Del Manuel golpista al RO$ALES del Imperio

A pesar de las freudianas estrategias de la ansiedad todos estábamos claros que desde el principio RO$ALES HABÍA DE SER EL HOMBRE QUE POMPOSAMENTE SERÍA ESCOGIDO Y PROCLAMADO COMO EL CANDIDATO ÚNICO DE LA TAN CACAREADA UNIDAD DE LA OPOSICIÓN. Lo demás, para disgusto de muchos y para las conocidas rabietas de TEODORO, fue tan sólo un puro y patético cuento, sin otro particular que lograr la respectiva importancia que se dan los debiluchos “victoriosos” a la hora de subir al CUADRILATERO.

Haciendo algo de necesarias remembranzas en este sentido, recordemos como ese sinuoso acto DEL PELAR LAS PIERNILLAS de la sonriente Corina Machado a su gran señor del norte (para implorar que precisamente fuera Súmate su vocería oficial) tristemente concluyó con sólo ser UN ACTO BANAL DE PRETENDER DERROCHAR ENVIDIAS PRESUMIENDO “COSTOSAS” AMISTADES. Y es que en este sentido, cómo dan risa estos señores de la oposición cuando quieren dárselas de importantes, pretendiendo reafirmar el pedigree engalanándose mediante las fotográficas posturas al lado de un catirito importado de los States United. Tanta fe y devoción le han depositado a través de la historia que no asombra cómo ahora, precisamente estos “señores”, se crean con las malderábicas potestades de reclamar sus antiguos feudos.

Desde que el gran imperio del norte logró constituirse en la primera potencia armamentista a nivel mundial supo que la proeza de la razón ya no les haría falta, y que esta podría quedar supeditada al axioma de quién pega más duro se hace entender; máximo si a esto le hacían acompañar de un descomunal laboratorio de dominación ideológica, bajo una sofisticada industria de las telecomunicaciones, con la cual nada menos que pretenden legitimar todas las cuentas y las razones a sus cotidianas invasiones, precisamente de todas esas borricadas en que han querido utilizar a ultranza LA LEY DEL MÁS FUERTE (Corea, Vietnam, Cuba, Irak, Afganistán, Venezuela…).

Y bajo este mismo cálculo idiota de las matemáticas les llegó la CANDIDATURA DE MANUEL, las cuentas de por sí les fueron sencillas y demasiado tentadoras, y que podrían ser como las siguientes.

(1) A partir del 13 de abril 2002 la posibilidad de sacar electoralmente ha Chávez se torna prácticamente imposible, sobre todo si tomamos en cuenta que en ese entonces ni siquiera había comenzado ninguna de las exitosas misiones de hoy. (2) El único que ha podido “ganarle” a un candidato de Chávez en el país, no una sino dos veces, debía de ser un sujeto realmente con probabilidades de consolidar NO una estrategia de ascensión al poder por vía electoral, sino por medios inconstitucionales o, por lo menos, cesionistas, máximo si en este caso el lugar donde se situaba el liderazgo o triunfo, de este personaje, es una de las zonas más ricas del continente y se localiza precisamente en lo que podría ser un istmo. (3) La fuerza militar del Imperio más importante y próxima a Venezuela es precisamente la que se desarrolla bajo el denominado PLAN COLOMBIA, y bajo el cual desde un tiempo significativo ha incrementado la presencia PARAMILITAR en la zona donde, por lo demás, este señor, se ha mantenido 08 años como Alcalde, y 06 como gobernador. (4) La campaña mediática para alimentar una posible legitimación a una salida como la anterior quedaría supeditada y potenciada por los principales canales comerciales de la nación. (etc.)

En estas y en otras absurdas razones se basaron para sus cálculos, pero no tomaron dos elementos que por mucho saberse parecen siempre olvidar los que para nada lo toman en cuenta. Primero, la capacidad estratégica de nuestro Comandante y sus reconocidos triunfos a nivel internacional, y segundo, y más primordial, SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO. DE AHÍ QUE ESTE 3 DE DICIEMBRE NADIE SE QUEDE EN SU CASA. TODO EL MUNDO A VOTAR, Y A LLEVAR A LOS DEMÁS A VOTAR.

waldo.munizaga@corpomaracaibo.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2204 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor