A los opositores

Despejadas todas las dudas sobre la guerra económica que la oposición ha desarrollado en el país con el apoyo norteamericano, después que el presidente Donald Trump emitiera un decreto tratando de asfixiar aún más el movimiento financiero venezolano, quisiera hacer algunas reflexiones para que, aparte de mis camaradas, también las lean los opositores.

Hago este planteamiento porque por encima de todas las cosas, existe una verdad que, aunque siempre han querido ocultarla los dirigentes que fungen de líderes de la oposición, ahí está vigente y a la vista de todo el mundo.

La guerra económica es una realidad que los golpistas han arreciado desde que el presidente Nicolás Maduro llegó al poder, y que no distingue entre chavistas y opositores; esa agresión financiera que pidió en el exterior Julio Borges, no solo afectará al Gobierno revolucionario, afectará a la población entera. Y así ocurriría si nos invaden.

Señores de la oposición, si se diera esa invasión que piden además de Borges, Freddy Guevara, Ramos Allup, Manuel Rosales, Eveling de Rosales, Miguel Pizarro, David Smolansky, Juan Requesens, los hermanos Guanipa, entre otros, los misiles no le caerían solamente a los chavistas. Las bombas no distinguen de ideologías ni de colores políticos, explotarían sobre la población en general y todos seríamos víctimas, así como, precisamente ocurre con la guerra económica.

Los opositores –me refiero a los de las bases- en este país deben rechazar la intervención y la injerencia norteamericana en los asuntos internos de Venezuela, deben pedirle a sus líderes, que se inserten en las soluciones que se planteen acerca de la especulación, los altos precios, la falta de alimentos y medicamentos, la carencia de efectivo, no pedir que nos bloqueen y nos invadan militarmente como ha dejado entrever el presidente Trump.

Voy más allá, en estas circunstancias no se trata de si somos chavistas o no, de si somos opositores o no, se trata de que un imperio se quiere apoderar de nuestras riquezas, y para ello intenta con el hambre poner de rodillas a la población.

No estoy pretendiendo que los opositores que me leen se metan a revolucionarios ¡no! apoyen al líder que crean conveniente, pero por el bien del país, de ustedes mismos, no apoyen a esos dirigentes que son capaces de pedir que nos bloqueen financieramente, que aumenten los precios de los productos de la cesta básica, que nos bombardeen.

Es la hora de pensar en el país por encima de cualquier ambición personal y eso pasa por dejar la violencia, evitar el derramamiento de sangre, en este momento, opositores y chavistas lo que más deseamos es llegar a un mercado, a una farmacia y comprar lo que queremos y necesitamos…Y que nos alcance la plata.

Ya no más violencia, Venezuela nos necesita, en la Patria de Bolívar cabemos todos; rechacemos con el alma, con el corazón, las intervenciones gringas, y aislemos a esos dirigentes que sueñan con ver llegar a nuestras costas los marines estadounidenses, con sus explosivos y sus poderosos armamentos.

El Pueblo Constituyente hace justicia ¡Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3362 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a251952.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO