Guaidónada: La anti juridicidad personalizada

Insisto en que en ésta primera parte del año del 2019, han transcurrido algunos acontecimientos desde el punto de vista jurídico – político, digno de reflexionar sobre el como y el porque se han desarrollado de una manera muy particular y hasta inédita…pero que tenemos un caso para el análisis que tiene un eje transversal que irradia toda una conducta y acción que se maneja entre la anomia y la anti juridicidad por parte de una persona que se ha vuelto extremadamente experta en andar por los espacios de la ilegalidad, sin temor y hasta retando a que se active el ordenamiento jurídico interno, y actúe en consecuencia en contra de el…
Comenzamos con el 5 de enero, cuando se nombra y se juramenta la junta directiva de la Asamblea Nacional, para el periodo parlamentario durante el presente año 2019…y ¿cuales son las lecturas jurídicas – políticas que deben realizarse?...en primer lugar, que esa junta directiva es ilegal y nula todas sus actuaciones, ya que hasta la fecha se mantienen en situación de desacato, ya que no han regularizado y acatado las instrucciones emanadas por el Tribunal Supremo de Justicia, a través de su sala electoral, con respecto a que no debieron juramentar a una serie de diputados, que s encuentran en estado de investigación sobre la legalidad y legitimidad de sus aparentes triunfos electorales…
En segundo lugar, que ese acuerdo realizado por los partidos políticos opositores que se encuentran representados en el parlamento nacional…la organización con fines políticos que nombraron para la presidencia, es un partido político que para el Consejo Nacional Electoral, presenta un status de "no reconocido como tal", al abstenerse de participar en los últimos eventos electorales, por lo tanto, no tienen un piso legal de actuación…
Y en tercer lugar, la locura antijurídica del 23 de enero, con la autoproclamación, como presidente interino, sin tener la cualidad constitucional y legal que lo sustente…es decir, estamos en presencia de todo un personaje, que desde el punto de vista legal, ni es presidente del parlamento, ni es presidente encargado…
Y ahora, el auto nombrado quiere crear, La República GUAIDÓRIANA de Venezuela, que sustituye a los diplomáticos del país, por "representantes personales"…y una tesorería nacional paralela, manejada por "el estado mayor" de voluntad popular…y todas esas actuaciones ilegales, sólo significan la anti juridicidad personalizada…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 735 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Bravo

Oscar Bravo

Más artículos de este autor