Cuando hacemos del dolor constructo para la violencia

La muerte de cualquier ser humano ocasionada por la violencia, en el más recóndito lugar del hemisferio necesariamente nos lleva a la indignación, a la consternación y a veces hasta a la rabia, al sentirnos impotentes frente al hecho. Cuando esto último ocurre es necesario hacer un acto y reflexionar, porque estamos asumiendo la rabia, que lejos de ser un sentimiento humano de solidaridad o misericordia, se torna en odio al otro, deseos de venganza y en consecuencia de generar más violencia y caer en aquel vetusto principio de "Ojo por ojo y diente por diente", que no es ni el más cristiano, ni el más humano y mucho menos académico.

Es lamentable que este sentimiento en estos momentos de crispación política de un peligroso clima de ira colectiva, sea alentado desde diferentes escenarios, incluyendo el de las academias, donde los aviesos intereses político-partidistas predominan sobre la sindéresis, la calma, la cordura y sobre todo la responsabilidad ante la sociedad, como forjadores de hombres y mujeres de la república, que son los educadores y comunicadores sociales, cuya observancia de la ética y moral profesional, en estos momentos aciagos que vive la patria deben ser el escudo contra el odio y la violencia.

Hacemos esta reflexión tras oír mientras nos desplazábamos en un bus colectivo, un programa de opinión en una emisora de Ciudad Bolívar, conducido por un ciudadano, que se identifica como profesional del Derecho.

En esa emisora estaban las autoridades rectorales y decanos de la Universidad de Oriente, casa de estudios, que en medio de una esas manifestaciones a que nos tienen acostumbrados factores políticos desde hace dos meses y que han cobrado inútilmente mas de 60 vidas, perdió a uno de sus hijos, el bachiller Puga, estudiante de enfermería en la Escuela de Medicina de Ciudad Bolívar, el cual fue víctima de un disparo de arma de fuego, presumiblemente por un miembro de la Policía Estadal, en los predios del Decanato.

La investigación está en proceso y los medios de comunicación han divulgado, que seis uniformados están siendo investigados por el abominable hecho, que no tiene justificación, aunque no dejemos de reconocer la presión sicológica a que son sometidos los funcionarios del orden público, cuando se trata de manifestaciones convocadas con carácter "pacífico", pero generalmente terminan en tragedia, donde también han rendido su vida servidores públicos, cazados por algún francotirador, "colocado o sembrado" en el escenario por factores interesados en generar violencia para ganar espacio y connotación en las mass media, que tanto daño están haciendo a la sociedad con la extrapolación del odio de minorías hacía la sana y trabajadora población de la República Bolivariana de Venezuela.

El propio gobernador Francisco Rangel Gómez, repudió públicamente el lamentable hecho y prometió que irán a fondo con la investigación para que no haya impunidad y que el o los responsables, sean castigados con todo el peso de la ley.

Sin embargo en ese programa, que parecía mas bien una tribuna para un mitin electoral se emitieron conceptos que ponen en duda la seriedad del anuncio de la autoridad y la descripción dantesca que hicieron del supuesto escenario de violencia que segó de manera absurda la vida al joven estudiante, donde "pasillos y paredes del decanato quedaron bañadas en sangre de indefensos estudiantes" y la persecución posterior de los cuerpos de seguridad y del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalistas, para "maltratar, vejar y robar", a los marchistas, nos hicieron recordar a las lecturas de aquella abundante literatura surgida en la post guerra, con la narrativa testimonial de las atrocidades nazis contra la humanidad, tales como El Diario de Ana Frank, Legión de Condenados y obras de historiadores donde se narra como se realizaban los Progoms, contra las comunidades, consideradas por los ários, como inferiores, especialmente la población judía:

"Un pogromo (del ruso погром, pogrom: «devastación») consiste en el linchamiento multitudinario, espontáneo o premeditado, de un grupo particular, étnico, religioso u otro, acompañado de la destrucción o el expolio de sus bienes (casas, tiendas, centros religiosos, etcétera)."

Los actores de aquella transmisión radiofónica, calificaron a todos los miembros de cuerpos de seguridad como asesinos, término que generalmente utilizamos muy a la ligera, sin tomar en cuenta su connotación. Dícese que viene del idioma árabe "Hassasin", adicto al achís. Bandas de estos adictos realizaban actos de exterminio de tribus enteras, por discrepancias religiosas, según la historia de pueblos del Medio Oriente. Asesino o asesina, el que o la que comete un homicidio, especialmente si lo hace con alevosía.

Pero al mismo tiempo calificaron la nada edificante acción de los cuerpos de seguridad, donde perdió la vida Puga y resultaron heridos seis jóvenes más como masacre y matanza, "Masacre es un término utilizado para referirse a un tipo de asesinato, habitualmente de varias personas, caracterizado por la indefensión de las víctimas ".Matanza: Muerte dada a muchas personas, en especial en una batalla, guerra, asalto o similar"

La dantesca descripción fue el corolario para la solemne convocatoria a una multitudinaria marcha para el día miércoles 31 de mayo en Ciudad Bolívar, con participación de los estudiantes de todos los núcleos de la UDO en la región oriental, para entregar al Ministerio Público un pliego solicitando que se investigue. Pero que "no se acuse a alguien de un crimen que jamás cometió. Adviértase la connotación. Van a solicitar la investigación pero al mismo tiempo creando el escenario de incertidumbre. No van a imputar al culpable, sino a alguien que no tuvo nada que ver, pero que servirá de chivo expiatorio. Así el crimen quedará impune

Como podemos apreciar con toda esa connotación comunicacional, dada al hecho, además con el tono de odio, con que emitían los epítetos y calificativos en contra de la fuerza pública y de la instancia gubernamental, no hay que ser un experto semiólogo para detectar los códigos y signos en el lenguaje y lo que se persigue.

Decir por ejemplo que fue una "Masacre una emboscada", es comparar, este incidente con la "Masacre de Managua, realizada por la Guardia Nacional de Nicaragua en la época de la dictadura del General Anastacio "Tachito" Somoza, el 22 de enero del año 67, cuando la avenida Roosevelt de Managua, fue testigo de la acción criminal más feroz contra una población civil indefensa, ametrallada a mansalva. O con la "Masacre de las bananeras" ejecutada por el ejercito nacional de Colombia, los días 5 y 6 de diciembre de 1928, contra los obreros explotados que reclamaban sus derechos a la estadounidense United Fruit , que les robaba su fuerza de trabajo lo que llevó a una huelga de 25 mil trabajadores en el municipio Ciénaga del Departamento del Magdalena, que al ser reprimida dejó 1.800 trabajadores muertos, por el fuego militar,ordenado por el presidente Abadía Méndez, en defensa de la bananera.

Otro calificativo: "Fue una matanza". En este caso comparándolo seguramente con la "Matanza de Tlatelolco, ocurrido el 10 de octubre de 1968, en la Plaza de las Tres Culturas en México, ejecutada por el Batallón Olimpia, compuesto por paramilitares, el Ejercito Mexicano y la Dirección Federal de Seguridad. La huelga estaba convocada por el Movimiento Estudiantil de 1968 y fue respaldada por obreros, amas de casa, artistas, intelectuales y demás movimientos sociales. Allí cayeron centenares de mexicanos abatidos, otros fueron encarcelados y desaparecidos. Esto es un recuerdo del gobierno del PRI, con el socialdemócrata Gustavo Díaz Ordaz, como presidente.

Como se puede apreciar, no hay que ser semiólogo, para concluir que lo que viene el miércoles 31 es mas odio y más violencia, porque ciertamente aquí se da el escenario nada deseado pero que se origina, cuando hacemos del dolor constructo para generar violencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 765 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: