El dúo dinámico de la corrupción

Vivimos un momento crucial, un momento en que Nicolás Maduro como máximo líder del proceso revolucionario, recibe uno de los más brutales ataques que presidente alguno haya podio soportar en los últimos tiempos en Venezuela; la oposición con fuertes enclaves en el exterior quiere acabar a como dé lugar con el Gobierno bolivariano, con la patria libre y soberana que nos dejó el Comandante Chávez; pretenden recuperar el país y repartírselo en pedazos con el imperio gringo que en otros tiempos se quedaba con la parte más cremosa del pastel.

Hago este breve planteamiento para referirme al caso específico de Maracaibo, que tiene la desgracia de contar con una alcaldesa (Eveling Trejo de Rosales) que lleva ocho años destruyendo la ciudad de manera impune, y ahora anda en campaña electoral con el marido, el exconvicto Manuel Rosales, despotricando del Gobierno de Nicolás Maduro. Y no se pueden permitir más agresiones contra nuestro Presidente, contra un hijo de Chávez en ninguna parte del país y del mundo. Hay que enfrentar a los enemigos como nuestra canciller, Delcy Rodríguez, a los conspiradores de Venezuela en la OEA, con determinación, con coraje, con la verdad y los hechos.

Si a mí me dan la oportunidad, Eveling puede ir delante llevando su discurso de odio contra la revolución, pero yo voy detrás recordando que ella es una corrupta esposa y cómplice de un ladrón que aún tiene que contarle muchas cosas a la justicia venezolana, como por ejemplo, la compra que hizo de varias haciendas en el sur del lago de Maracaibo, con la plata que se robó de la administración pública, dinero que era del pueblo. De los bienes que adquirió en el exterior cuando huyó del país.

El llamado "filósofo" del Zulia comenzó su colosal corrupción con la construcción del Metro de Maracaibo. Se quedó con la jugosa contratación que ganó una empresa española pero que le otorgó a una trasnacional alemana porque pagó en dólares. Para ese entonces recibió más de 50 millones del famoso billete verde.

Rosales y Eveling son el dúo dinámico de la corrupción, estos facinerosos han destruido los bomberos, las plazas y parques, las calles, tienen hecha la ciudad un basurero, un municipio insalubre que es la vergüenza del país. Atacan a Maduro por las fallas eléctricas, pero ellos no son capaces de instalar un bombillo. Maracaibo no es ni la sombra que fue de 2000 a 2008 cuando fui alcalde. La convertí en la primera ciudad de Venezuela para orgullo de los marabinos, zulianos, venezolanos.

A ellos solo les sirve la Alcaldía para robar, porque no le cancelan a los bomberos ni a sus empleados y trabajadores, que a cada momento tienen que manifestar reclamando que les cumplan sus beneficios; no echan un poco de asfalto, no compran un pote de pintura para los brocales, no compran un saco de cemento para echar una acera, no pagan por limpiar una cañada, no reparan un semáforo, nada…No tienen dinero y, bueno, eso es verdad, junto con Un Nuevo Tiempo (UNT) saquearon las arcas municipales.

No colaboran con Arias Cárdenas, no lo ayudan con el transporte público, la escasez de alimentos, más bien están a favor de la guerra económica que pretende arrodillar al pueblo de hambre y deponer al Gobierno revolucionario. El gobernador ante tanto desastre municipal, también tiene que hacer de alcalde.

Quiero quitarle la careta a ese par de malandros, mientras hago un llamado a la Contraloría General de la República para que investigue la gestión de Eveling Trejo en la Alcaldía desde el punto de vista presupuestario, financiero, la desviación de recursos, los contratos que le ha dado a sus familiares y amigos.

Eveling que tiene al expresidiario Manuel Rosales como su asesor debe decirle a la gente de Maracaibo qué hace con los recursos del situado constitucional, con el dinero que le entra por concepto de suministro de gas doméstico, de recolección de basura que no recoge pero cobra, de las patentes de comercio y vehículos, por concepto de impuesto petrolero…Ojalá la Contraloría General de la República actúe y actúe rápido…

El dúo dinámico de la corrupción podrá verter todo su odio en contra del presidente Maduro en la campaña electoral que mantiene casa por casa, pero yo tampoco me cansaré de decir, que ellos son unos perfectos hampones que deberían estar encarcelados.

Con Maduro victorioso ¡venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8154 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a243439.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO