Ramos Allup es sobrino de Rómulo Betancourt, un padrino sanguinario

La violencia es odio a la vida, en sus dos gobiernos -1945 al 1948 y de 1959 al 1964- Rómulo Betancourt se caracterizó por ser un hombre violento contra el pueblo.

Obviaré reseñar los matices de su ascenso al poder en ambas ocasiones, una por la vía de un golpe de Estado sangriento (18 de octubre de 1945) y la otra en 1959, aparentemente constitucional pero a todas luces fraudulenta; de su primera gobernanza ignoro sus vivencias porque yo no había nacido pero ya para esos años inicios de los sesenta y con doce o trece años encima yo tuve mi primer cuartelazo que no sería el único; tampoco es que yo estuviese rezando entonces, una noche me pescaron por casualidad en los alrededores de una zapatería que había sido asaltada por la guerrilla y que necesitaba zapatos para la gente que ya estaba arriba y sin bastimento, yo era solo un campanero pero tampoco yo lo sabía, mi función era dármelas de estudiante y avisar alguna novedad, fue muchos años después cuando supe de qué se trató el asunto.

Lo ocurrido es que entonces me embarcaron en una patrulla junto con mi amigo Nelson y nos llevaron a la policía, por fortuna no a la temible Digepol, a Nelson lo soltaron inmediatamente porque él tenía cédula pero yo era capocho e indocumentado, pero éramos más o menos de la misma edad, alrededor de doce o trece años; recuerdo que era un pasillo largo a la entradita del edificio policial, pero bien iluminado, donde me encerraron, y ahí estaban las putas, los mariscos, los borrachitos y hasta la entonces llamada "gente decente" que por alguna infracción de tránsito había sido pescada, todos los "decentes" y los "indecentes" fueron muy atentos y echadores de bromas, a mi me dieron un cartón para dormir.

Por la mañana me soltaron como a las ocho; antes, un policía me tomó mis datos pero me amenazó, dijo que si él me veía por ahí otra vez me iba a mandar para "el tigrito"; ni puta idea podía yo tener entonces de lo que era "un tigrito" pero me callé entonces, yo lo que quería era salir de esa vaina; entonces no habían ONG como ahora, eran los años del adecaje post perejimenista.

Recuerdo la cara del policía, él, de seguro, era campesino como yo, pero la de él estaba muy arrugada y seca, su voz era autoritaria; mi padre ya había muerto luchando contra Pérez Jiménez y yo tenía pocas nociones de la comparación pero recuerdo que yo sentía rabia e impotencia, dos cosas difíciles de contener pero me las ingenié para salir del trance, recuerdo que yo hubiese querido entonces volar sobre las más altas montañas, como Bolivar, pero nunca pude hacerlo.

Fue política de Estado, formulada por el entonces presidente adeco Rómulo Betancourt y líder del hoy presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, el que, "¡Maten primero y averigüen después!".

Rómulo Betancourt fue un adeco sanguinario contra el pueblo rebelde; para que no lo tumbaran, y siguiendo instrucciones de los gringos, Rómulo, o Romulón, como también se le decía, dispuso dividir expresamente a las entonces Fuerzas Armadas Nacionales -FAN- (nada de Bolivarianas) y he ahí otro de sus lemas: "a las FAN, sólo hay que darles las tres "C" -cama, comida y "cuestión"- para que sean obedientes".

El Pentágono manejó a Betancourt como a una marioneta y hasta dispuso una oficina en Fuerte Tiuna, para controlar todo.

En el seno de las entonces FAN, Bolivar estaba proscrito, Monroe ocupaba su lugar; USA le recomendó a Betancourt, para que no lo tumbaran, que dividiese al ejército en varios mandos, de ahí el plural, las FAN; Betancourt, obediente al imperio gringo, dividió a nuestro ejército de acuerdo a la estrategia imperial; otra cosa fue lo que hizo el Comandante Chávez cuando restituye la Doctrina Bolivariana y establece una unidad monolítica, y por añadidura, Bolivariana, la en vez de las, ahora singular, en vez de plural, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana -la FANB- con un mando unificado, lo que es cuestión de otro pormenorizado análisis.

No fue casual que cuando Ramos Allup ingresó a la Asamblea Nacional para tomar posesión, el 5 de Enero de 2016, lo hiciese en un carro de la embajada norteamericana, un imperdonable error de nuestro gobierno haberlo permitido y eso hay que reconocerlo, y ojalá que eso no vuelva a ocurrir, fue una provocación que no debe ser permitida de nuevo.

En la IV República adecocopeyeca, oír de viva voz en el argot militar, era común harto ordinario que, de "coronel para arriba es un mundo y de coronel para abajo es otro".

Claro, era una cuestión de los ascensos militares, las entonces divididas Fuerzas Armadas Nacionales estaban vueltas ñinga, esguañangadas, a merced del clientelismo adecocopeyeco; de coronel para abajo cualquier oficial tenía que someterse al criterio del CES o acaso del CEN adeco o copeyeco -comité ejecutivo seccional o nacional- quien decidía lo que sus diputados debían disponer; y, de coronel para arriba el ascenso dependía de si la barragana de turno del entonces presidente de la República, se paraba con el pie izquierdo o con el pie derecho, por delante.

Si sangrienta fue la respuesta al "Carupanazo", sangrienta fue contra el "Barcelonazo", ahí hubo fusilamientos inmisericordes de jóvenes patriotas revolucionarios; y ni que decir del "Porteñazo", había una gran división de nuestro ejército e inclusive, la gran estrategia norteamericana era eliminar a las entonces FAN y convertirlas en una policía pretoriana, a lo cancerbero y al servicio de Nelson Rockefeller, quien de paso, a inicio de los años sesenta ya había comprado las tierras de medio Carabobo, las mismas de la pantomima de Reforma Agraria a la que el destacado dirigente adeco Ramón Quijada se había prestado pero que dicho sea de paso yo ignoro su verdadero papel en esa jugada.

Si recuerdo de entonces, desgastadamente, nuestros debates acerca de la obra de Juan Bautista Fuenmayor y lo que él planteaba acerca del movimiento revolucionario y la postura que debíamos asumir respecto a Betancourt, Jovito Villalva y Rafael Caldera, lo que no viene al caso, pero es bueno orientar a la juventud para que se aboque a escarbar la historia contemporánea; pero hoy mucho se ha diluido en mis recuerdos, apenas tengo frescos mis duros enfrentamientos personales con el compañero Héctor Pérez Marcano, ex ique del MIR pero entregado a Copey, al igual que todo el MAS e inclusive el propio Partido Comunista de Venezuela, entonces ya a inicios de 1992, un poco antes del 4 de Febrero, cuando intentamos fraguar una unidad revolucionaria que al final se fue por una cloaca, poco antes yo había conversado con Moleiro y a mi modo de ver él era de otra opinión, aunque tampoco recuerdo con claridad su posición, pero Moleiro era otra cosa; el muere pocos años después, creo que a inicios del gobierno de Chávez.

En fin, la llamada izquierda había devenido en una mierda y yo me aparté de todo eso hasta que Chávez dio el pitazo. Hubo mucho oportunismo de todos los factores de la llamada izquierda, sin excepción; fue Chávez y la juventud militar bolivariana la que recuperó el rumbo de Venezuela.

Romulón fue el perverso padrino de las camorras que llevaron a Venezuela al desastre y, uno de sus sobrinos fue Henry Ramos Allup, entre otros.

Saga de sangre es la de Rómulo Betancourt y que ahora R Allup pretende reivindicar para enrolar a nuestra juventud, por lo que hay que pararle los mochos.

Maduro ha hecho grandes esfuerzos para contener la brutal arremetida de no solo grandes centros de poder internacional sino también de esquiroles ex altos funcionarios del gobierno bolivariano pero ya descamburados, así que pido a los míos cerrar filas con Maduro, abrigo la esperanza de que Maduro pueda superar tantas dificultades y entrompar hacia el futuro con la agenda bolivariana dejada por el Comandante Chávez.

Y en cuanto a la MUD, el tratamiento que le demos tiene filo de espada, la MUD es una añagaza y como tal debe ser tratada, la MUD no es una organización que nació del sentir venezolano, la MUD es un aparato creado a realazos por el verdadero enemigo de Venezuela, el imperio norteamericano; sin el financiamiento norteamericano la MUD no existiría, la MUD es a Venezuela lo que los grupos terroristas son a Siria, y lo que fueron a Libia e Irak.

Cuando digo que el tratamiento que le demos a la MUD tiene filo de espada quiero significar que si no somos quirúrgicamente inteligentes eso podría revertírsenos tal como ya sucedió el 6 de Diciembre pasado cuando ellos lograron embaucar al pueblo y hacerse con la Asamblea Nacional; ahora hay que poner en manos del pueblo el destino de ese peine, a punta de razonamientos convincentes.

Eso por una parte; y por otra, es de advertirle a la comunidad internacional de pueblos -y de gobiernos, no faltaría más- que si el imperio norteamericano se hiciese con el petróleo venezolano, eso sería lo último que le faltaría a ellos para dominar al mundo.

Si los demás pueblos hermanos no nos ayudan a contener a Estados Unidos, ellos también correrían la desgracia de entrar en una guerra sin fin para evitar ser esclavizados; nosotros no somos mochos y estamos listos para pelear pero eso no es lo que queremos, lo que Venezuela quiere es paz para todos, la paz nos beneficiará a todos; de ahí que sea necesario contener a la MUD, instrumento de la máquina de guerra del imperio norteamericano.

R Allup y Julio Borges son cancerberos de los intereses norteamericanos y eso tiene que debatirlo el pueblo trabajador antes de que sea más tarde.

No fue casualidad sino causalidad el que lo primero que hiciese R Allup al asumir la AN, fuese expulsar el retrato de Bolivar de la Asamblea Nacional y, de paso, el de Chávez.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1929 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a239254.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO