Luis Parra: ¡La “mediocridad importantizada”

"Unirte a gente mediocre es unirte a gente tóxica, sin darte cuenta de que el aire viciado entra por tus poros y te enferma.".Bernardo Stamateas.

La semana qué pasó los diputados conversos expulsados de Primero Justicia, celebraron su huida de la bancada opositora en la Asamblea Nacional, con su líder el ilustre desconocido Luis Parra, la nueva adquisición en revolución de esta "mediocridad importantizada", una descarada, y vulgar compra habla por sí sola de la dramática realidad que vive la oposición en Venezuela, ahora dividida entre Juan Guaidó, y este nuevo pranato político liderado por ‘parrita’, con el apoyo de la gente del Polo Patriótico en la AN. Quedando muy claro aquellas máximas acuñadas por Tsun Tzu, Maquiavelo, Clausewitz, y otros estrategas militares, donde el arte aplicado el 5E para obtener la presidencia de la AN fue: el engaño, los malos hábitos, la maña, la destreza rastrera, y algo más. Sometiendo a la fracción opositora sin dar una pelea frontal, o sin saber cómo darla. La tesis fue someterlos sin quórum verificado, sin debates, y sin luchar.

Objetivos que consiguieron con facilidad por el apoyo militar y paramilitar que les facilito el gobierno ese día , mientras le aplicaban a sus ex compañeros las mismas conductas erráticas que hace meses le aplicaban con el mismo trato su adversarios revolucionarios hoy sus aliados circunstanciales. Lo ocurrido con la oposición venezolana el 5E de 2020, donde se han ido entregando paulatinamente al poder de la revolución, y que ha dominado el espectro político nacional desde hace 22 años, desde aquellas elecciones parlamentarias del 2015 donde obtuvieron una mayoría, y que una pésima dirección política tiró por la borda, y lo que acaba de ocurrir con la engañosa elección nuevamente de Juan Guaidó en la presidencia de la Asamblea Nacional para este año 2020 que no se sabe si la podrá cobrar este 15 de enero, cuando el gobierno según se rumora, tomará la sede del parlamento legislativo con turbas armadas.

Con una variante interesante: la jugada, y las truculencias pretendidamente geniales y engañosas, de este emergente sector opositor desde hace 1 mes aproximadamente, para ser candidato presidente de la AN, le acaba de romper en añicos, con la traición de Luis Parra, cerrándole las compuertas, y los caminos que andar en la AN por segunda vez a Juan Guaidó.

Por eso aquellas frases del ex presidente francés François Mitterrand, cuya autoría del: "Trigo y la paja", cuando escribió: "Cuando desconocemos nuestras raíces, y nos separamos de ellas, constituye el gesto suicida de los idiotas".

Quiénes han estado en la oposición desde 1999, son también culpables por los tantos errores cometidos por la revolución bolivariana. O ha sido por el peso negativo de los tantos dirigentes fracasados, presos o exilados, del personalismo más ramplón ahora con este nuevo emergente Luis Parra, sobre el interés colectivo. Estas parecen ser las razones de peso del continuo fracaso opositor, este año 2020 que parecía lograr salir adelante, por lo que se ve en esta nueva confrontación Parra –Guaidó , se vislumbra que permanecerán estancados en sus ciénagas indecisas: ¿De comunismo o democracia?

La persecución y el acoso en contra de los parlamentarios de la oposición, aunadas a las arbitrarias detenciones de muchos diputados, han copado la atención ciudadana de estos días. Los hechos se suman a la violencia institucional del gobierno que mantiene ilegítimamente en prisión a varios diputados, a otros en la clandestinidad, y el exilio, y en completa impunidad a los responsables directos de la cagada parlamentaria del 5E en la AN.

Lo de Luis Parra en la AN, es retórica para el consuelo, una razón más para luchar sin tregua tras el objetivo de que esta tragedia económica en Venezuela termine en el menor tiempo posible. Esta tiene que ser la meta para todos los demócratas. Tiene que haber un urgente llamado a la unidad nacional para trabajar en esta dirección, y no en otra que pueda seguir desviando el objetivo.

La mayoría del sufrido pueblo venezolano siente mucho desprecio por estos tiempos, y mucha tristeza al contemplar lo que han hecho con el país, y la mayor decepción al contemplar el baboso, y embarrado rostro de ese tal "Luis Parra" la mas obscena mediocridad "importantizada", por los apoyos que se observan en los despliegues de fuerzas militares, policiales, y de colectivos armados, dentro y fuera del Gobierno. Da lastima y pena ver a ciertos dirigentes hasta ayer opositores plegados a la retórica populista comprados con $, y que hoy aparecen como aliados del socialismo miserable que hasta el año 2019 decían combatir. Hoy la solidaridad nacional e internacional debe ser con el ciudadano venezolano, el que sufre las penurias de lo actual, pero que por encima del temor y chantaje existente, no pierde la esperanza de la lucha a fondo si el objetivo "es definitivo" para salir de esta tragedia.

A Venezuela la espera tiempos duros y peligrosos, pero no se puede seguir lamentando lo que ya es inevitable. En esta nueva batalla que se avecina, y por el deslinde de las "ratas del albañal parlamentario" que se vendieron por un puñado de dólares, se debe obrar renunciando honestamente a los frutos del éxito. Sin pensar demasiado en lo que vendrá después, ya que esto debilita el coraje para asumir los riesgos, y enfrentar los peligros. La política es un apostolado, y el renunciamiento crea la paz interior que se necesita para extirpar, de manera definitiva, este tumor que ha destruido los órganos vitales de Venezuela. Los políticos deben elevar la razón frente a la realidad de este caos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2216 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: