Flor Núñez y el Narco Estado

Manteniéndome al pendiente del canal CÑM en español, para disfrutar el despecho que cargan por el triunfo de Donald “peligroso” Trump; me encontré con una entrevista que le realizaban a la actriz venezolana Flor Núñez , que me impulsó a escribir estas líneas.

Es increíble el grado de disociación en la que se envuelven personas que aparentan tener neuronas e inteligencia; porque hay que ser muy inteligente para ser buen actor; es de estudio clínico la actitud de esas personas que logran la fama a punta de dar coñazos pero que luego de saborear las mieles del éxito (sobre todo el económico) se transforman en un ser negado, el que desconoce sus orígenes aunque no puede evitar mezclarlos en sus palabras, pues su cerebro las aflora de manera inevitable.

La actriz expone en su entrevista que su actuar desempeño lo está realizando en una obra sobre “Venezuela” pero no sobre la actual “Venezuela” que es un narco estado; sino sobre la “Venezuela bonita” que ella vivió y que el narco estado actual destruyó.

Explica a los televidentes que ella pasa en su obra por los momentos felices y los terribles de la historia venezolana y así se va desde la democracia a las terribles dictaduras y pone como ejemplo la “Terrible cárcel de la Rotunda” de Gómez, donde torturaban sin piedad, o la “Temible Seguridad Nacional” de Pérez Jiménez, donde asesinaban y desaparecían y así hasta llegara a la actual…(se le enyoyó un poco la “luenga” sin hallar nombre)…bueno donde se torturan tantos jóvenes estudiantes…

Coño vale, se le pasó hablar del “”Reten” de Catia, donde en la cuarta hacinaban en sucuchos de muerte a los que eran y a los que no también; sería que en la época en la que aun andaba en bus no se enteró de ese sitio a pesar de trabajar en Radio Caracas TV o en Venevision (no se en cuál de ellos, pero seguro en uno de los dos); o “El Dorado” donde la ley de vagos y maleantes de la “Venezuela Bonita” enviaba a quien quería sin que nadie pudiera siquiera preguntar por qué.

Se le olvidó retratar en su obra teatrera la época “bonita” de Rómulo Betancourt, o de CAP o de Lusinchi; bastante material cómico habrá de esa época, incluso puede buscar en los archivos de Radio Rochela (donde la critica satírica era de predominante corte antigobierno); o en los archivos de “A Puerta Cerrada”.

Sin embargo en un traicionero momento de su sub consciente, ante la pregunta del entrevistador sobre sus abandonados estudios  de abogado, admitió que estudio hasta tercer año, pero que se le imposibilitó continuar porque (en esa “Venezuela bonita”, que le arrebató el narco estado chavista) tenía que estudiar y trabajar (¿Se habrá enterado que en la Venezuela de hoy el 80% o más de los estudiantes son mantenidos por sus padres y además cuentan con universidades gratuitas, canaimas, becas y un sinfín de privilegios, incluido la tarjeta del pasaje estudiantil?); además su subconsciente le hizo una mala jugada al decir que: “además estuve de escribiente en tribunales y lo que vi me dejo asqueada y así las ganas de ser abogado se me quitaron y me dedique a lo que me daba vida, alejarme de la realidad y sumergirme en la fantasía” (palabras más palabras menos). Esa época que describe Flor Núñez dentro del aparataje judicial estaba a años luz de la llegada del chavismo.

Flor Núñez en su entrevista las veces que se refirió al estado venezolano lo calificó de “Narco Estado”, ¿Le estarán llevando drogas a ella o su familia instalada en el norte?, lo digo por la certeza con la que califica, como esperando que le pregunten por qué dice eso con tanta propiedad para entonces explayarse en datos (trampa en la que no cayó el entrevistador).

Flor Núñez es el reflejo del daño cerebral que sufren muchos de la clase media (a la que ella representa muy bien) que después de conseguir cuatro lochas (con un sudor intenso de su frente y echándole un cerro, lo digo porque alguien que tuvo que trabajar y estudiar para pagar sus estudios no pudo venir sino de esa clase media baja de la que está repleta el país) se transforman en representantes de esa clase rica a la que sirvieron y de la que se encuentran en capacidad de tutear.

Que de ronchas no habrá pasado la Núñez con personajes como Marcel Graniel, Eladio Lares, Dionys Lopez (Popy) bajo cuyas dictaduras tuvo que trabajar, amén de las de los productores chupasangre (y quien sabe que cosas mas) de las Radio Caracas y Venevision de esa época de sus inicios; para venir ahora a despotricar de una país y un estado que está floreciendo a pesar del boicot de personas como ella, que se empeñan en destruir la patria que las vio nacer solo porque una clase político- económica que marginó a la mayoría y de la que ella es adepta, ahora está fuera del poder y así se van a quedar.

Habló Flor Núñez sobre los “Venezolanos decentes” asegurando que aún quedan algunos, que no todos son delincuentes y que a esos “venezolanos decentes” va dirigida su actuación para hacerlos sonreír y darles esperanzas de que esa “Venezuela bonita” que el narco estado les arrebató volverá…si Luis, póngase a creer Flor Núñez que su alianza en el norte con personajes como Orlando Urdaneta con quien seguramente tendrá nexos mas allá de lo debido va a darles frutos sobre la patria bolivariana.

A ella y a la gente de ORVEX (Organización de Venezolanos en el Exilio), organización parasitaria de las arcas del estado norteamericano y de empresarios venezolanos que no ha podido derrocar al chavismo en 18 años se le está acabando el saldo, ya lo dijo Tump “Voy a revisar a las organizaciones que están robando dinero de nuestra arcas simulando luchar por la libertad de sus países, Estados Unidos no está para financiar nunca más el derrocamiento de gobiernos”.

Da tristeza un talento desperdiciado por falta de cerebro y raciocinio, ¿Cuál Venezuela Bonita habrá vivido la Núñez?, ¿La de Cantaura?¿ La de la Molina Gasperi y el grupo GATO?, ¿La que retrata Fermín Mármol León en su libro “Cuatro Crímenes Cuatro Poderes?. ¿La que vio el asesinato de Fabricio Ojeda? ¿O la que nos devolvió el cadáver encadenado de Alberto Lovera?, de cual “Venezuela bonita” hablará Flor Núñez ¿La que tomó por asalto a la UCV Y desaparecía a los líderes estudiantiles? ¿La “Venezuela” que disparaba primero y averiguaba después?.
No ni Flor Nuñez pudo haber vivido en ninguna “Venezuela bonita” ni nosotros vivimos en un “Narco Estado”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3505 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: