La infamia de Chuky

La formación moral en la mayoría de los hogares de nuestro país está íntimamente ligada al hecho per se de ser responsables por nuestros actos, formación la cual es reforzada en nuestras escuelas.

Chuky nos da nuevamente más material para evaluar la conducta, no de un “candidato presidencial”, sino de un psicópata y mitómano, certificando las características de lo que era ser político en la Cuarta República, ya no se trata el analizar el bajo coeficiente intelectual de éste diminuto infame de los nuevos tiempos, eso ya pasó de moda.
La tendencia morbosa a desfigurar la verdad es un nuevo elemento que se suma a los muchos que determinan el porque Chuky es lo más absurdo de la política venezolana, no podemos decir pintoresco, no, eso es una irreverencia, Chuky es INFAME y representa lo más nauseabundo de la política Cuarto Republicana.

“Si bien la mentira puede ser útil y es un comportamiento social frecuente, el mitómano se caracteriza por recurrir a ésta conducta continuamente sin valorar las consecuencias, con tal de maquillar una realidad que considera inaceptable urdiendo todo tipo de sistemas delirantes. Esta característica está asociada a trastornos de personalidad graves” (tomado de Wkipedia)

De acuerdo a lo anterior podemos concluir que Chuky tiene problemas graves, Chuky es un psicópata, es mitómano por convicción. Las deficiencias de Chuky lo lleva a un abismo sin retorno, el pobre cree, que cuando lo entrevistan desde Miami vía telefónica, él puede decir lo que le da la gana, y que aquí en Venezuela nadie se va enterar, qué horror1 Quiere vender un discurso de no exclusión, de una Venezuela de 26 millones de personas, pero cuando cree que nadie lo escucha aquí, en nuestro país, sale su verdadero discurso segregacionista y xenófobo, y pregona (según él) : 33% de parásitos que vive a expensas del Gobierno el chavesismo.

El problema no es que nos llame parásitos, tampoco es extraño ese sentimiento de rechazo que sienten los opositores hacia todo aquel que se identifica con éste proyecto político, un calificativo más a las decenas ya acumulados (mal vivientes, escoria, lumpe, marginales, malandros) y hoy uno nuevo, PARÁSITOS, el problema surge cunado no lo reconoce, cuando no tiene los guaramos de asumir que es un hecho público y notorio el nuevo calificativo a que fuimos expuestos por Chuky, por el candidato de los 26 millones de venezolanos.

El odio almacenado en las almas de estos pobres discapacitados e indigentes políticos es muy grande, la venganza y la revancha es el único eje que esconden sus enfermizas intenciones de hacerse de la banda presidencial, así como vender a Venezuela y sus riquezas al mejor postor, la propuesta de Chuky es la consumación del odio, la muerte lenta de la soberanía nacional y el más profundo sentimiento de traición a la Patria.

Chuky no es merecedor del legado de nuestros próceres, es la expresión más baja de la decadencia humana, arrinconada en la retórica del parasitarismo de la otrora Cuarta República. La esencia del parasitarismo político es refrendada sólo por la cantidad de vividores tipo Chuky, al cual no se le conoce OFICIO DEFINIDO del cual se haya servido para ganarse la vida dignamente, Chuky es la mutación más expedita de la vagancia política.

En otro orden de ideas, vista la decadencia y estancamiento de la candidatura, de Chuky, éste une a la propuesta de Marcel Granier (viabilizar un debate entre el presidente Chávez y el supuesto candidato de la “UNIDAD”) y la toma como propia y la montan en la palestra pública y mediática, una la campaña para que el mismo (debate) se lleve a cabo, lamentablemente Chuky no va a obtener un foro de tal magnitud, debatir con Chuky no tiene relevancia, es masacrar su lapidaria aspiración de convertirse en presidente de todos los venezolanos, Chuky nunca tomó en serio su propuesta, de haberlo hecho hubiera renunciado a la Gobernación, no renuncia porque sabe que nunca podría derrotar electoralmente a Chávez, y quedarse sin el chivo y sin el mecate no era su prioridad.

No volverán
http://chamosaurio.blogspot.com/
chamosaurio@gmail.com

P.D: No es mi intención echar más leña al fuego ante las graves denuncias que sólo hoy se realizan de MERCAL, desde el mes de MAYO Y JUNIO vengo denunciando estas irregularidades, NADIE las tomó en cuenta.
Es triste y muy lamentable que, como funcionarios públicos nos llamemos revolucionarios, y con nuestra desidia, lejos de ayudar a la consolidación de éste maravilloso proceso político, nos sumemos con nuestra ineficiencia e incapacidad a restarles votos a la Revolución y al esfuerzo del Presidente de contribuir a través de las Misones, en mejorar el nivel de vida de esa inmensa mayoría de venezolanos.
La intención de la denuncia es alertar a las autoridades tempranamente de las desviaciones a que son objetos los planes del Gobierno, no son parte de planes oscuros de desestabilización, es una medida para que se tomen los correctivos necesarios y no permitir que el monstruo cobre más fuerza, lo malo es que nadie quiere reconocer que los cargos están muy por encima del nivel de sus capacidades y preparación, con voluntad solamente no se gerencia, se gerencia con conocimientos. El saber conocer nuestras limitaciones y errores cometidos es lo que hace grande a los pueblos, mas daño le hace a la Revolución el egocentrismo que nos brinda un cargo, que la humildad con que lo admitamos.
Estos son los enlaces a los artículos escritos y mencionados anteriormente:

Mercal y la quinta pata del gato

Mercal, actúa por favor………


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6600 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a26495.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO