Lo que dijo el abogado Oscar Arnal previo al cabildo abierto de White Dog que pasó por debajo de la mesa

Inicio estas líneas del día de hoy con un lugar común. El nuevo adlátere del imperialismo estadounidense, el cachorro White Dog, a tres meses de su autoproclamación, se ha desinflado y caído totalmente. Casi ni tuitea y no tiene actos ni apariciones públicas. La ruta que iba a continuar de cara a la implementación de la "Operación Libertad", la cual –bueno es de acotar- se la fusiló a Lorent Saleh, está totalmente estancada. Imagino que anda haciendo toda la apuesta que le queda, de cara a la "masiva movilización" que este ha convocado para el miércoles de la próxima semana, que será 1 de mayo, y se conmemora a nivel internacional (menos en EEUU) el Día de los Trabajadores y Trabajadoras.

Hace una semana, en el país nos encontrábamos en medio del asueto de la Semana Santa, además de conmemorar los 209 años del primer grito de nuestra independencia, y los seis años de la juramentación del primer Presidente de la República Bolivariana chavista de la historia, Nicolás Maduro. En esa oportunidad, White Dog, tratando de mantenerse en la palestra pública, procedió a la convocatoria de un "cabildo abierto" en la Plaza Bolívar del municipio Chacao, en el estado Miranda.

Pues bien, como es bueno señalar, el canal de televisión que transmite vía streaming por youtube, VPI TV, cuyo significado del acrónimo es "Venezolanos por la Información Televisión", y el cual es dirigido por la actriz Fabiola Colmenarez (connotada militante de la organización Voluntad Popular, importante es de acotar este detalle) se encontraba dando cobertura a este evento, como todos aquellos que son convocados por la oposición, y en este caso por el equipo del cachorro imperial, no iba a ser la excepción. Le correspondió a la periodista Ana María Rodríguez cubrir el mismo.

Pues he ahí, que previo a la llegada y al discurso que el diputado de marras daría ante su base social ubicada en esa zona tan exclusiva del este de la Gran Caracas, entre otras de las personalidades que entrevistó la periodista Rodríguez, fue el abogado constitucionalista, y profesor universitario, muy cercano por cierto a las filas del partido socialcristiano COPEI, Oscar Arnal.

Me llamó poderosísimamente la atención que Rodríguez le preguntará a Arnal – refiriéndose al supuesto mandato de White Dog"- que la militancia de la oposición sentía que estaba pasando el tiempo y el cachorro de la administración Trump no terminaba de concretar la salida de Maduro, y que pasaría en el país cuando llegara de nuevo el 5 de enero ( en este caso, del año 2020) y siguiera al frente de los destinos del país Nicolás Maduro, y correspondiese la renovación de la directiva de la Asamblea Nacional (hoy en desacato) en el último año de su período constitucional.

Antes de dar la respuesta que dio Arnal, es bueno colocarnos en contexto, para poder entender la respuesta que este egregio "jurista" de la derecha dio ante ese canal.

El 4 de enero de 2016, a un mes de la segunda victoria electoral que tuvo la oposición venezolana, y que en ese entonces hacían vida en la hoy extinta Mesa de la Unidad Democrática (MUD), suscribían un documento titulado: "Acuerdo de Gobernabilidad en la Asamblea Nacional 2016-2021". El referido documento aparece firmado por el entonces secretario ejecutivo de la coalición opositora, Jesús "Chúo" Torrealba y José Luis Cartaya, como secretario.

Creo importante, como parte de esa investigación, y a los efectos de ahorrar algunas líneas en la explicación, que los portales web y medios alternativos que tengan la deferencia de publicar estos modestos aportes, hagan el esfuerzo, y añadan la imagen del documento señalado en el párrafo anterior, el cual, a mi juicio se explica por sí solo, de manera de pasar enseguida a indicar la respuesta dada por Arnal en las declaraciones dadas ante el canal que he mencionado en el presente artículo.

He aquí el "Acuerdo de Gobernabilidad en la Asamblea Nacional 2016-2021":

image.png

El referido documento explica la rotación del denominado grupo 4G de la MUD, es decir, de los partidos más grandes y más votados de la oposición de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015.

Después de observar el documento, no solo se entiende el por qué White Dog asumió este año la presidencia del actual parlamento en desacato, ya que a la organización en la que milita le correspondía de acuerdo al acuerdo antes mencionado, y contando que líderes emblemáticos de VP como Freddy Guevara, Gaby Arellano, Luis Florido, entre otros, o están presos por cometer delitos, o se fueron del país, o decidieron dejar la referida organización, debido a las disputas por las coimas que provienen del exterior y que han sido destinadas para la desestabilización al actual Gobierno Bolivariano.

Pues bien, ya estamos llegando al primer semestre del año 2019, y la fecha de caducidad del White Dog se acelera. Eso sin contar que a la vuelta de la esquina en EEUU entrará en una importante campaña electoral de cara a los comicios presidenciales del año 2020, por lo que se olvidarán y deslastrarán de muchos personajes, probablemente antes de que finalice este año.

Es en ese sentido, donde sorprende la respuesta de Arnal, la cual fue más o menos parecida a la que en su momento dio Elliot Abrams, al indicar que "Guaidó será el presidente interino hasta que cese la usurpación".

Jamás creí que me iba a corresponder ser abogado de sectores de la oposición, pero, es evidente que la respuesta de Arnal constituye un irrespeto a los acuerdos suscritos por la misma oposición referidos a la gobernabilidad que debían tener esos mismos factores que adversan al proyecto bolivariano dentro del parlamento nacional.

Si observamos el acuerdo, el grupo 4G se distribuyó el ejercicio de la presidencia del parlamento durante los primeros cuatro años del período constitucional correspondiente (el primer año AD, el segundo PJ, el tercero UNT y el cuarto VP) y ahora cuando llega a su quinto y último año de su período constitucional, ese mismo acuerdo señala que la presidencia del parlamento le correspondería a un partido minoritario de la entonces coalición opositora de la MUD. ¿Le van a dar una patada a la mesa al respectivo acuerdo? ¿Será que ante la desaparición de la MUD, el referido acuerdo ha quedado sin efecto y no nos enteramos?

¿Qué tendrán que decir los sectores de la oposición que suscribieron ese acuerdo, ante esta evidente violación de este acuerdo? ¿Será que hay sectores democráticos dentro de la oposición que permanece en ese parlamento nacional en desacato? ¿Será que habrá algún actor político dentro de la oposición que pueda honrar sus compromisos y cumplir alguna promesa que haya hecho alguna vez en su vida?

Ahora puedo entender el desespero de Abrams de empezar a suplicar al denominado chavismo disidente, y que realicen foros donde traten de explicar lo que harán en su supuesto gobierno de transición, en caso de que ellos lograsen el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro. Lo peor es que la realización de estos foros se realicen con el apoyo de figuras que tuvieron responsabilidades de Estado en vida del Comandante Hugo Chávez.

Por eso, mientras siga existiendo una oposición y un liderazgo opositor con esas características, Nicolás Maduro seguirá siendo el Presidente de la República por un buen rato.

Ahí se las dejo.

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1385 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a278219.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO