencias y en vías de desarrollo, utilizan energías no renovables y contaminantes del medio ambiente. Todas las economías deben cambiar los usos y recursos tecnológicos.

Las catástrofes globales actuales, son el alerta para que esta conferencia en Egipto no se quede en discursos bonitos. Es el momento de la actuación real para controlar el uso desmedido de gases invernadero e ir usando las energia solar, eólica, hidráulica, eléctrica. Los automóviles movidos con electricidad y energía solar deben reemplazar en un plazo perentorio a todos los vehículos a gasoil y gasolina.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 484 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas