Espaturrando indios en Bolivia, con el aval de las "casas que deben vencer las sombras" y algunos de sus estudiantes

De Juan Ginés de Sepúlveda a Yon Goicoechea

"La casa que vence las sombras", así define el himno de la Universidad Central de Venezuela (UCV) a esa alta casa de estudios. "Del pueblo venimos y hacia el pueblo vamos", creo que de esa manera se canta en el de la Universidad de Oriente (UDO).

Ignoro, debo reconocerlo, como se califican las Universidades Católica Andrès Bello (UCAB), Simón Bolívar, ambas de Caracas, y la Santa Maria, regada por varias regiones del país. Y he nombrado estas cinco, porque de ellas, ha salido gran parte de los estudiantes que protestan porque aquí en Venezuela no hay libertad de ningún tipo.

Incluso Yon Goicoechea, de la UCAB, se convirtió en un producto de exportación para ilustrar al mundo como en Venezuela la democracia desapareció. Por cierto, en este régimen dictatorial, acaba de concluir un acontecimiento nada común. Dos millones quinientos mil integrantes del PSUV, partido liderado por el presidente Chávez (justamente el dictador de quien habla el bando opositor) votaron libremente para escoger sus candidatos a gobernadores y alcaldes para las elecciones venideras de noviembre. Mientras que opositores usan el dedo, negociaciones mercantiles, conciliábulos de cogollo, como metodología "democrática" para el mismo fin.

Aquel "dirigente estudiantil", estuvo en Santa Cruz, Bolivia, animando a los autonomistas y enseñándoles formas de proceder para "democráticamente", con las guarimbas, llamados a los cuarteles incitando al desconocimiento de las autoridades y deshacerse del gobierno. Incluso inoculando desprecio por los adversarios, sobre todo por aquellos "desdentados y mal vestidos"; y lo que es más, contra quienes como él y Marinkovic no tienen la fresca sangre europea o gringa, y además "son pobres de solemnidad", como decía una tía.

Este Goicoechea, no tuvo empacho en ponerse de rodillas, y por intermedio suyo puso a los estudiantes que siguen el movimiento del cual es cabeza de ratón, al recibir un jugoso premio en dólares de una institución norteamericana muy rica pero poco respetable. Que en verdad no le premia porque nada meritorio ha hecho, es más bien corto, sino le financia para continuar sus acciones para estorbar al gobierno. Y estando en el menester de recoger la remesa, aprovechó para difundir su discurso acerca de lo que entiende como democracia. Que no es mucho, por cierto.

Y los estudiantes y autoridades universitarias que en Bolivia, siguen los pasos de quienes manejan "la casa que vence las sombras" y líderes, como el estudiante de la UCAB, en la ciudad de Sucre, se les salió la clase, la enseñanza que reciben acerca de la forma de ser libres y la manera de prodigar la libertad. Dando una demostración de la extraña forma de haber vencido la oscuridad u oscurana, como dijese Gallegos, salieron a la calle a cazar indígenas como en tiempos de la conquista, para mediante la fuerza y amenazas de tomar más represalias, después de golpearles brutalmente, obligarles a ponerse de rodillas y pedir perdón por existir.

Yon Goicoechea, se arrodilló con premura, lo hizo gozoso y sonriente. Los indios bolivianos, otra vez, con gran dignidad lo hicieron por la imposición de las bárbaras huestes, las cuales como Juan Ginés de Sepúlveda, creen que estos descendientes de los habitantes originarios, no poseen alma. O lo que es lo mismo, no son humanos y por ello carecen de derechos.

Por cierto, y esto forma parte de lo que en Sucre los Universitarios han aprendido y Goicoechea ya trajo en los genes, el historiador y académico de Méjico, Edmundo O`Gorman, cuyo apellido en nada sugiere la sangre azteca, al defender las ideas de Sepúlveda contra Bartolomé de Las Casas, habla de "la por entonces moderna tendencia nacionalista que pretendía justificar, en nombre de los supremos intereses de la civilización, el derecho de dominio sobre los pueblos estimados como bárbaros y en límite de todas las naciones de la tierra". Es decir, la tendencia nacionalista, la de Sepúlveda tenía toda la razón del mundo de atropellar y aniquilar a los pueblos indígenas, por "los supremos intereses de la civilización". Y pensar que los árabes, pese a que dominaron a España por varias centenas de años, fueron más tolerantes, menos irrespetuosos y represivos.

Para este historiador, las ideas de De Las Casas, no eran más que un "imposible ideal de universalismo cristalino que pretendía superar las diferencias de razas y grupos individualizados…". Ese imposible ideal, era apenas que a los indígenas se le tratasen como humanos y se le respetasen unos pocos derechos.

En Venezuela, los opositores dan reiteradas muestras de desprecio por la gente humilde que apoya al presidente Chávez; para aquellos, estos son hordas – le asocian al hombre primitivo-, Chusma y en algunos discursos hasta les niegan el derecho a decidir sobre el destino del país.

En Bolivia, los indios quienes son los dueños originarios del aquel territorio y constituyen la inmensa mayoría, deben pedir perdón por existir a los Marinkovic, a estudiantes privilegiados y autoridades universitarias, que llenan todo de sombras. Porque como se concluye acerca del pensamiento de O`Gorman, por el nacionalismo de Marinkovic, los terratenientes y universitarios privilegiados de Bolivia, "hay que espaturrar a los indios de Evo, por el bien de la civilización".

El mundo quedó consternado ante tan escandaloso y humillante acontecimiento. La OEA y la ONU, lo condenaron por racista y bárbaro.

¿Y qué dicen las Conferencias Episcopales, sobre todo las de Bolivia y Venezuela, sobre esta ofensa a Dios y Cristo?


damas.eligio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1940 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a58292.htmlCd0NV CAC = Y co = US