Obama amigo

Respuesta a Blanco Muñóz por su artículo en El Universal

Señor Blanco Muñoz:


Es realmente lamentable que usted, que se dice profesor (eso indica sabiduría…!) y que asume ser, además, analista imparcial de la vida política venezolana, salga con este tipo de notas. Por supuesto que, en lo personal, entiendo su contenido como la respuesta de quien anda sufriendo porque, al parecer, con estos hechos ocurridos en Puerto España, es muy seguro que se le empiecen a cortar los financiamientos bien jugosos que las organizaciones opositoras del país reciben del norte (CIA y sus tentáculos para el “teatro…”), de las cuales usted hace parte y muy activa, para desestabilizar el país y provocar la caída del gobierno de Chávez, tal y como lo lograron hacer en abril del 2002, diás funestos esos, donde además, pisotearon la constitución de 1.999 en el marco de la mayor euforia...Seguro que lo recuerda, ¿cierto...?



No soy de los cree que Obama será una bendición para nuestros pueblos latinoamericanos y que se acabarán los tropelías imperiales, pero si me parece vislumbrar que habrá un cambio de estilo en las relaciones de Washington con lo que ya no podrán ser, jamás, sus patios traseros…



Pero, es que hay más en su nota, la cual transcribo abajo; en ella no hay nada de sustancioso, sino pura estupidez y de la mayor, por ello me asombra que su “sabiduría” se tuerza de esa forma. Mantuve por algunos años respeto por sus escritos, pues lejos de que alguno de ellos pudiera ser calificado de joya literaria, eran amenos y ayudaban, sin duda, a conocer hechos históricos desde perspectivas bastante sensatas.



Me disculpa la crítica ácida, pero no pude aguantarme y más cuando a mi correo me llega todo lo que usted produce, sin que yo lo solicite, a través de un correo de su colega profesora Mary Sananes.



Cordialmente,



Iván Oliver Rugeles







¡OBAMA, AMIGO, MI REVOLUCIÓN ESTÁ CONTIGO!

Agustín Blanco Muñoz


Se quedó fría la sarta de groserías que la revolución le lanzaría al yanqui invasor en la Cumbre de las Américas. Lo menos que muchos esperaban era que a aquello de ignorante le agregara lo de negro y pendejo, parejero, sucio, pitiyanqui, despreciable y otras de sus graciosas ocurrencias verbales.

Pero lo que vimos fue algo muy diferente. El propio corderito de Dios, que se movía obsecuente, con el propósito de ser aceptado y atendido. El presidente de la potencia yanqui tomó la iniciativa. Pero seguramente no esperaba tanta inclinación: “Yo quiero ser tu amigo”.

Que normalicemos las relaciones entre nuestros hermanos países. Pero te pido que depongas tus ambiciones y agallas imperialistas a favor de la convivencia y la tolerancia.

Entiende que debemos tener relaciones de iguales. Porque es cierto que tú conduces la primera potencia del mundo, pero nadie puede olvidar que yo, además de presidente de mi República Bolivariana, soy la cabeza pensante y ejecutiva del proyecto que está llamado a reimponer el socialismo-comunismo en el mundo.

Esta es una obra muy importante y algo que a ti tiene que interesarte, aunque la idea no es volver a la bipolaridad de la guerra fría. Nada de eso. El nuevo esquema de los revolucionarios copiará el que pregonaba el Che sobre los muchos Vietnam.

Vamos a crear muchos polos revolucionarios. De modo que, por un lado estará tu imperio y por el otro esa multipolaridad que tendrá el cuidado de apartarse de aquel internacionalismo proletario que se invocó para fundar la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

En este caso, cada polo, autónomo e independiente se encargará de negociar contigo sin la idea dañina de entromparte ni entramparte. Seremos claros y diáfanos contigo. Como siempre lo hemos sido con el imperio. Ahora, eso si, no te extrañe que en un momento dado volvamos a nuestras andanzas y nos lancemos algunos pregones sobre nuestra condición de militantes antiimperialistas.

No te dejes llevar por las palabras mías sino por los hechos. En este sentido ya te habrán chismeado que yo llegué a llamar bobo, idiota, necio, estúpido, hediondo, delincuente, drogómano, asesino, genocida, destructor, borracho y muchas cosas más a ese que mentaban presidente Bush.

Pero fíjate que en tu caso me paré en seco y apenas te llamé ignorante. Y de inmediato rectifiqué y hoy proclamo tu bella negritud y tu inteligencia.

Siento tus buenos deseos de ayudar a nuestro subcontinente como ningún otro presidente yanqui en toda la historia. Por eso dije y te lo repito mirándote a los ojos que quiero ser tu amigo.

En realidad podemos cultivar una amistad del carajo, nunca vista, bien sentida y profunda, que de verdad sacará a mi país del estado de incertidumbre a que lo he conducido por algunos arranques emocionales y equivocados de lo que llaman nacionalismo que por fuerza impone el antiimperialismo.

Yo en este terreno me muevo con gran solvencia y cuidado. Porque yo sé que no puedo -ni quiero- romper contigo. Yo me veo en el espejo cubano que ha estado a lo largo de la historia de su gran revolución socialista y antiimperialista lamentando la decisión del imperio que los sacó de ese poderoso y apetecible mercado que ustedes se gastan.

Y se lo he dicho repetidas veces a Fidel. Porque de que pelaron pelaron al intentar hacer una revolución sin las mercancías del imperio y creyendo que se podían surtir del mercado mundial socialista.

Por eso, cuando vieron que eso no existía, cayeron en cuenta de que, una revolución para ser verdadera, necesita del inhumano imperio. Por esto, te digo, yo prefiero combinar mi pro, que nunca ha dejado ni dejará de existir, con la prédica contra imperio que impone toda revolución que se respete.

Sabemos que estas son cosas que mucha gente no las entiende, pero para eso estamos los dirigentes revolucionarios, para explicar y convencer de nuestros puntos de vista a las bases del proceso que controlamos a nuestra entera voluntad.

Porque eso si tengo yo. De Fidel, que es mi maestro y mi padre, aprendí que hay que eliminar todo lo que tenga que ver con democracia burguesa para que cayeran en mis manos todas las instituciones, llámese como se llame.

En lo electoral, por ejemplo, contamos con un CNE en el cual no se mueve un dedo sin mirar los míos. De allí que yo tenga ganados los procesos electorales que me dé la gana. Puedo hacer juegos, experimentos e inventar derrotas como la del 02D-07, para hacerles creer a estos pobres diablos que me pueden sacar de la revolución por la vía del sueño de los votos.

Y fíjate Barak en este momento tengo planteada la profundización y radicalización de la revolución bolivariana violenta pero pacífica. Mi triunfo en la enmienda del 15F-09 me convirtió en presidente hasta que quiera un supuesto soberano que yo manejo electoralmente como me salga.

De modo que ahora estoy obligado a seguir empujando mi revolución, a pesar de la baja de los precios de mi gran e imprescindible aliado, el petróleo. Por ello aspiro que tú entiendas que te necesitamos como comprador fiel y equilibrado.

Y te digo más, y ya para finalizar esta larga exposición, que en cuanto a mis planes de consolidación ya estoy montado en este período que me llevará al 2019. En ese momento impondré los lapsos de 10 años para gobernar hasta que no haya garrote que me aguante la vejez.

Y para este propósito necesito, desde ahora, controlar todo asomo de obstáculo. Para ello montamos un buen equipo de perseguidores que liquidan a quien haya que liquidar en el corto o mediano plazo.

Ya metimos en cintura a Rosales, a Baduel, a las FAN por encima de las cuales pusimos las milicias revolucionarias, condenamos a los comisarios y policías como los asesinos del 11/A, le colocamos una autoridad superior a la Alcaldía Mayor para poner en estado de alta tensión a Ledezma. Por todas partes iremos tapando todo vestigio de democracia burguesa.

Como te dije, cada día controlamos más la sociedad para impedir cualquier estallido como el del 27F-89. Lo mismo hacemos con los miembros de las fuerzas armadas que junto con los golpistas de la oposición quisieran promover otro 11/A.

Y en este punto sería necesaria tu invalorable ayuda. Porque si nosotros aplastamos cualquier complot contra la revolución quiero que tu Departamento de Estado actúe como en el 2002 y empuje para acá a la OEA-Gaviria, el PNUD, y el Centro Carter que monte el mismo show de la Mesa de Negociaciones y Distracciones que nos dio el tiempo suficiente para que Smarmatic, el CNE y las misiones cubanas prepararan el fraude del 15Ag.-04.

No te olvides que tu futuro aquí soy yo. Te garantizo el petróleo al precio que puedan pagarlo en la misma forma que he mantenido la eliminación de la doble tributación, para que ustedes obtengan sobre ganancias en todo el trato comercial que hacen con nosotros.

Mira Negro, cuando vengas para acá trae a Hilary para seguirles explicando como he ayudado, como el que más, a convertir esto en un ex-país y llevarlos a una arepera de reinas pepeadas y a la Ruta de las Empanadas de cazón y chiguire.

Y no te olvides que hemos sido y somos fieles pagadores de la deuda a pesar de formar parte de VENECUBA y estar comprometidos a adelantar nuestra revolución por el esquema de aquella. Claro, a esta hora hay que decir que esto de revolución hoy es un negocio redondo para gente como Fidel y yo que estamos al frente de estas dos que juntan a Cuba y Venezuela.

Y fíjate que Fidel montó una obra cumbre, con enfermedad terminal incluida, para poner en su lugar a su hermano y darle alguna amplitud al régimen que permitiera lograr acuerdos con tu imperio que, junto con el petróleo venezolano, garanticen su sobre-vivencia.

De modo que hoy yo quiero ser tu amigo. Pero también quieren serlo Fidel y Raúl. Y todos cantamos al unísono la consigna: Obama, amigo, Venecuba está contigo! abm333@gmail.com

El Universal, 24 DE ABRIL DEL 2009.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1694 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a76706.htmlCd0NV CAC = Y co = US