La impunidad: una bomba de tiempo

Ciertamente resulta preocupante que a estas alturas del proceso revolucionario continuemos con tantos vicios de la IV República, lo que al final pudiera resultar más nocivo de lo que normalmente pensamos. Un caso patente y patético, es la impunidad "dejar hacer, dejar pasar".Es posible que la tolerancia desmedida forme parte de la capacidad de perdón de nuestro comandante presidente que el 13 de abril en vez de regresar con la espada en la mano cortando cabezas, como tenía que ser, se presentó con un crucifijo pidiendo reflexión y presentado excusas a sus verdugos; pero la capacidad del pueblo tiene un límite y cuando se satura de rabia y se encrespa es capaz de hacer funcionar la justicia popular. Eso es lo que no deseamos ni queremos.

Somos muchos los que nos engullimos esa provocación gracias a la capacidad de tolerancia que hemos desarrollado a través de los años de lucha, de la formación revolucionaria, de la lectura, el análisis y la reflexión, pero una inmensa mayoría de los afectos al proceso no entiende como cada día los mafiosos desafían, insultan y maltratan impunemente al pueblo y a su presidente sin que exista una sanción. Hemos visto como los facinerosos de la IV República están desbocados diariamente en los medios insultando, descalificando y amenazando al Comandante Chávez y no hay un organismos que haga cumplir la Ley. El capo de un cascarón vació que se llama AD, quien en cualquier país del mundo estaría tras las rejas pagando los crímenes de lesa humanidad que durante más de 40 años cometieron el y sus pandilleros, en esta Venezuela de la impunidad y el libertinaje, se da el lujo de salir en TV, con su histérico amaneramiento descalificando, insultando y amenazando de muerte al Comandante Chávez y no hay órgano jurisdiccional que lo impute. Vemos como cuatro delincuentes, que solo basta con verles la cara para saber a la calaña o estofa a que pertenecen, se van a Puerto Rico, a buscar recursos económicos y un guión que está en marcha para derrocar al gobierno y se dan el lujo de amenazar, burlarse del pueblo y atizar a sus vándalos para que prendan fuego a Caracas y al país y no hay quien los pare. "Los Cuatro Padrinos" o los "Cuatro Fantásticos" como los denomina el colega de Ávila TV siguen su carrera delictiva "sin cuidarse ni la forma" como dijera el siempre recordado Carlos Puebla.

Terrorvisión, una planta cuyos propietarios utilizan un espacio radioeléctrico que es de todos los venezolanos, para sembrar terror en población, para llamar descaradamente a la insurrección militar y al sabotaje, que planifican los actos violentos con sus "Cachorros" para luego darles cobertura sin límites y hasta hoy Conatel no ha hecho nada "El Padrino" sigue limpiándose la nariz con la Ley de Responsabilidad Social en Radio y TV, mientras el pueblo se muerde los labios hasta sangrar frente a la impotencia.¿Pero hasta cuando soportará, su condición de yunque, para volverse martillo?

Como si fuera poco ahora "Los Cachorros de Cipayos" y nos disculpamos ante la memoria del maestro Ángel Raúl Guevara,( autor de "Los Cachorros del Pentágono) por utilizar su estilo para designar a estos descastados delincuentes juveniles, se han dado a la tarea de marcar al Guaraire Repano, como objetivo militar, es decir como un blanco al que hay que atacar y que debe ser objeto de la guerra de violencia desatada contra la institucionalidad que dirigen desde los grandes medios de comunicación audiovisual, los "Capos" apátridas asalariados de la CIA.

Cuidado señores...el pueblo es sabio y paciente, pero también es arrecho y cuando se encrespa no hay quien lo pare.

*Periodista

cd2620@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1314 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: