Baduel al Casting

Jamás se le podría negar al Imperialismo Internacional el esfuerzo de no haber procurado ni ensayado fórmulas y condimentos para encontrar un fenómeno capaz de mantener a la Oposición, por lo menos, unida en la afanosa tarea de sacar o tumbar a Chávez.

Desde tiempo antes de la llegada de éste a Miraflores los “caza talentos” han merodeado los confines y sub-confines de esta patria para encontrar lo que a partir del 27 de febrero de 1989, se ha convertido en el “eslabón perdido” más buscado para lograr sobrevivir en esta nueva realidad política.

Muy amargamente lo sabría el mismo Caldera quien pronto evidenció que necesitaría más que la “baba de caracol” del sr. Petckof para rejuvenecer el invernal impulso de su propuesta país. A partir de sus aun recordadas palabras en el ahora extinto Congreso de la República, donde a todo pulmón inmortalizó a través de un “mea culpa” la novel estrategia de llegar nuevamente a Miraflores, se evidenció que la “cuarta república” y sus dinosaurios ya eran cosa del recuerdo. Si bien el espíritu del 4 de febrero y el 27 de noviembre por vez última permitieron a un representante del pasado dirigir los destinos del país, fue este mismo reclamo quien, a la postre, no les permitiría la holgura necesaria para que Caldera justificara la gobernabilidad y mediara la convergencia con el pasado.

De aquel entonces más han sido los que se han ido con las tablas en la cabeza que los que han logrado acertar la credibilidad de su liderazgo. La enorme lista incluso desafía la cordura misma de esas infaustas intenciones. La inocencia en algunas oportunidades ha sido tal que incluso han buscado en los mismos cuentos de hadas la fórmula como combatir al fenómeno Chávez, sino como explicarse la seriedad y el equilibrio de su racionalidad cuando a la misma “candida barbie cabellos de oro”, Irene Sáez y su aun recordado cetro de belleza, se le consideró con pasta suficiente para que se le midiera políticamente.

Algunos con más o menos encantos han venido desfilando en este intento. Por no dejar podríamos nombrar al que hasta se hizo acompañar de una gallina y que ahora, incluso, nadie sabe donde la escondió. Rausseo, mejor conocido como “er Conde del Guacharo”, también osó desafiarlo, y sin más ni más también encontró musas para demostrar la autenticidad de su grado académico, ideando su propia y seria propuesta política para el país. Sin duda el más ingenioso y chistoso lo ha sido el propio Manuel Rosales, el que definitivamente impregnó de cotidianidad a eso que el lenguaje se haya en constante búsqueda desafiante.

En cambio Baduel definitivamente se la está tomando con seriedad y con calma, para nada pretende caer en los errores cometidos por sus predecesores. De antemano está convencido que la tarea inmediata es no abusar de la paciencia y la cordura de quienes quiere convencer, y que definitivamente los sabe en el dilema de no ver en el actual gobierno una nueva y verdadera realidad de cambios. Para este sujeto cualquier posibilidad de éxito estará condicionada a la forma como sobrelleve su relación con el principal medio de la oposición, Globovisión. Si bien este canal es la puerta abierta a las posibles contribuciones financieras del extranjero, también es mucho más cierto que ha sido y ha servido para sobre poblar de “presidenciables” los cementerios de Venezuela.

A partir de este 02 de diciembre para Baduel, Ismael y doña Marisabel las cosas están más estadísticamente claras. Su camino es llegar a la confianza de esos 3 millones de venezolanos, a lo que creen podrán convencer mediante la experiencia dejada por la “revolución de colores”. Confían que por diferentes flancos se le podrá continuar confundiendo sobre la estrategia del verdadero camino.

Baduel sabe, y de hecho ha estudiado, la guerra de “cuarta generación”. Lo que sí no sabe es que Chávez ya ha comenzado a tener conciencia de sus desaciertos, y comienza nuevamente a dar otra gran batalla.

waldomunizaga@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2253 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor