El enemigo de mi enemigo, es mi amigo: Las derechas vs. los humanistas democráticos

Muy probable que estas líneas causen “escozor” a mis amigos de las derechas; pero, nos, podemos y así lo hacemos, separar la política de la amistad. ¡I´m so sorry! Pongamos el tema a conversar: “El Patriotismo de las derechas venezolanas”. Para ello, primero, vayamos a la definición del vocablo “patriotismo”. “Amor a la Patria” (Diccionario Ideológico de la Lengua Española. Julio Casares de la Real Academia Española. Editorial GG, Barcelona, 1988, pp. 887) ¿A cuál Patria nos referimos? Es evidente que a Venezuela. David Isaacs: “La Educación de las Virtudes Humanas”, Tomo II, Ediciones Universidad de Navarra, S.A., Pamplona, 1980, pp. 265, transcribe un pensamiento de Santo Tomás de Aquino en la página 246 que reza: “Después de Dios, son también principios de nuestro ser y gobierno, los padres, ya que de ellos hemos nacido, y la patria, puesto que en ella nos hemos criado. Por tanto, después de Dios, a los padres y a la patria es a quienes mas debemos.” (Hemos resaltado las palabras: la patria).

En la autopista del Este a la altura del mural de Zapata, hay una valla que dice: “Dios perdona, la ignorancia no”. Se resaltan las palabras: “Dios” y “No”. Hay una “ley” que obliga a los cristianos-católicos a “…no usar el nombre de Dios en vano…” Creemos que es pecado y grave. Claro para eso esta el sacerdote y el sacramento de la confesión y dele!!!. Decía el Comandante Fidel Castro en referencia a un amigo que “…Dios cuando creó a (nombre de la persona), había roto el molde para que no se pudiera repetir…”. Ese amigo, muy respetado por nuestra persona, tiene los mismos sentimiento hacia el Comandante Fidel. Quizás, a ambos, se le obnubila la vista y van más allá de los “mandamientos”. Uno por ser educado con los jesuitas y el otro por confundir (a nuestro criterio) la santificación del trabajo con la política. En todo caso, ambos, monstruos políticos, se califican en términos ideológicos. La política aunque sustentada en una ideología, necesariamente, obliga a “las partes” a sentarse y conversar por el “bien común”, es decir, por el bien del Soberano. Ninguno está por encima del Soberano. Y el Soberano lo que quiere, desea, lucha y cree es en el “bienestar social”, es decir, educación, salud, alimentación, diversión, solidaridad, amor a la Patria, entre otras muchas aspiraciones.

Cuando Mario Silva en su programa “La Hojilla” hace un llamado a ponerle coto a los excesos de la planta televisora “Globovisión”, está haciendo un llamado “ideológico” y “patriótico” no está pidiendo el cierre sino que el Ejecutivo asuma su responsabilidad “cultural” e “informativa” y decida como “manejar” dentro de los “derechos humanos”, los “derechos legales del Soberano” y los “derechos jurídicos de la propiedad privada” tal tema por espinoso que resulta. Separamos, con intención, lo “cultural” de lo “informativo” porque, como también mostró a su extensa audiencia el “bachiller” Silva, el micro de un grupo de teatro en contra de la Reforma, es y compartimos su criterio, “extraordinario”. ¿Existe una cultura ideológica del proceso humanista, democrático, socialista del actual proceso de “cambios profundos” que se viene impulsando en la Republica Bolivariana de Venezuela dirigidos por el Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías? Queríamos decir mas arriba que el comportamiento de las “derechas venezolanas” dentro del concepto de la virtud humana del “patriotismo”, deja mucho que desear. Quizás nuestra educación paterna haya sido, en el marco de ese concepto, muy estricta para gusto de los “blandengues”, pero preferimos actuar como lo hicieran en conciencia aquellos que, aún no siendo españoles, estuvieron “in situ” al lado de los republicanos durante la Guerra Civil Española. Es un asunto de principios, además de patriotismo, de “dignidad y amor propio”.

Permítasenos hacer una referencia a un “hecho histórico” que sucedió durante la “Dictadura del General Franco”. Las crisis sociales y económicas que se vivía en los años 50 y 60 en la España franquista eran de “suma gravedad”. Una serie de tecnócratas católicos, todos miembros de una Prelatura, propusieron un plan basado en el desarrollo del “Turismo europeo hacia España” y les funcionó. Pues bien, decir que esos ministros eran “franquistas” es una “aberración”. Ellos cumplieron con su Patria, eran “patriotas”, vivieron la virtud del “patriotismo”. Nos consta, por conversaciones con P. Felix, el carácter anti-dictatorial de los miembros que contribuyeron a sacar a España del atraso de la “dictadura de Franco”. Curioso resulta que miembros de esa misma organización eclesial, respetuosos y preparados venezolanos, mantengan un comportamiento, por demás, “muy negativo” rayando “lo absurdo” hacia “todo”, absolutamente todo, lo que el Gobierno revolucionario y bolivariano propone, lleva a la praxis, compone, expone y trata de solucionar en nuestra Patria llamada Venezuela. Pero “la ideología”, mal aplicada, es la madre de todas las actitudes absurdas de la Política.

¿En qué se diferencia la ideología del capitalismo de la propuesta ideológica del socialismo humanista? ¿Por qué ese encono en contra de cualquier propuesta que vaya en beneficio del Soberano? ¿Por qué esa actitud en decir que “su propuesta capitalista” es mejor que la praxis socialista? ¿Por qué el negar todo lo bueno que se ha alcanzado en favor del Soberano? Por absurdo que nos parezca toda la tesis de la ideología del Capitalismo se basa en la “ganancia” (plusvalía-acumulación, a decir de Aristóbulo) de la “propiedad privada” del “único propietario privado” que, irrespetuosamente, “humilla” a sus empleados(as) y trabajadores(as) desconociendo el equilibrio entre las horas de “laburo” y “la justa paga” sobre la base de las “ganancias reales y objetivas” de la “empresa privada”; es decir, en palabras del marxismo: “la explotación del hombre por el hombre”.

El comportamiento de la derechas nacionales y continentales apoyadas internacionalmente, nos obliga a aceptar que “hay una Guerra Ideológica” en contra de los Soberanos de todos los países del continente americano. Bien lo mencionaba, palabras más, palabras menos, la Dra. Eva Golding en el programa “Dando y dando”, es necesaria que haya una revolución en los Estados Unidos de América; nos decimos que no es necesario que alcance los conceptos que consideramos como “revolución”. Sería suficiente que “culturalmente, la sociedad norteamericana entrara en conocimiento de las “realidades circundantes” de sus vecinos. Inclusive del vecino del “estado de al lado”. Es necesaria esa “revolución” para que aquellos de nuestros compatriotas de las derechas comiencen a aceptar que el “paraíso Disney” es un “infierno”. Pongamos algunos ejemplos. Dice la revista especializada “SAVEUR”, Diciembre, 2007, n° 107, p. 26: “Mas de 35 millones de norteamericanos no les alcanza el dinero para comer.” Y para capitalistas consumados, la revista “Gourmet” (en inglés), Diciembre 2007, p.63 comenta que: “Los países menos desarrollados del mundo, pagarán 90% mas por la comida este año 2008 que lo que pagaron en el año 2000.” ¡Claro! Hugo Rafael es malo, maluco por que es amigo de Fidel.

delpozo14@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2172 veces.



Miguel Angel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a48651.htmlCd0NV CAC = Y co = US