La postal de la indignidad. La embajadora de EEUU, a Lòpez y Borges, sentó en un pupitre y les leyó la cartilla

Vea la foto, observe la actitud de los tres personajes que allí aparecen, que parecen "Los tres mosqueteros", que estos eran cuatro, sólo falta Guaidó, que no pudo ir porque está demasiado ocupado combatiendo la fiebre, no la del Covid, sino la que en ellos se ha desatado al saber que están a punto de chicharrón; observe como quien hace de jefe, porque lo es, la foto y la nota lo remachan, a los dos que tiene al frente, les dicta la cartilla con la orden. Además, a Guaidó esa misma orden estaba dada y, pese a él hay que repetirle las cosas, pareciera que no se atreve a salir de Caracas. "No los llamé para discutir nada con ustedes, sino para darles una orden"; eso dice la foto y por si alguien tiene dudas, por poco observador, tómese en cuenta que, la nota, es nada más y nada menos que un twitter de la propia embajadora de los EEUU en la ONU.

https://www.aporrea.org/tiburon/n365100.html

Obsérvese como la señora en la foto, lo que es la realidad misma, asume el rol de la maestra o de la jefa y, quienes tiene al frente, son sus alumnos o simples subalternos. Ella habla y gesticula con seguridad y los otros dos escuchan atentamente y hasta con el rostro inclinado. Parecen dos carajitos a punto de tomar la primera comunión ante un cardenal. Cáptese que Borges se adelantó y llegó hasta donde debía de primero, mientras López, inicia el movimiento, pero llevará al rostro a la misma posición, propia del acto de la comunión y del creyente ante el cardenal.

"Ustedes dos callados. Pues así se les mira mejor y ya que les miramos con mirada nueva. Desde cuando Obama se les dio luz verde, hasta ahorita, ya van unos cuantos años y el gobierno que prometieron sacar y para lo que les dimos bastante real, de los nuestros, pero primordialmente de los de Venezuela, allí está. Y aunque estropeado, con mucho menor gente que la que antes tuvo, sigue como que si ustedes no le hubiesen hecho nada. Y es así, porque el deterioro que ha sufrido y sufre, se debe a las sanciones por nosotros impuestas y los persistentes errores de ellos, que les han restado respaldo y por lo que mucha gente se les ha ido. Pero, repito, no es por ustedes. Al contrario, por culpa ustedes, hasta quienes les adversan, están dispuestos a defenderlo y nosotros ya nos cansamos de eso."

Sigamos viendo la foto y leamos lo que ella dice, lo que ya dijimos y como ellos dos, Borges y López, escuchan calladitos, como carajitos a quien la maestra regaña por haber hecho la tarea mal y roto gran parte de los muebles del salón de clases. Vean como la maestra agita las manos con energía, muestra como les regaña y casi dice "no se puede ser más inepto y desacertado de lo que ustedes han sido". "No aciertan pegar una piedra ni en el enorme frontón ese de la escuela donde se juega pelota vasca y por todo eso, ya esta vaina se acabó".

La maestra es de tanta calidad pedagógica que, hasta su gestualidad, volvamos a observar las manos, el cuerpo y la cara, pese tenga una mascarilla, transmite con claridad su mensaje.

Y como ellos dos llevan mascarillas por el Covid, pese los tres están vacunados, les advierte "no vayan a creer que, porque tienen mascarillas puestas, no sé bien quien es cada uno de ustedes. Tienen su historial y yo los tengo. No sólo sé sus nombres y los roles que han jugado de manera convencional y oficiosa, sino lo que han creído hacer a la escondida".

Y ellos dos, intimidados, como muchachitos mandados, escuchan con la cabeza baja, muy atentos, pero como esos mismos que, pese se intimiden, "no entienden un carajo", pero se ven obligados por el mando y la fuerza de la voz de la maestra o del capataz de la finca.

Eso dice la fotografía que, es tan elocuente que lo que dije, en ella se lee y el lector también puede leer, pero por si quedan dudas, a quien no sabe leer señas y postales, leamos el texto del twitter que, como ya dije, emanó de la propia oficina de la embajadora estadounidense en la ONU y, conste, no es una versión de segunda mano, que pudiera dar pie para que se hable de una noticia falsa.

Dice la nota que, la embajadora les comunicó a Leopoldo López y Julio Borges "que Washington apoyaría una solución negociada a la situación política del país suramericano".

Nada de pedirles opinión y menos solicitarles que en sus partidos discutan el qué hacer, se limitó darles órdenes para que sepan a qué atenerse de ahora en adelante, como que esta guachafita y juego de carajitos malcriados se acabó. Y agrega la nota, como para que no quede dudas que, además la señora Thomas Greenfield, se limitó a "trasladarles a esos políticos que el apoyo de EEUU está por a una solución negociada que conduzca a elecciones libres y justas en Venezuela".

Y esta orden, dada por la señora Greenfield, ayer en Quito, en la toma de posesión de Lasso a López y Borges, como para que no les quede dudas y no sigan "cogiendo piedras", porque eso es lo de ellos, es la misma que, días atrás, por otra vía, dieron a Guaidó, quien como acabando de salir de un largo sueño, salió a proponer, "justo lo mismito" a Maduro, quien casi le arranca la mano.

Esa foto debemos conservarla. Servirá como ejemplo de la indignidad. De unos presuntos dirigentes, sin respeto por los venezolanos todos, nuestra soberanía, que se muestran y han mostrado genuflexos y dispuestos a entregarse y entregar el país, sólo por conservar beneficios. Y es también todo un documental muy elocuente de la injerencia de los EEUU en los asuntos de otras naciones.

Esa foto refleja mucho del por qué estamos como estamos. Lo que sucede en Venezuela no se explica en un lado, hay que saltar la valla de ida y venida, jorungar, hurgar, cavar en los dos espacios. Aquí y allá, en ambos frentes, se halla la culpa y los culpables del por qué estamos como estamos.

Por si se olvida, pues lo aquí dicho se explica hasta mejor en la foto y la nota, repongo el enlace. https://www.aporrea.org/tiburon/n365100.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2146 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: