La última estrategia de Teodoro

Yo Teodoro hubiese asumido otra responsabilidad de campaña, en esta, que para él debe ser la madre de todas las batallas perdidas que ha tenido con Hugo. No le queda nada bien al ex candidato presidencial, hacer de “SenSei” con un personaje que no llega ni a salta monte. A Teodoro habrá que recordarle que le toca dar consejos, a los mismos actores de aquella coordinadora democrática, que tantas veces él criticó por torpe y desfasada de la realidad; pero la tarea más difícil de este jefe de estrategia, será cuando asuma sus asesorías con el copión de los muchachos de calle trece, quien como buen discípulo de Piñerua, un buen día se atrevió a no estudiar más y no estudio más.

No es tarea fácil dirigir y aconsejar al bachiller Rosales, él tiene su propio currículum, sino, que le pregunte a Omar Barbosa, por el maestro que lleva Manuel por dentro, porque ni en Santa Bárbara, ni en el Zulia, existe un alma a la que le haya dado una clasecita

El que una vez se atrevió a desafiar al “imperialismo soviético”, se jalará de las greñas cuando intente explicarle el plan estratégico, al que ahora se “atreve” a ser lo que él no pudo: confrontarse con Chávez en el plano electoral. Teodoro, con cuarenta años menos, lanzó la estrategia de alzarse en armas y en menos de lo que canta un gallo, gritó: ¡paz democrática! , ante las derrotas tácticas, que le había propinado Rómulo Betancourt. El promotor de las ideas socialista en los primeros años de la cuarta república, creó y promovió la estrategia de acabar con el bipartidismo Adeco- Copeyano, pero en su tesis de las dos gandolas y la bicicleta, terminó pidiéndole una colita al gandolero de Rafael Caldera, quebrándole así, el sueño a muchos que habían dado hasta la vida por su estrategia.

Este ex ministro de la cuarta república, que un buen día, le propuso la estrategia a su partido de no apoyar al hombre del “por ahora”, también terminó por abandonar a sus conmilitantes, con el cuento de la nueva estrategia de “los espero en la bajaita”.

Ahora le toca una nueva tarea de campaña: ser jefe de estrategia de los estrategas de la derrota. Por esa razón yo Teodoro buscara hacer otra cosa en la campaña, porque con el currículum del bachiller Manuel y lo “atinado” que ha sido en todas sus estrategias, nos está brindando dos grandes seguridades : esta será su última parada, perdón, la última estrategia de Teodoro, y por esta via habrá oposición pá rato.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3582 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor