Las rodillas de Manuel Rosales

Como ya es del conocimiento público, Manuel Rosales anda diciendo que se juramentará ante la Asamblea Nacional Constituyente, "pero que no lo hará de rodillas". De rodillas este ladrón tendrá que pedirle perdón al pueblo del Zulia por haberse robado los dineros de la gobernación. Este inescrupuloso ex-presidiario cuya desvergüenza pareciera no tener límites, en lugar de permanecer escondido en algún putrefacto albañal para que nadie lo vea, para no ofender con su indeseable presencia a la gente decente de esta región, en lo que anda, con un caradurismo insólito, es pidiéndole el voto a la gente porque y que quiere ser de nuevo gobernador. Y yo pregunto: ¿para qué quiere ser de nuevo gobernador este rufián? ¿Para crear los graves problemas que dejó cuando huyó con la cabuya en las patas y que aun no han podido ser solucionados?

No, Manuel, andá a robar a otra parte, porque aquí no lo vais a poder hacer. Y no lo vais a poder hacer porque ya la gente abrió los ojos y no es la misma de los tiempos de la consigna adeca de "roba pero deja robar. Esos tiempos, afortunadamente, desaparecieron junto con la mafia política a la que tú llegaste a pertenecer. Me refiero a Acción Democrática, de la cual Un nuevo Tiempo es un retoño que acoge en su seno a toda la escoria política, a lo más inmoral y descalificado que pueda existir en esta materia en la región.

Pero ¿recuerdas, Manuel, cuando apropósito de un artículo mío publicado en Panorama me mandaste a llamar porque querías conversar conmigo? Era para sobornarme, para tratar de convertirme en un secuaz más de los tantos que mediante una miserable pitanza has convertido en cómplice de tus asquerosas fechorías. Pero conmigo te equivocaste, como también se equivocó Andrade Labarca, jefe máximo de Copey en el Zulia, que me llamó a mi casa para ofrecerme una curul a cambio de que continuara escribiendo a favor de la candidatura de Caldera. Pero conmigo ambos se equivocaron, porque no soy de los que venden su conciencia ni su dignidad a cambio de un podrido plato de lentejas. Lo mismo va hacer esta vez el noble pueblo zuliano. En esta ocasión te va a dar la patada de tu vida. Entre otros motivos, porque no quiere saber nada de delincuentes ni de expresidiarios de calañas tan ruines como la tuya.

En relación con esta candidatura ocurre un hecho que lo menos que podríamos decir para calificarla es de bastante extraña. ¿Por qué? Porque en este país a una persona que desee realizar cualquier gestión de trabajo, aunque sea de mensajero, entre los requisitos que se le exige son lo antecedentes policiales o penales. Esto constituye una práctica normal, rutinaria. Tan extendida y rigurosa se ha hecho esta costumbre, que ha habido situaciones en la que se ha incurrido en verdaderas injusticias. Por ejemplo, conozco un joven, sano, de una conducta intachable que por sostener una dura discusión con los familiares de un guardia nacional, fue detenido. En ese incidente, nadie salió golpeado ni mucho menos lesionado, pero aun así fue preso y reseñado como un vulgar delincuente. Fue tan mal tratado por los hampones junto a los cuales lo recluyeron, que salió del recinto policial directamente para una clínica a objeto de curarse las lesiones que sus compañeros de celda le habían causado.

Este muchacho, de unos 23 años de edad, salió del retén policial dispuesto a reincorporarse a su trabajo, y la sorpresa fue que lo habían despedido. Se puso a buscar trabajo y en donde quiera que llegaba a solicitarlo le exigían los mencionados antecedentes. Y así ha estado desde entonces, hará unos ocho o diez años, buscando un trabajo que no consigue porque el recaudo que le exigen lo presenta, como ya dije, como un peligroso delincuente. Ahora, lo triste y decepcionante de esto es que para este muchacho no hubo Constitución, ni Código Procesal Penal, ni derecho al Debido Proceso ni defensor del pueblo, ni derechos humanos, ni nada que le hiciera valer sus derechos y le ahorrara todos los ultrajes y atropellos a los que fue sometido.

Todo lo contrario de lo que ocurre con Manuel Rosales, que a pesar de los groseros delitos que cometió contra la cosa pública, delitos suficientemente comprobados, se le han reconocido unas prerrogativas y derechos políticos que a mi juicio no merece. Entre ellos, el derecho a postularse a un cargo público. ¿Por qué? ¿Por qué a un modesto mensajero se le exige los antecedentes policiales y a un corrupto de la talla de Manuel Rosales no? Francamente, no lo entiendo, pues creo que más bien debía ser lo contrario, ya que la gobernación de un estado es algo de mucha mayor importancia, puesto que de ella depende no sólo la seguridad sino también el bienestar de mucha gente.

Creo que en relación con este caso, el CNE falló. Pues, ante el hecho de que una persona claramente incursa en hechos de corrupción, por lo cual, incluso, estuvo preso, ha debido por lo menos haber consultado al TSJ antes de haber formalizado esa candidatura ostensiblemente espuria e ilegal. No lo hizo, por lo que todo que pueda suceder en relación con esa formalización, la responsabilidad será exclusivamente de ese organismo.

NOTA: Hace ya más de dos meses los desalmados pupilos de Juan Pablo Isidoro Guanipa y del ladrón del Manuel Rosales, destrozaron los cables de la CANTV de las urbanizaciones Urdaneta y Pomona de la ciudad de Maracaibo y todavía es fecha, a pesar de los numerosos recolamos que se le han hecho a esta empresa, que al parecer pretende establecer un record mundial de ineficiencia, negligencia y antiparabolismo, que no ha reparado la avería. Por lo que los habitantes de estos complejos habitacionales, que en su conjunto suman mucho más de diez mil, se encuentran completamente aislados, es decir, sin teléfono, sin Internet, sin puntos de venta y sin un carajo.

Y n o es tampoco que los malandros se llevaron kilómetros de cable, como los que han desguazado en otros lugares del país, donde han roto costosas líneas de fibra óptica. Quienes vieron a estos delincuentes opinan que no pudieron llevarse más de 20 ó 30 metros de esos cables. Se basan, para hacer esta afirmación, en que ese material era transportado por una sola persona de las quince que participaron en el hecho. Y sostienen que de haber sido más de esa cantidad, no habría podido ser cargada por un solo individuo. Y entonces, señores de la CANTV, ¿qué podría explicar que aun no se haya restituido ese material y normalizado el servicio telefónico como no sea la negligencia? Nos van a dejar pasar las navidades sin teléfono y sin Internet?

2) Que haya por el momento dificultades en Venezuela; que haya problemas para la adquisición por ejemplo de medicinas y de algunos alimentos; que el precio de estos rubros de una importancia vital sean en algunos casos muy elevados, ¡claro que todo esto puede estar ocurriendo!. ¡Y como no va a ocurrir si los mismos que viven denunciando hipócritamente esta trágica situación, una situación que golpea con particular fiereza a la gente, como Julio Borges, entre otros, andan por el mundo pidiéndoles a los gobiernos, rogándoles casi, que apliquen sanciones económicas contra Venezuela, contra su propio país, contra sus compatriotas! De manera, que este sujeto, no conforme con haber propiciado acciones terroristas que le han costado la vida a más de cien venezolanos y pérdidas cuantiosas a la nación y hasta a la misma empresa privada, desde hace tiempo ha estado, con sus intrigas contra la patria de Bolívar en el exterior, tratando de matar de hambre y de dificultades a sus "compatriotas".

Como ya debe saberse, los Estados Unidos, atendiendo la solicitud de estos malos venezolanos, aplicó algunas sanciones económicas muy duras contra nuestro pueblo. Las mismas se traducen en que Venezuela puede vender su petróleo en los EE.UU. pero no puede traer a nuestra nación los dólares producto de esas ventas. Lo que implica que Venezuela tendrá que dejar de venderle petróleo a los Estados Unidos, que hasta ahora había sido su cliente principal, su principal mercado. Menos mal que China ha prometido comprar una parte substancial de ese crudo, porque si no, en qué nos las hubiéramos visto. Tampoco la nación venezolana puede realizar en el territorio norteamericano ningún tipo de transacciones financieras. Y para agravar la situación, Julio Borges y sus aliados de la oposición han logrado que la Unión Europea, que es un infame y desvergonzado títeres de los EE.UU., se sume a las sanciones de su amo yankee. Y esto es sólo lo más visible, porque criminales acciones encubiertas realizadas por el terrorista de Primero Justicia, han logrado que países como nuestra "hermana" Colombia, otra infeliz marioneta de los gringos, haya llegado al extremo de negarse a vendernos un medicamento contra el paludismo y que los buques de alguna compañías navieras trasladen hasta nuestro territorio productos como trigo y otros comestibles. Incluso, había logrado que los billetes del nuevo cono monetario llegaran con bastante retrasoa a nuestro país.

Y todo lo anterior

¡VIVA OMAR PRIETO! ¡VIVA EL ZULIA ¡VIVA VENEZUELA! Y viva también Nicolás Maduro, quien, gústenos o no nos guste, se encuentra al frente de la defensa del país, y cuando la patria está en riesgo, todo lo demás sobra. La patria primero.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 584 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US Y ab = '0' /oposicion/a255323.htmlCd0NV CAC = Y co = US