Un verdadero infierno. Cárceles en Venezuela.

La crisis penitenciaria en Venezuela aumenta su nivel cada vez más, nuestras cárceles continúan siendo infectos depósitos, almacenes ruinosos de hombres y mujeres sometidos a un régimen cloacal, sobreviviendo en condiciones infrazoológicas, sin derecho no solo a la libertad, sino también sin derecho a la vida.
 
La  delincuencia organizada reina y organiza a su parecer la modalidad de la convivencia de los privados de libertad, establecen impuestos, premian y castigan a su antojo; a ellos corresponde decidir la vida o la muerte de sus súbditos. El nuevo régimen penitenciario no ha logrado batallar con la anarquía, a lo contrario ha generado efectos colaterales que afectan a la población reclusa como los traslados masivos sin ningún estudio previo, la lentitud judicial ha ocasionado hacinamiento en recintos policiales que físicamente no están actos para mantener un alto número de privados de libertad y mantener el orden en los espacios se hace casi imposible, relacionado a ello, se produjo otro episodio oscuro en la historia de las cárceles en Venezuela,  esta vez en la sede de Politáchira San Cristóbal, un grupo de privados de libertad o presos comandantes aprovecharon el hacinamiento y tomaron control del recinto, donde mantuvieron de rehenes a familiares de privados de libertad y guardias custodios, más de un mes se vivió este infierno lleno de  maldad,  crueldad y hasta niveles de mutilación  como se muestra en un video que se ha hecho viral en las redes sociales, donde es extraído el dedo índice de un privado de libertad y según el señor Juan Carlos Herrera padre de un recluso desaparecido en declaraciones afirmo actos de canibalismo y amenazas de muertes y torturas para los que se negaban a ingerir la carne humana, una verdadera película de terror vivieron las 12 personas secuestradas por más de un mes, día y noche emulando el verdadero infierno descrito por Dante.
 
El chantaje como medida de presión y peticiones para ser trasladados a penitenciarias y acelerar el proceso de juicio, fue consigna principal para plantear este secuestro. Después de 28 días de angustia las  autoridades de la policía estadal anunciaron el fin del secuestro y el  traslado masivo de 109 privados de libertad a otros centros policiales del Estado Táchira, y los dirigentes de este macabro rapto con perdidas fatales, fueron trasladados al Internado Judicial de Carabobo (Tocuyito).  
 
Las investigaciones exhaustivas de los forenses del CICPC analizan restos óseos humanos localizados en los calabozos de Politáchira, después de terminado el secuestro, 2 privados de libertad no aparecen y las autoridades no descartan que fueron descuartizados y quemados en la basura del reciento policial ubicado en la concordia Estado Táchira.
 
Estar privado de libertad en Venezuela describe los círculos visto el por Dante, y no solo el privado de libertad, sus familiares y las comunidades cercanas conviven con este mal, voces de seres humanos descalificados y sometidos a un régimen inhumano, sobreviviendo en condiciones infrazoológicas, donde no  se rehabilita al delincuente, al contrario lo profundizan a una vida criminal violenta.
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4125 veces.



Victor Caballero

Politólogo colombo-venezolano

 victorcaballerobaez@gmail.com

Visite el perfil de Víctor Caballero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: