Venezuela en la Copa América goleó a la oposición

Por estos días nuevamente la oposición vuelve a la religiosa costumbre de no escatimar esfuerzos y payaserías a la hora de pretender calar aparentes motivos para que los pocos disociados que aún quedan mantengan y prolonguen su presencia en las calles. El esfuerzo es descomunal y ralla ya en lo recurrentemente ridículo. Como en anteriores oportunidades francamente se les vislumbra el resultado de su trasnochado y estéril delirio.

Si bien la Copa América en determinado momento les resultó oportuna para sus recurrentes intenciones de encontrar la salida del gobierno revolucionario del poder, el atractivo y la organización de la misma ha echado por tierra estos inconfesables planes. La irracional locura despertada principalmente por el canal Globovisión (Alo Ciudadano y Buenas Noches), y algunas terroríficas páginas Web (Noticiero Digital y Ruedalo.org), hacían predecir cuáles eran sus tétricas estrategias para este magno evento. Se buscaría la masiva presencia de manifestantes a las puertas de los Estadios y rogar que un nervioso efectivo militar les consiguiese por lo menos el muertito que tanto necesitaban, y así armar el escándalo internacional como el ocurrido en la plaza Tian’anmen en 1989.

La masiva presencia de reporteros internacionales cubriendo la Copa no les permitió la soltura e impunidad necesaria por mantener la misma actitud irresponsable al tratar los hechos noticiosos. Sin embargo, por eso de que a falta de cordura buena es la locura, todavía así han persistido en pretender enlodar una Copa que a juicio de la Conmebol, periodistas internacionales y para orgullo de los venezolanos, ha sido la mejor organizada, la de más asistencia y, como si fuera poco, la que en más estadios se ha desarrollado, evidenciando sin duda la amplia democratización de la racionalidad de este gobierno.

Felizmente la Copa ha llegado a su final. Las hazañas y experiencias han sido desbordantes y necesarias para combatir el viejo adagio sobre la supuesta flojera e inutilidad del venezolano. El verdadero anfitrión y organizador, el pueblo llano y sincero de Bolívar, una vez más logró dar demostraciones de su nivel y responsabilidad organizativa frente a los retos que se le presentan. Atrás quedarán desvergonzadamente todas aquellas voces que apostaban y trabajaban al fracaso de Venezuela y de la Vino Tinto. Afortunadamente se les logró ganar por una contundente y limpia goleada.

waldo.munizaga@corpomaracaibo.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2662 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor