El paradigma opositor

Una de las trascendencias más importantes de la planificación estratégica es el rompimiento de paradigmas. Los paradigmas se resuelven a partir de la más elemental y a su vez, compleja disposición a la voluntad deseada, desde el punto de vista gerencial la peor decisión es aquella que no se toma en el contexto y oportunidad de común acuerdo con las exigencias que exigen por supuesto mucha información.

En la oposición venezolana como en todas partes hay gente inteligente, partiendo de esta premisa sobreviene la pregunta entonces, sobre lo qué pasa en sus decisiones y discurso hacia fuera de sus propios cenáculos, podríamos decir que es un temor congénito a quienes aspiran al poder por la vía política electoral, lo que podemos llamar demócratas, porque si los hay, no todos están aferrados al vaso comunicante con los medios y el más poderoso el del imperio, entre otras cosas porque saben que no es muy inteligente y eficaz esa relación de odio y amor.

En los últimos años en Venezuela se han roto paradigmas impensables en lo político, lo social, lo económico y lo cultural, lo único a nuestra manera de ver y que faltaría por deslastrar es la política comunicacional, como decía un amigo habrá que esperar que se gradúen los muchachos que estudian en este momento en la Universidad Bolivariana que de igual manera que los médicos están recibiendo conocimiento integral, existe una ausencia desmovilizadora del entorno social y político que conlleva amén a la poca investigación y menos compromiso interesado.

En este cuadro de ideas y reflexiones queremos encajar el asunto de los paradigmas en el mundo opositor y lo queremos hacer, convencidos de la necesidad de contar con una oposición real, sincera y democrática, que acepte las reglas del juego y actúe en el clima constitucional y se convierta en una referencia de igual contenido para sus electores. Creemos firmemente que quienes aún esperan llegar al poder bajo la protección imperialista jamás podrán en buena lid romper algunos de los paradigmas pautados por la misma oposición.

Un paradigma no es una utopía, es algo realmente alcanzable que en primer lugar requiere ser detectado, evaluado y diagnosticado y en segundo término exige una tremenda voluntad política, siempre volvemos a la planificación estratégica y para ser más didácticos si se quiere el manejo de las debilidades, fortalezas, oportunidades y amenazas siempre estarán presentes en el momento de la toma de decisiones, al respecto queremos reiterar que en la oposición hay gente inteligente y en el momento que revienten ese temor a los medios, al imperio, a la publicidad y su veto, que como materia prima abona su manera de pensar con un alto kilate de complejo político ideológico, que les permita visualizar más allá de la envidia por el poder, aceptando el éxito económico, de las grandes obras, del alcance social obtenidos en la revolución bolivariana, el crecimiento de la dignidad nacional y el papel de Venezuela en el concierto de naciones, es a partir de ese momento que podemos decir que están entrando en el terreno del conocimiento de los paradigmas que deben romper, la historia será testigo de lo que hagan o no estos venezolanos que se oponen al hacer de Venezuela un gran país, que le ofrezca a los venezolanos y venezolanas la oportunidad de una vida de calidad e insertado en el devenir social y cultural para bien de todos los que habitamos esta tierra.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3109 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a22104.htmlCd0NV CAC = Y co = US