Análisis de la derrota de VP, PJ y UNT en sus primarias

No es nada fácil hacer un análisis sobre elecciones opositoras en las que cuando no queman los cuadernos para que nadie vea los resultados, hacen un silencio de cementerio como en el caso de sus recientes votaciones que se desarrollaron como dice el chiste: con hacha, cuchillo y machete, incluso, hasta pistolas en mano hubo, además nadie de ellos habla sobre la cantidad general de votos obtenidos, de todas maneras, tomo las cifras iniciales publicados por la prensa sobre los candidatos "triunfadores" de cada organización, y comienzo.

En las primarias de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sus votantes hablaron como cuando le gritaban a sus dirigentes fascistas apoyados por el imperio norteamericano, que pararan las guarimbas y el terrorismo en la Patria de Bolívar; es evidente como en esas elecciones, unos comicios organizados por este mismo parapeto, la mayoría de sus seguidores rechazaron y repudiaron la sangre que el sector de la derecha más violenta derramó en las calles del país.

Lo expreso de otra manera: castigó con el voto a las principales organizaciones que estimularon y provocaron el terrorismo de forma más directa en Venezuela. Cuando muchos pensaban que grupos como Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo no perderían ninguna propuesta, resulta que el partido de Capriles Radonski, el hombre del llamado de arrechera, obtuvo cinco candidaturas incluyendo la del consenso, el de Leopoldo López, cabecilla de la operación golpista denominada "La Salida", una, y el del exconvicto Manuel Rosales, ninguna; según los primeros números presentados por la MUD.

Tales resultados en cierta forma reflejan alguna madurez de los electores antichavistas, y eso es algo; no podrán estar de acuerdo con el gobierno del presidente obrero, Nicolás Maduro, y quizás pretendan que se le entregue el país a los norteamericanos como en la IV República, pero aparentemente tampoco quieren que se le lancen explosivos a maternos infantiles, ni que se le prenda fuego a la gente por pensar distinto, ni se ande de gira por el exterior pidiendo que se bloquee financieramente a Venezuela, para que pase hambre el pueblo como hizo Julio Borges.

Avanzada Progresista obtuvo la mayoría de sus propuestas, sin embargo, en los comicios sobresalió Acción Democrática con 10 candidaturas, desde luego, para hablar del "triunfo" del partido blanco, hay que hacer algunas consideraciones evitando posibles confusiones.

Todos sabemos que el partido de Rómulo Betancourt era tan criminal o quizás más que Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo juntos. No se puede hablar de AD en este aspecto sin traer a colación sus torturas, desapariciones forzosas, asesinatos de líderes revolucionarios; tanto que muy maltrecha ya con Carlos Andrés Pérez en la presidencia se aferró a la receta del Fondo Monetario Internacional (FMI), y provocó el Caracazo, suceso sangriento en la que asesinaban a la gente hambrienta cuando buscaba desesperada los alimentos básicos para poder subsistir.

Y ahora en la V República –por hechos que no repito para no caer en perogrulladas- llegó Henry Ramos Allup a la presidencia de la Asamblea Nacional y tan pronto como asumió dijo al mejor estilo de los líderes de esa AD prepotente y asesina, que en tres meses sacaría a Maduro de la presidencia. Así de fácil, como pelar una mandarina.

Más temprano que tarde, Ramos Allup se dio cuenta que Chávez en Maduro estaba más vivo que nunca. Este pueblo es difícil de roer, este pueblo después de El Gigante no es cualquier hueso. Pronto se comenzó a dar cuenta que se equivocaba, que con violencia no derrocaban al Presidente obrero, y empezó a desmarcarse. Hasta la misma esposa Diana D’Agostino lo dijo en un audio que se hizo público. Henry Ramos Allup ni quería asistir a las reuniones de PJ y VP.

Por supuesto, como perro viejo late echado, comenzó a lanzar la piedra y a esconder la mano, a moverse en el estira y encoge propio de la política de la IV República; salía y le daba un espaldarazo a la MUD pero no movía un dedo para llevar una lata de gasolina, una bomba molotov, era o es pura lengua; en cambio terroristas como Freddy Guevara, Miguel Pizarro, Manuel Rosales, Eveling de Rosales, David Smolansky, Juan Requesens, Juan Pablo Guanipa, se ponían al frente de las operaciones sangrientas y entre más muertos, más eran sus llamados a las marchas violentas. Guevara por ejemplo, salía por los medios de comunicación con el pecho inflado de orgullo, dirigiendo personalmente a grupos de encapuchados dispuestos a matar.

El tiempo transcurrió en vilo –como todos sabemos-, en medio de la amargura del terrorismo, en una exasperante incertidumbre y desasosiego con los homicidios y destrozos provocados por la derecha fascista, hasta que ganó la paz que pedía Maduro y culminó la pesadilla, ahora tenemos ahí los resultados de las elecciones internas de la MUD, se les impuso AD disfrazada de ovejita con el guabineo de Ramos Allup, que odia a sus petimetres, lechuguinos, masca chicles y mariposones de PJ y VP y eso lo saben muy bien Capriles Radonski y Leopoldo López, y su gente de las bases aunque todos se hagan los locos y quieran ignorarlo.

El Pueblo Constituyente hace justicia ¡Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3778 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gian Carlo Di Martino

Gian Carlo Di Martino

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /oposicion/a252540.htmlCd0NV CAC = , co = US