Evitar que falsos pensamientos, se activen, en los momentos de mayor contraste político

Al analizar el desarrollo de los pueblos, se puede afirmar, que los de mayor antigüedad como organización social, tienen más oportunidad de tener el más alto nivel de desarrollo. Sin embargo, este concepto tiene muchas aristas. Unas de las fundamentales, es el nivel espiritual, que está muy ligado al nivel de desarrollo humano. Por lo tanto se puede inferir, que el nivel de desarrollo es un estado de equilibro entre lo espiritual y lo físico. Donde este último, se refiere significativamente, al desarrollo científico y tecnológico. Aunque también existen, los que tienen un alto nivel de desarrollo físico, pero un bajo nivel espiritual.

Según Sabidurías ancestrales, los hombres miran las partes externas, mientras que Dios mira el corazón y en él interpreta las consecuencias del pensamiento; que se fijan, en las placas conductuales en la Mente, ubicado en la anatomía álmica. El cual se puede inferir, que mediante la Facultad de Pensar y con imaginación se concentra sobre un objeto; activando en la Mente, la generación de pensamientos, que se transforman en dos particulas elementales, generando representaciones absolutas, que se contrasta con el objeto conceptual fijado en el cerebro mediante la Facultad de Conocer (comprension) y si coincide, es " Lo que aparece" y la otra, se deposita en el corazón, como energía (de interpretación); donde se asienta las emociones y las motivaciones de actividades.

Algunos pensadores afirman, que Mente, permite aprender, entender, razonar, tomar decisiones y formarse una idea de la realidad sensible. No obstante, la Facultad de Pensar, en base al libre albedrío, como la capacidad de separar y distinguir (comprensión) y de entender y discernir (Interpretar) Donde la capacidad de pensar es lograr un buen juicio, prudencia, reflexión, justicia, igualdad, sensatez y responsabilidad. Y en sentido específico, es la capacidad de discernir entre lo verdadero y falso, y entre el bien y el mal. Donde las interpretaciones, de vivencias contradictorias, generan falsos pensamientos. Mientras, que las de vivencias consciente con la aproximación al camino a la verdad, generan pensamientos positivos.

Los pueblos se desarrollan, al comprender e interpretar los objetos conceptuales y objetos físicos, con pensamientos positivos. No obstante, a pesar que los pueblos originarios intentaron un desarrollo en equilibrio, en el camino fueron desviados del camino. Es por eso, que se puede inferir, que en los Pueblos Latinoamericano y el Caribe, la interpretación tuvo un significativo retroceso; donde el proceso de entendimiento está minando los caminos, en el logro unitario y en la determinación de los pueblos que permita consagrarse como una región de paz.

En Venezuela, al final de la década de los 50, la caída de Pérez Jiménez dio al traste, con lo que se consideraba como un gobierno que imperaba la tiranía. Un movimiento cívico-militar, encrespó las efervescencias políticas. Donde empezaron a llegar políticos del exilio, que se abrogaron el caracter de lider. Accediendo el poder y ejerciendo el gobierno a la espalda de los pueblos. Lo cual se puede inferir, que no lo entendieron. Y sin embargo, la resistencia, y con desesperanza; los recursos del país fueron nuevamente depiladados. Al final de la década de los 90, surgieron nuevos movimientos políticos más militar, que civil. Pero con un claro entendimiento de lo que el pueblo quería. Al hacer un análisis mediante una observación indirecta, se puede deducir, que las efervescencias políticas, ha sido una constante.

La insistencia de una minoría influyente económicamente y con ansias de acceder al poder, no es que no entienda al pueblo, sino, que no saben cómo entenderlo; porque no han sido pueblo y no saben como generar pensamientos positivos, para favorecerlos; por intereses divergentes. Y a medida, que se consolida la revolución, son más agresivos y se observa, un claro irrespeto a la vida y a la tranquilidad, de sus propios congéneres; con daños que consideran como colaterales. Lo cual se puede inferir, que a pesar de que la mayoría de una minoría influyente, recibieron la misma educación que una mayoría significativa. Las diferencias, no fueron discutidas y ni dirimidas; sirviendo como pensamientos ideales, activados por parte interesadas, en los momentos de mayor contraste político.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 920 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: