La agricultura urbana de la oposición

"La agricultura urbana, no es ninguna novedad", le dijo Pedro Cuartilla, a su amigo Pedro Cachamay, cuando escuchó un micro por su emisora favorita Mundial Margarita (1020AM, 92.9FM y www.radiomundial.com.ve) que trataba sobre el tema, el cual se ha implementado en el país como parte de las políticas que ha tomado el gobierno para enfrentar la guerra económica, impulsada por factores internos y externos.

"Te digo esto, Cachamay, pues mi abuelas, tanto Damiana como Leticia, cultivaban cebollín y otras especies y plantas medicinales, en sus patios, para paliar la situación de ciertos aliños que no se daban en nuestro pueblo La Tacarigua de Margarita, y era más grave aún porque para aquel tiempo, no había servicio de agua en las casas, pues se buscaba en los tanques o en las "pilas" que funcionaban en el pueblo, que de paso siempre ha sufrido los embates de la escasez del preciado líquido".

Pedro Cachamay observando el paisaje castigado por el látigo de la sequía, oía atentamente la exposición de su amigo, al mismo tiempo escuchaba el alboroto de una guacharaca, tal vez alegre porque descubrió un mango maduro en una mata cercana y con tal bullicio, era probable que buscaba comunicarse con otras para degustar tal exquisito manjar, también escaso por estos tiempos. Una vez que su amigo terminó su argumento, razonó:

"Totalmente cierto, Cuartilla, sin embargo, la oposición, como nunca reconoce nada bueno del gobierno, busca burlarse; y claro, hasta razón tienen, pues ella si practica o realiza un huerto urbano, no es de dudar que tú consigas sembrada la hierba apátrida; el guaritoto del odio y el rencor; la maleza de la intervención extranjera; el hongo de la violencia y el terror; el pasto de la represión, de la muerte y desaparición, que practicaron en tiempos atrás y que podrán en ejercicio, si llegaran a ser gobierno. Además llenarían al país del rastrojal de miseria y desempleo. De esto no hay duda. ¿Qué piensas tú?".

El periodista Pedro Cuartilla, viendo disfrutar unas palomas del maíz que antes le había echado en el patio, se quedó pensativo y respondió: "Amigo, es lamentable, pero es así, pues la experiencia que hemos tenido con la oposición tanto en el pasado como el presente, está reflejado en ese huerto que originalmente me describe. Es triste, te repito, pero es así".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1008 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a228916.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO