Bertucci llama a Falcón a unirse. Por lo que pudiera suceder el 20 -5

El martes 8, próximo pasado, publiqué el artículo titulado "Amanecí de bala. ¿Cuál será el escenario después de las elecciones? En él llamé la atención por el aparente empate técnico entre Maduro, por un lado, como expresión del gobierno y su discurso y por Falcón y Bertucci, voceros de un sector de la oposición. Decimos así, "un sector de la oposición", tomando en cuenta que parte importante de la dirigencia opositora llama a la abstención y en ese universo, que va mucho más allá de aquella, por razones ya conocidas, se mantiene o se ha mantenido en esa posición un cuantioso, más de lo que uno desea y espera, número de venezolanos. Para el primero, vamos repetir para mejor entendernos, la encuestadora dio una cifra de 48 % de los entrevistados y 46 % para los otros dos. Ante esos resultados preliminares, supuestos, nosotros dijimos entonces: "que si esos candidatos, a última hora se unían, la simple suma del 30 de uno más el 14 ó 16 del otro, pudiera transformarse en una multiplicación que superaría ostensiblemente a Maduro. Sobre todo tomando en cuenta que la cifra de abstención, ostensiblemente mayoritaria en el bando opositor, es bastante grande. Nunca antes, en elecciones presidenciales, desde que Chávez llegó a la presidencia, se habían percibido cifras de abstención tan grandes como las que ahora se anuncian. Y eso tiene sus razones que son para tratar aparte." Dijimos eso, simplemente porque la experiencia demuestra que la unidad multiplica las adhesiones y si con ella se ofrece una imagen ganadora, mucho más.

Acabo de leer que Bertucci, quien cuenta con menor intención de voto que Falcón, conociendo los números, ha dado un paso al frente e "hizo un llamado a Henri Falcón -candidato presidencial por Avanzada Progresista (AP), Movimiento Al Socialismo (MAS) y Copei- para plantearle un "acuerdo" que les permita unificarse para "enfrentar y ganar con toda seguridad el 20 de mayo".
Dijo además que "le preocupa el abstencionismo, ya que no está planteado en ninguna ruta y que para el 21 de mayo, los abstencionistas solo ofrecen "regresar a una esquina con una banderita y un pito diciendo que caiga el gobierno". Por eso reiteró su llamado a los otros participantes en el proceso electoral, alrededor de la candidatura de Falcón, para alcanzar un "acuerdo" que les permita unificarse y "ganar con toda seguridad el 20 de mayo".

Por supuesto, por algunas expresiones de Bertucci, lo que nada tiene de anormal, pareciera que pone por delante su candidatura. Pero lo fundamental es que ese paso abre posibilidades para que ese acuerdo del cual hablamos en nuestro artículo "Amanecí de bala", se concrete y hasta pudiera conducir a un cambio en las tendencias que hasta ahora se manifiestan. O para mejor decirlo, como aspira Bertucci, que sirva para derrotar la prédica abstencionista de quienes están ganados para una tragedia y hasta una intervención extranjera, por que dice "Aquí no va a haber ninguna invasión americana ni de ningún otro tipo. Es sólo una presión comunicacional". La propuesta del candidato Bertucci tiene la importancia que encierra en sí misma la posibilidad de darle a los venezolanos opuestos al gobierno que con ellos comulgan y a los abstencionistas, un sentido, razón para luchar y hasta unas estructuras políticas a las cuales atender dada la ausencia absoluta, desde hace mucho tiempo, de aquellas que dominaban la MUD, tentadas a salidas fuera de constitucional y ganadas para hacer de la violencia e ilegalidad las alternativas. Por eso dice, con pertinencia, que el "abstencionismo no está plantado en ninguna ruta", que sí lo está, como él mismo lo asocia, a la invasión, sólo que quienes esto aspiran evitan exponerlo abiertamente.

Este último argumento de Bertucci no es más que una, llamémosla confesión, para evitar complicaciones, que un sector opositor, como muchos hemos sostenido, se estaría prestando para crear un escenario caótico, como en el cual pocos muy voten, predomine la abstención, para alentar y hasta justificar a quienes desde el extranjero estarían dispuestos a agredirnos e intervenir en nuestros asuntos.

Pero también es un llamado de alerta para quienes se creen inderrotables, se manifiestan sectarios y prepotentes, se preparen para lo que pudiera suceder y lo recomendable, imponer un rumbo donde el sectarismo sea tirado por la borda, tomen el cuenta que el país y los dispuestos a reconstruirlo no sólo son ellos sino que hay muchos más. Y que si alguna opción es fundamental, es arrinconar al fascismo, ultra derecha y los dispuestos, estén donde estén, a hipotecar al país. Es también todo lo anterior un cuadro para entender la necesidad de devolverle a los revolucionarios y al pueblo todo su derecho a decidir que no es el simple acto de votar, marchar o asistir a mítines. De eso la derecha de la IV República hastió a los venezolanos y sabemos los resultados. Con lo anterior queremos dejar claramente sentado que el cuadro o ofrecemos arriba no es nuestro deseo, lo que queremos, como que la derecha vuelva o regrese, sino que como no somos publicistas y menos adulantes, nos sentimos obligados a decir la verdad y alertar a quienes todo eso compete e interesa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2450 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a263013.htmlCd0NV CAC = Y co = US