La consulta impuesta por Guaidó para este mes de diciembre

Después de meses de luchar a brazo partido por la vital importancia que tiene esta encuesta, su posible encuesta, nada parecida a ninguna de las anteriores, ni otras por venir, la que entrará mediante la espada de la libertad nada bolivariana por innumerables amenazas, terribles amenazas, hirientes amenazas, chantajes, muchos chantajes, infinitos chantajes, además de censuras, peligrosas censuras, al fin se ha impuesto por el bienestar y la felicidad del bravo pueblo venezolano en general y el mundial en particular: montar la hermosa y refrescante participación in situ, consulta que se ha de ejecutar en función de millones de millones de venezolanos, ávidos de colaborar con su proceso que nos debe dar el poder -perseguido poder- hoy más que nunca que no se ha de perder tiemble, llueva o, blasfeme el pecador, cuyo único fin -claro y límpido fin- de liberar a Venezuela del yugo de la "dictadura" que nos destripa políticamente y nos comprime todos los días con sus horas, minutos y segundos, por lo que se hace necesario e importante señalar y definir a conciencia clara que, esta "extraordinaria" consulta popular se hará dentro y fuera del país, es decir, con manos libre para que todos se hagan sentir por su colaboración (sin fines de lucro) de intervenir.

Y, aseguró en Chacaíto el actual presidente (e) según -El sol de Margarita- que: "Hay que celebrar el espíritu combativo de los venezolanos que no van a permitir que se roben sus derechos. A los miles de voluntarios quiero darles las gracias; así como a los partidos y un especial reconocimiento al comité organizador porque a pesar de las amenazas y la persecución lograron una hazaña: montar la consulta popular". Es de pensar como lo pensó Guaidó que por lo emocionante de la tal celebración de la consulta se haya distraído disparando frases a troche y moche, bien acomodaticias al momento frente a los medios, al pensar de muchos y hago entender y que se cumpla que, no se aceptará la abstención de nadie y se tomará como error no perdonable pues, todo el mundo debe darse como el participante que es, en estas horas de angustia y aciago político para el país que, como dijo, Leopoldo López en Cúcuta, "Venezuela tiene hambre de libertad". Frase que retumba en todos los corazones de los venezolanos y quien más que el mismísimo Guaidó para recordárselas como lo pensó en el acto y lo acarició en su memoria, pero no la soltó, pero lo pudo haber dicho sin pudor ninguno, pero sí dijo:

"Van a intentar meter miedo, pero ¿cuál miedo? El dictador salió y que el 12 a celebrar en las plazas Bolívar del país, ¿a celebrar qué?".Por lo que hay que significar que Guaidó es como el hijo de dios cuando se expresaba con frases torcidas, difíciles e impolutas como las de él que hay a bien guardar para el futuro y por ahora solo ellos entienden a su entender, e insistió en obtener información a través de los canales oficiales como las redes sociales de la consulta popular, lo que demuestra que Guaidó es más que un líder que no es muy bien entendido por las masas, pero sí por los gobiernos de los muchos países que lo apoyan ciegamente, por lo rimbombante de sus frases políticas de tinte especial y escurridizo que "a bien entendedor pocas palabras".

Posiblemente y posible puede ser que, la consulta de Guaidó sea en el papel la que sospechamos a intuición particular se llevará adelante:

"¿Está usted, ella, él, y el que sea su sexo de acuerdo de estar consciente a contestar?". Seguro que sí:

a) Prefiere y acepta que yo Guaidó me mantenga en el poder como presidente (e) y como presidente de la AN (que no se disolverá) después del cinco de enero del año por venir en adelante hasta que dios quiera:

-Sí ( )

-No ( )

-Ninguna de las anteriores ( )

Explique brevemente con cuál va agradecer o, no mi entereza y por qué: ___________________________

¡Que dios y el país se lo pague!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1301 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: