El plan "CH" y el plan "V"

"No habrá tiempo para cambiarse de ropa" (II)

De las costumbres de las telenovelas nos queda aquello de no dejar rastros sueltos, de tal manera que este segundo capítulo, nos dirá el desenlace final que cualquier libretista tiene obligatoriamente que cumplir a fin de otorgarle sentido de cuerpo a la trama y vaya que trama la que nos ocupa, nada más y nada menos que dilucidar el careo entre dos planes que contrastan entre la vida y la muerte, entre el amor y el odio, entre la verdad y la mentira.

Científicamente hablando cuando se elabora un plan, este debe contener elementos que le den sustento y durabilidad en el tiempo, dedicaremos en este segundo y último capítulo de la serie “No habrá tiempo para cambiarse la ropa”, a desagregar cada uno de estos planes, de tal manera que no queden dudas de su aplicación o no antes, durante y después del acto electoral del tres de diciembre.

Recapitulemos en primer lugar sobre algunos de los pasajes mencionados en la primera parte o introductoria que nos ubicaron en la situación real de uno y otro plan, comenzando por el plan de la oposición, sin distinguir en toda ella a quienes ciegamente tratarán de seguirlo y los otros que ni de vaina lo seguirán, por aquello del miedo es libre y en razón de no seguir siendo victimas de su propia gente. Es el caso que la motivación para tal plan no goza de la voluntad de muchos de sus partidarios, entre otras razones porque se han dado cuenta de la reedición de lo ocurrido en el 2002 y 2003 y definitivamente hay que decirlo que la situación económica por la que atraviesa Venezuela nos les otorga la libertad necesaria y útil para embarcarse en otra locura más, debido además que las expectativas para buena parte de esta gente están cubiertas desde la óptica de su sentimiento individual capitalista, no es el caso en este momento precisar las circunstancias del porque la economía les está ofreciendo mejores oportunidades que cualquier aventura que se propongan estos dirigentes que han perdido la brújula desde hace bastante tiempo, sencillamente podemos entender “que bolsillo lleno corazón contento”.

Ahora bien, las recientes declaraciones de Rafael Poleo son un claro signo de la desesperación que busca irremediablemente un hecho trascendente para aliviar la pesada carga de un proceso electoral que prácticamente va por una sola calle, su intención y estoy totalmente de acuerdo con Earle Herrera era producir una medida de cierre de un canal de televisión a efectos de producir un aldabonazo más que todo internacional como preámbulo de la declaración de fraude y a continuación el desbordamiento de la histeria opositoria que produjera una reacción en cadena.

Bien le decimos y nos atrevemos a vaticinar que el día 4 de diciembre la oposición venezolana va a quedar más chiquítica que cuando el referendo aprobatorio, porque ese bendito plan V, quedará como pajarito en cerca de alambre, viendo para todos lados, sin fronteras ni piso y sentenciará el comienzo de un nuevo capítulo de la historia política venezolana, al respecto queremos infundir el más profundo de los optimismos en cuanto que, ni la fuerza la tienen y mucho menos la razón para convencer a mucha gente, que de paso se quedará en sus casas, lo que incidirá que entre los dedos de sus manos se esfumará sino el último el gran esfuerzo financiero de los recursos que dedicaron para desarrollar el bendito plan y como prueba de ello, lo vemos a diario en las calles, cafetines, supermercados o cualquier sitio público, y un dato curioso no han montado ni un solo kiosco que haya repetido en la búsqueda de los votos. La única interrogante que nos ocupa es si esta gente definitivamente votará, si el candidato no se retira, como un extremo acto de pasividad política más que de acompañamiento electoral.

La suerte está echada y es irreversible pero el objetivo del plan CH, entonces no debe ser otro que evaluar día a día los acontecimientos y sobremanera el día tres de diciembre para vigilar cada una de las urnas que se abran o no, de tal manera que blindemos el triunfo del candidato presidente; no es que seamos incrédulos en cuanto al plan de la oposición, que de hecho existe, sino que creemos que la fuerza no la tienen y la voluntad con los que dicen contar tampoco aflora por ninguna parte y preparemos estas dos cosas; la gran y aplastante victoria del candidato presidente y la vergonzante derrota de un cipayo del imperio, porque esto último lo ha evaluado el elector y será determinante para una decisión patriótica y decisiva.

De hecho y ya para terminar estamos en la obligación de evaluar que el imperio conoce que no hay nada que hacer desde el punto de vista electoral y cualquier otra decisión se les dificultaría por múltiples razones y los últimos golpes que en su política exterior han padecido y que la lógica de las cosas los lleva a recoger los bates y tratar de iniciar un nuevo juego. En todo caso esperemos el desarrollo de los acontecimientos sin bajar la guardia al toque de la diana que de hoy en adelante debe resonar todos los días hasta el triunfo y preparemos todos las conciencias para lo que ha de venir a partir del 3 de febrero en la construcción de la nueva fase.

El día tres de febrero no habrá tiempo para cambiarse de ropa, por el contrario con el mismo ropaje celebraremos como nunca el inicio del definitivo camino hacia la construcción de la patria buena y bonita en la medida y exigencias que la creatividad hacia el modelo de socialismo del siglo XXI, nos vaya exigiendo. Es hora de los hombres y mujeres que decididos por siempre marcarán el paso y abrirán ese camino hacia una patria justa, libre, soberana, humanista y en el ejercicio de la verdadera justicia social que no es otra que la creación de la patria socialista, esa patria roja, rojita que hará que nuestros libertadores se pronuncien y digan al fin lo que queríamos se está cumpliendo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2947 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a27151.htmlCd0NV CAC = Y co = US