Guaidó, vuelo de cóndor o cantar de cisne. Stalin y Ramos Allup entraron sin rimbombancia

Lo primero que hizo Guaidó después de ser “reelecto” presidente de la AN e “interino” de la República dentro de un salón de El Nacional, en una muy peculiar expresión de lo ”participativo y protagónico”, tanto que al elector ignoraron por completo, fue saltar la talanquera al declararse libre de toda sujeción a Voluntad Popular o, lo que es lo mismo, de Leopoldo López. Y fue este un verdadero salto de talanquera, porque no esperó respuesta y uno no sabe si fue porque se trata en verdad de un rompimiento con su antiguo jefe o un ejercicio inspirado en la práctica fallida en la mañana al intentar entrar al parlamento, saltando por encima de las rejas, donde pudieron hacerlo con facilidad Stalin González, Ramos Allup y William Dávila, tal como lo demuestran abundantes pruebas.

Todo aquél que no se deja manejar por las falsas noticias sabía que Guaidó no tenía los votos presenciales para reelegirse en la AN. Eso era sabido por quienes no se dejan engañar y buscan, escrutan en la noticia. El invento de los votos “on line”, por internet o a distancia, son la más contundente prueba de eso. ¿Para qué inventar tal cosa que, de hecho le debilita, si tiene el respaldo verdadero de quienes están en capacidad de ejercer la representación real?

Justo por eso, pese que los antes mencionados entraron desde temprano sin dificultad, con la finalidad de sondear los ánimos, mantener el sosiego, intentar evitar lo que fue inevitable y no soltar definitivamente las amarras, Guaidó se quedó fuera previo acuerdo para usar esa ausencia como una causal o argumento para restarle validez a lo que allí se decisiese y volver a la posición de una sesión con diputados “on line” que lo hiciese presidente.

En un reporte del diario madrileño “El país”, de la edición de hoy 06 de enero se dice, Sin embargo, el equipo del presidente del legislativo aún no ofreció una lista completa de los asistentes.”

https://elpais.com/internacional/2020/01/05/actualidad/1578258196_078772.html

Eso lo asegura un diario que no oculta para nada su simpatía y solidaridad con lo que Guaidó representa. Si eso dijo el diaro madrileño es la pura verdad.

De accuerdo con eso y hecho un elemental, ligero balance del número de parlamentarios y tomando en cuenta cuántos de estos hicieron quorum con la representación del gobierno y sus aliados, se puede concluir que Guaidó para intentar darle legalidad a su reelección debió apelar a la artimaña de los votantes “on line”.

Pero por encima de cualquier otra consideración y sin que se nos interprete como satisfecho con lo acontecido, como eso de una nueva AN presidida por un opositor antes militante de VP y de quien se comentan cosas muy desagradables, de este acontecimiento la ultra derecha resultó debilitada y casi aislada; advierto que hablo de ella, no de la oposición. La declaración de Guaidó de “desligarse” de la atadura del partido Voluntad Popular o mejor de Leopoldo López, atiende a una exigencia que públicamente le venía haciendo desde tiempo atras parte de los factores que “por ahora” le apoyan. De las reacciones que uno puede precisar a traves de los medios está la de quienes parecen muy vinculados con la señora María Corina Machado y se caracteriza por un mayor distanciamiento con el reelegido y profunda decepción por lo acontecido.

Pareciera ser y en esto hay que ser cuidadoso y no dejarse llevar por las vísceras, que Guaidó, impelido por la evolución de la correlación de fuerzas, se ha visto obligado a inclinarse hacia quienes no se identifican en mayor medida con las acciones violentas. Estas han tenido hasta ahora sus mejores voceros en los ya mencionados, la señora Machado y López. Y eso del desligamiento o “soltura” de VP es una manifestación de lo que decimos y de lo que le venían pidiendo quienes le apoyan.

Vista la cosa hasta aquí y pese los acontecimientos, incluso lo de instalar una nueva AN, se puede percibir como viene cambiando el cuadro, que nunca sería tan rápido como uno quiere, sobre todo cuando cada parcialidad trata de sacarle el máximo provecho. Por esas contradicciones dentro de la oposición, esa de la cual Guaidó forma parte, quienes ahora dialogan con el gobierno que apenas son grupos sin suficiente fuerza para empujar una salida fácil a la crisis venezolana, ganan espacios y hasta pudieran avanzar mucho en las negociociaciones a satisfacción de la mayoría.

Los hechos parecen ser demasiado contundentes, tanto que revelan, tal como es el cuadro venezolano y la casi imposibilidad de quebrar a la fuerza armada para darle una salida militar interna, no queda otra opción que buscarle una salida electoral, la que la mayoria aplastante quiere. Y esto, lo está entendiendo la oposición toda, quizás por aquello de “tanto va el cántaro al agua”. Sólo que llegar allí, hacer propuestas y aceptar las que se hagan, despues de las tantas ofertas y sueños puestos en la imaginación de la gente, como aquellas insostenibles cosas de “la salida”, guarimbas y “para mañana es la cosa”, requiere tiempo, paciencia y persistencia.

El hecho mismo haya un grupo opositor, el liderado por Claudio Fermín, Timoteo Zambrano, Felipe Mujica y Henry Falcón, dialogando con el gobierno y habiéndose convertido motor de ese proceso, lo que ya de por sí le concede ventajas, hace que esa oposición que ahora finge girar alrededor de Guaidó, pero uno “libre”, sin la atadura de López, debe seguir actuando de manera comedida e intentar sacar el mejor provecho posible al proceso que viene. Y este, pudiera uno adelantar, tendrá caracteristicas distintas a lo que ahora ha acontecido. Por esto, Guaidó si bien no pudo, porque tampoco era esa su verdadera intención, escalar las rejas metálicas del Palacio Legislativo, en cambio si saltar la talanquera y pasar del control de López y los violentos al de los más moderados, esos mismos que si estuvieron dentro de los espacios de la AN.

Es elemental que Guaidó, sabiendo no tenía el número de diputados presentes necesario para imponerse, optase por no hacerse presente en esa Asamblea. La escena fílmica del intento de pasar por encima de las rejas bien se sabe no fue sino eso, un drama para darle validez a lo que haría posteriormente. El no podía asistir a la AN a convalidar un acto en el cual saldría perdedor y enterraría la posibilidad de seguir con vida.

Hay ahora dos AN, una con Guaidó y otra con un personaje tan oscuro como él mismo. Pero ahora Guaidó, es mi visión del asunto, parece distanciado de los más violentos y cerca de quienes pudieran acceder a “negociar”, buscarle salida a la crisis, pero siempre se les reconozca por encima de quienes antes comenzaron en lo mismo con el gobierno. Es una visión de la política donde cada factor privilegia, no los intereses del país y de las multitudes agobiadas, sino los de cada uno de ellos y sus más cercanos aliados.

En síntesis, en resumen, por esto Stalin, Ramos Allup, William Dávila entraron sin aspavientos, a medir los ánimos y mantener los lazos, Guaidó intento simular ser un cóndor. ¿No será más bien el cantar de cisne?     



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4299 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: