(¡El candidato soy yo!)

Conde del Guácharo, Bienvenido

Quiero hacer un alto en el debate político que hoy nos ocupa y referirme a un libro que he terminado de leer.

No puedo decir que soy un ratón de biblioteca, pero siempre he creído en las palabras de un profesor de Filosofía Rusa que me acercó (en mi época de estudiante universitario en la siempre querida Universidad Patricio Lumumba, de la gloriosa ex Unión Soviética) a entender el Marxismo. Él decía: “El libro te encuentra, no pretendas leer lo que supones debes leer, el libro te encontrará”.

Muchos libros han caído en mis manos en estos últimos meses, hoy termino de leer uno que, por razones del destino, fue puesto en mis manos: EL CANDIDATO SOY YO, de Er`Conde del Guácharo, aquel que hombre que se apoda Benjamín Rauseo.

Benjamín Rauseo relata lo que fue su paso vertiginoso en la política y de cómo fue vulnerada su humildad por aquellos intolerantes que hoy siguen amasando sueños de sedición y asumen una superioridad irracional. No permitirían que alguien con un tono conciliador, de extracción humilde, sin odios, enfrentase de tú a tú en la contienda electoral al Presidente Chávez.

Imponer una candidatura basada en el odio, en la revancha, en la traición, es la forma más absurda y baja de hacer política (única forma en la Cuarta República), como lo fue la campaña del otrora Chuky (Manuel Rosales). Una candidatura impuesta, alejada de lo más puro que tiene nuestro país, su pueblo.

Este es un libro que nos adentra en la vida de un hombre que un día soñó, bajo su propia óptica, la construcción de un país mejor. A veces en broma, otras en serio, con la adversidad a cuestas, se enrumbó en un mundo incierto, que lo llevó a entender la política de la manera más degradante en que podemos concebirla: la traición.

Como bien dices Benjamín: “nadie quería poner las bolas en el yunque” (refiriéndote a la oposición) necesitaban a un “pajuo, un “carajo” que “tuviera las bolas de echarle pierna”, donde no sólo enfrentabas a todos aquellos que certificamos este proceso político que encarna Chávez, tus mayores enemigos eran y son, la oposición de extrema derecha, la superioridad y prepotencia de la oligarquía criolla, así como la arrogancia de tus “compañeros” del gremio artístico. Cómo olvidar la carta que te envió el tal Laureano (endiosado en su propia miseria pseudo intelectual), hombre que odia la chabacanería de tu humor, o el odio extremo de una artista de telenovelas que no se cansó de PERPETUOar improperios malsanos a tu candidatura ¡triste! hoy la disculpa es sólo algo formal.

Más allá de lo por tí relatado en el libro como vivencia y claro mensaje de rechazo a esa forma de hacer política por aquellos que te engañaron, aquellos que de una u otra forma alimentaron en ti un sueño, quisieron utilizar tu imagen como experimento mediático, surgen dudas ciertas hoy sobre esta oposición que reniega de esas mayorías excluidas y que hoy lanza un nuevo experimento como es la utilización de jóvenes estudiantes a liderar una propuesta que nadie entiende, conociendo como único objetivo el plan para desestabilizar al país, calentar la calle y apropiarse por la vía del golpe, de la República.

Recoges paso a paso ese transitar por un camino desconocido por tí, no alimentas odios ni rencores, no delatas a los traidores, cubres a los amigos en la gloria de tus pensamientos, no lo haces público. Mis respetos.

Sin lugar a dudas el aprendizaje fue bueno, no puedo certificar que seas político, pero sé que has aprendido a ver que no se debe hacer en la política.: No abandonar nunca los principios que nos mueven hacia metas ciertas, basados en la convicción de nuestros objetivos y nuestras pasiones.

¡Bienvenido Conde a la política! quiero expresarte que todo aquel que se maneje sin odios y sin resentimientos, tiene un caudal de vientos por cosechar, el país necesita una oposición racional que permita la construcción de la patria que todos queremos, una nación donde todos podamos convivir en paz, como venezolanos que somos.

http://chamosaurio.blogspot.com/
Chamosaurio@gmail.com

P.D.-Buen libro para entender cómo no se debe hacer política y el por qué, cada día, la oposición irracional se encuentra más en minusvalía.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3757 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a44945.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO