A quién amenazó con decapitar el Yihadista Ramos Allup

De todas las posibles indignaciones y comentarios que podrían haberse suscitado en el pueblo venezolano a consecuencia de la particular y embriagada forma como los señores de la Oposición en este momento celebran y anticipan lo que de seguro será su verdadera y temible actuación desde la Asamblea Nacional, por supuesto luego de pomposamente haber logrado la Mayoría Calificada tras los últimos comicios electorales del 6D, la que mayormente parece haber sobrepasado los límites racionales y de la cordura política en nuestro país, es aquel desgraciado gesto en que, como cual Yihadista John, el experimentado Ramos Allup de manera expresa y premeditada amenaza con decapitar a alguien al momento de recibir su investidura de Diputado. Lo realmente ignominioso de este delatador ademán resulta de la mirada morbosa y, hasta, psicótica que este siniestro personaje presenta cuando mira y posa para las cámaras. Seguramente huella ineludible y amenazante de décadas de amargura y frustración que le han dejado todos estos años de no poder degustar las "mieles del Poder".

No hace falta tener estudios en semiótica, en psiquiatría o, incluso, en criminología para detectar o darse cuenta de que algo anormal y ciertamente peligroso arrastra este señor. Mucho más que entrado en años, lo que supondría que sus actos son conscientes y expresión de una racionalidad manifiesta, pareciera que este señor, también ligado al sanguinario Alvaro Uribe, estuviera evocando y prometiendo para el futuro próximo una práctica común en el paramilitarismo colombiano y que algunos partidarios de Primero Justicia ya aplicaron recientemente de manera sangrienta y carnicera sobre una inocente mujer, de su propia tendencia política, a la cual además de violarla la decapitaron y descuartizaron de manera francamente horrorosa y espeluznante.

Este verdadero "mensaje a Garcia" que ha causado indignación y escozor sobre los posibles y nefastos planes que la Oposición secretamente mantiene en su agenda, ha llenado también de inquietud y zozobra incluso a buena parte de sus simpatizantes que de modo hasta inocente y entusiasta los acompañaron en este 6D. La mayoría de ellos, como venezolanos al fin, con más de un familiar en las filas del Chavismo no votaron para que unos degenerados, al estilo de Ruanda, instauren un régimen de terror y barbarie en Venezuela. Será que la gran y sanguinaria purga ya tiene fecha en el calendario político de la Oposición venezolana. Ampliamente sabido es que en todos aquellos países que luego de haber experimentado gobiernos nacionalistas y de corte progresista, luego de ser derrocados les han sobrevenido la más terribles y sanguinarias formas de exterminio, con el solo propósito de activar una especie de shock traumático que paralice todo esfuerzo o voluntad del Pueblo por retomar el Poder

Los crímenes con motivaciones claramente políticas que hasta el momento y desgraciadamente se han presentado en Venezuela, indefectiblemente han recaído sobre destacadas figuras ligadas y adeptas al gobierno revolucionario (Zerna, Danilo Anderson, para no continuar con la extensa lista), absolutamente todas han coincidido y mantienen como características fundamentales una excesiva y demoníaca dosis de salvajismo. Lo recientemente expresado por este connotado representante de la Oposición venezolana y, uno de los jurásicos sobrevivientes de la política de la Cuarta Republicana en que las desapariciones forzadas, torturas y crímenes políticos pertenecían a una política de Estado, no es meramente una mueca de un payaso que para robarse el show y dejar grabado para la posteridad el momento de su ascensión al poder realizó una simple moriqueta de muy mal gusto. Estamos en presencia de un muy elaborado y particular discurso que de manera abiertamente y amenazante pretende más que disuadir atemorizar, al más claro estilo de la banda terrorista ISIS, al inconsciente colectivo venezolano para encontrar y acrecentar sus posibles debilidades y miedos.

Humildemente recomendamos que el cámarada Jorge Rodriguez realice y haga un programa especial sobre esta y otras patologías presentes en los más destacados representantes de la Oposición, desmontando los psicóticos manuales de guerra psicológica que están practicando en contra de nuestro Pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1697 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor