No me vas a Provocar, No me vas a Provocar...!

Instalado el Cambio en la Asamblea Nacional se abre un nuevo ciclo de responsabilidades y sacrificios para todos nosotros quienes, con arrechera o sin ella, lo único que tenemos claro, o por lo menos es lo que deberíamos tener, a menos que ya se tenga preparada la garrocha para dar el gran Salto, que después de Maduro, más temprano que tarde, vendrán por todos nosotros. Seguro estoy que muchos, de los que hoy tenemos edad suficiente para recordar el otrora siniestro en que la Oposición hacía de las suyas en esos predios totalmente vetados para el pueblo, observaron con escalofriante preocupación una reedición macabra de dichos cuestionados y despóticos comportamientos. Con justificado escalofrío podemos asegurar que la prepotencia y agavillamiento demostrada hoy se irá incrementando sobre todo cuando desde ya se anuncia para la segunda Sesión como Primer Punto de Cuenta: "Acuerdo para regular el acceso de los medios de comunicación a las sesiones de la Asamblea Nacional". Seguramente para ocultar y desinformar lo que realmente sucederá en dicho recinto, ahora totalmente ajeno y adverso tanto para el venezolano común Chavista como para el Opositor y el Ni-Ni. Desde donde, de seguro y sin contemplación, se les tratará de asestar los más despiadados Golpes rastreros.

Con el mismo desenfrenado ímpetu con que Macri asumió la presidencia de la Argentina, la Oposición en Venezuela, recién instalada desde la Asamblea Nacional, viene demostrando igual mal de rábica ferocidad dictatorial. Emulando los tristemente dolorosos días del 11 y 12 de abril del 2002, en la que por vía de facto se hicieron del Poder, desconocieron y arremetieron de manera criminal y desvergonzada contra todo y todos en el país, igual o peor suerte tenemos deparado para nuestro próximo e inmediato futuro. La prisa por desmontar de raíz la Revolución Bolivariana hace suponer y evidenciar que sus acreedores, quienes realmente pagan sus facturas, no tienen mucha paciencia por recuperar la inversión realizada. Sobre todo cuando el engalanado y colérico nuevo presidente de la Asamblea Nacional se da el tupe de llegar a este emblemático y bolivariano recinto por el propio y nefasto Encargado de Negocios de los United State, defecando en la soberanía nacional, el sacrificio de nuestros Libertadores y en la madre de todos aquellos venezolanos que con orgullo y decencia patria estamos detrás del legado de Chávez.

Sacar las imágenes de Bolívar y Chávez de este recinto tiene como pretensión única la estúpida, cobarde y apátrida intención de hacer ver y creer que ya nos han vencido en una guerra que aun ni siquiera ha comenzado. Y que ahora, cuando recién comienza, se llena de significado el luchar y el vencer sin escatimar sacrificios, ni a cuántos ni a quienes nos llevemos por delante. Señal también inequívoca que con estos actos tan desvergonzados, de estos verdaderos vende patria, claramente evidencian que no cuentan ni consideran al pueblo venezolano para que los respalde o los apoye, ya que nunca han sido motivo de interés para su trágica comedia. Sino que buscan, consideran y exclusivamente cuentan con las oscuras fuerzas imperiales y guerreristas de los gringos. Hechos que nos hacen presumir que algo turbio y violento se tiene preparado y ya se encuentra en adelantado proceso de activación.

Saben con amargura los ejércitos del mundo, sobre todo el gringo, que nada más suicida resulta mantener por demasiado tiempo una determinada escaramuza de asalto o defensa, el enemigo no solo se acostumbra a ella, sino que logra sin mucho esfuerzo ni creatividad anticipar y redireccionar hacia su favor los éxitos de tal operación. Por tanto, sin desconocer las innegables responsabilidades que tenemos todos por los resultados del 6D, resultó infructuoso, como en el cuento, nuestros bien fundados "ahí viene el lobo". Si bien hasta la saciedad fue escuchada nuestra advertencia poco fue creída y menos digerida. Para muchos de los que hasta hace poco denigraban de nuestra, supuesta, falsa democracia por lo menos ahora deberían estar tan atónitos como satisfechos del circo romano en el que ahora se hallan metidos, donde espectacularmente compartirán escena tanto por los Chavistas como por los leones hambrientos que harán banquete de todo aquellos derechos civiles y constitucionales que tanto necesitan y que ahora se pueden ir por el caño de la Asamblea Nacional. Aquellos chavista confundidos que por lo menos, por decencia, en este momento, se encuentran arrepentidos, por haber tristemente fiado su Revolución por el falso billete de este Cambio, al ver como este sujeto, al mejor estilo Rambo, pretende desde la prepotente cima de su arrogancia sacarle la espoleta a toda la miseria que son capaces de arrojar, debieran estar buscando la manera de vengar la estupidez que les han hecho incurrir mediante un Revocatorio. Que de seguro, hasta los venezolanos más Disney, de solo de pensar y presentir que le quitarán los Cupos Viajeros, arrechos se les unirán.

Si bien este feroz "lobo" (con más pinta de "pájaro loco" que de otro animal) indiscutiblemente recibió de manera consensuada la responsabilidad de presidir la Asamblea Nacional, la manera cómo ha venido asumiendo exclusivo y despótico protagonismo, usurpa y eclipsa flagrantemente las aspiraciones de los demás miembros de la MUD, lo que se tornará insoportable ante la forma descarada como este sujeto, cual caza guiere, abusa de su condición de gran Califa, para robarles la delantera en el próximo gran clásico de la presidencia de la República. Hecho que de seguro desembocará en un razonable y apoteósico ataja perro con dimensiones cataclísmicas. Donde, por su excesiva codicia, nuevamente verán esfumar sus viles intenciones, entre otras razones por haber provocado y menospreciado la inteligencia de todo un Pueblo.

En definitiva estoy claro que esta y toda Revolución se defenderá y se construirá con cada uno de nuestros aciertos y errores que originados del trabajo diario y comprometido desde las bases del Poder Popular, sea expresión de un verdadero sentimiento de amor, lealtad y estudio por y para la causa que se pretenda redimir. Y no mediante el reposado trabajo, intelectualoide, de criticar a ultranza y a priori de los errores del trabajo de los demás, Y me dirijo frontalmente hacia aquellos, doctos sujetos de la opinión que, haciendo o no haciendo algo para merecer la decencia del trabajo, en algunas ocasiones más que criticar pretenden hundir lo que dicen querer y buscar que navegue de manera correctacorrecta hacia puerto seguro. Aquellos que desde el misterioso habita de las "buenas intenciones" le hacen el trabajo "revolucionario" a la contrarrevolución. Como aquel revolucionario y ejemplar esposo que hace merecida autocrítica resaltando las propiedades viriles de quien se acuesta con su mujer. Bueno, pero esto lo dejamos para una próxima oportunidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1480 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor