¿Cuántos "foods trucks" traerá Guaidó el 23F?

No faltaran aquellos que, ahora que comenzaron a llegar las proteínas vía CLAP, continúen con su campaña de descrédito hacia el gobierno de Nicolás Maduro diciendo que los mata de hambre y la prédica de que la Revolución les impide comer lo que quieran, como en su supuesto pasado feliz.

Dentro de tantas noticias desagradables que corrieron en los primeros días de enero, en febrero llegó la noticia de la entrega de proteínas al pueblo, vía CLAP. Ya como un hecho consumado, no como promesa.

Como decíamos antes, ya veremos a muchos seguir despotricando de este programa social que hoy beneficia a 6.000.000 de familias venezolanas, muchas de ellas desafectas al proceso revolucionario y militando en las filas de los que apuestan a que se vaya el "usurpador" y el interino Guaidó se instale en Miraflores para volver a la Venezuela dorada donde eran felices y no lo sabían.

Muchos de los que los así piensan y actúan tienen carnet de la Patria, reciben bonos y cualquier otro beneficio, han sido adjudicados y beneficiarios de planes y programas de ayuda social pero los han convencido de que Guaidó representa sus intereses de clase. Acusan a Maduro de tirano y a su gobierno de dictadura que excluye a quienes le adversan. El mundo al revés del que nos habló Galeano.

Los han convencido de que Trump y su gobierno, realmente se preocupa por el bienestar de la población venezolana y por es ofrece la "ayuda humanitaria", sin que le importe un bledo tantas sociedades en el mundo que realmente demanda de ayuda humanitaria por las difíciles condiciones en las que viven ya sea consecuencias de la guerra, por sequías o catástrofes naturales. Mientras Trump se dispone a imponer una ayuda humanitaria a Venezuela, ignora la cantidad de centroamericanos que han dejado sus países de origen en busca del "paraíso del norte" y la única respuesta que reciben es represión, cárcel y exilio.

La llegada de las proteínas, vía CLAP, es una demostración incontrovertible y fehaciente de que el gobierno revolucionario se ocupa de atender las demandas alimenticias del pueblo. Así en adelante las familias que regularmente reciben su caja CLAP, comenzarán a recibir huevos, pollo y carne, como medida de protección alimentaria a un pueblo que ha sido víctima de la asfixia económica, situación que se complica desde que el gobierno de EE UU y de países aliados le impusieron un embargo a Venezuela que le impide disponer de los recursos financieros, así como importar mercancías, así como medicinas.

Mientras EE UU y sus países aliados, con el apoyo interno de un diputado autoproclamado "presidente interino" y sus seguidores, pretenden traer alimentos para 20.000 personas en el marco de la supuesta "ayuda humanitaria", el gobierno revolucionario atiende a 6.000.000 de familias venezolanas a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) en uno de los Programas fundamentales de los tiempos en que vivimos.

Sr. Trump, sus sucias manos no tocarán a Venezuela y sus recursos. Los herederos de Bolívar y de Chávez estamos dispuestos a defender nuestra soberanía hasta sus últimas consecuencias y como dice el General Padrino López, solo sobre los cadáveres de millones de venezolanos patriotas ustedes recolonizarían un territorio arrasado. Sin Patria no queremos vida.

Viva la República Bolivariana de Venezuela libre y soberana. Viva Chávez, Viva Nicolás Maduro Moros, Presidente Constitucional y democrático electo el 20 de mayo de 2018 en elecciones libres, universales y democráticas. Viva la FANB, Viva el pueblo bravo y valiente de Bolívar y Chávez.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 393 veces.



Juan González


Visite el perfil de Juan González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan González

Juan González

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a276193.htmlCd0NV CAC = Y co = US