De Manuel Rosales a las Águilas Chulas

Avìspate Manuel Rosales, no te pongas a creer en pendejadas y perder el sentido de la historia. Como a Mercedes, de la bella canción de Simón Díaz, en el recodo del río, está un enorme caimán acechándote.

La vieja oligarquía y la nueva “nobleza” que el maná petrolero generó, derrotadas consecutivamente por Chávez, se manejan en dos aguas. Una de pendiente pronunciada que opta por la salida inmediata, sin importar lo que haya que hacer. La otra, de menor caída y de mediano plazo, consiste en esperar que el comandante se desgaste y derrotarlo por la vía electoral.

Independientemente de la vía, los opositores deben consolidar un liderazgo. En el ayer reciente, tuvieron en ti Manuel, un portavoz confuso y de dudoso pedigrí. Es verdad que tú, que poco de tonto tienes, creaste de un grupo regional, un movimiento nacional al cual se adhirieron “dirigentes”, suerte de equilibristas, venidos de otros partidos.

Pero es bueno que recuerdes, que los descendientes de aquella clase llamada por Herrera Luque los “Amos del Valle”, y Jorge Rodríguez, ha mencionado varias veces en estos días, en contubernio con los amos de afuera, por tiempo mandaron en este país y engulleron con avidez sus riquezas.

Y tipos como tú Manuel, sólo han servido de mamparas. Basta que revises la lista de presidentes de la IV república, para que ilustres el asunto. Claro, bien se sabe que también aprovecharon para meter la mano.

Todavía, ellos, los “Amos del Valle”, no han podido parir un candidato propio para entrarle de lleno al botijòn. Se han visto obligados a compartir el poder y la piñata con populistas como tú y compañeros tuyos que ya estás recordando. Pero, eso sí, siempre se reservaron una nutrida representación parlamentaria y sus gerentes ocupaban cargos claves del gobierno. Por eso, las líneas maestras de la política se diseñaban para favorecerles y entregarles el ingreso nacional y el producto del esfuerzo de los trabajadores.

Ellos Manuel, los tienen a ustedes como un mal necesario por ahora. Y te digo así, porque ya les molestan demasiado. Juran en sus conversaciones íntimas, que el fracaso del modelo, lo que se tradujo en el ascenso de Chávez al poder, es sólo culpa de ustedes. Y ellos, lo que podría ser un consuelo para ti, todavía no tienen un candidato que porte su ADN, capaz de derrotar al Presidente Chávez.

Pero, te lo advierto a tiempo Manuel, no creas en “cantos de ballenas”; estos “Amos del Valle”, también como aquellos de la historia colonial, tienen sus “Águilas Chulas”. Te aclaro porque sé que no sabes de qué te estoy hablando, que se trataba de peninsulares blancos, limpios de bola, que se casaron con las hijas de aquellos y terminaron por manejar sus negocios.

Y, como ayer, los “Amos del Valle”, prefieren a sus “Águilas Chulas”, porque en fin de cuentas “son de la familia”, a advenedizos como tú y quienes antes ocuparon Miraflores.

¿Y sabes Manuel de quién te estoy hablando? Por los chismes que corren deberías saberlo. Y si en la luna estás, cosa que no me extrañaría, te aconsejo que te cuides muy bien de Marcel Granier.

Todo el acontecer sobre el asunto RCTV, sobre todo en el día final de la concesión fue como el volar, aunque rasante, de un “Águila Chula”.

Ponte pilas Manuel, y no te extrañes que muchos quienes recién llegaron a rodearte, con frescura te digan “chao pescao”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2627 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a35521.htmlCd0NV CAC = Y co = US