La Misión Sabotaje

Mientras el chavismo trabaja arduamente, y uno ve al presidente Nicolás Maduro y a sus caballitos de batalla recorriendo todo el país inaugurando obras, afianzando las políticas sociales y defendiendo al pueblo del latrocinio auspiciado por la oligarquía criolla, la oposición está dedicada a lo único que sabe hacer: sabotear.

Es que la derecha venezolana cada vez se nos parece más al estado islámico: está decidida a arrasar todo vestigio de humanidad; así como el ISIS se escuda en nombre del Islam para cometer los más horrendos crímenes, la oposición se enmascara de sensiblería y se muestra visiblemente preocupada por “la situación tan terrible que atraviesa Venezuela por culpa del gobierno bolivariano”.

Pero detrás de esa devoción al pueblo y al país se esconde el monstruo que actúa con la más terrible saña. Prueba de ello son los atentados perpetuados contra instalaciones del estado como las estructuras eléctricas, con lo cual buscan generar caos para salir a descalificar a las instituciones oficiales; igual tienen a sus bandas de paracos, cortesía de sus convenios con el uribismo, cometiendo atracos y asesinatos, para engrosar las estadísticas en materia de inseguridad y achacarle al ejecutivo nacional toda la responsabilidad, como que ellos no tuvieran participación en el área y no fueran gobierno también.

Lucen tan preocupados por los trabajadores y por los adultos mayores, que quien no los conozca de seguro los compra. Sin embargo en la Asamblea Nacional la bancada de ISIS no vaciló en oponerse al incremento salarial de los trabajadores y los pensionados. Por fortuna no tienen los votos suficientes para negarles este beneficio a los trabajadores. No queremos imaginarnos que sucedería si tuvieran la mayoría, de seguro harían barbaridades igual que los del Estado Islámico con las armas que les dieron los gringos, es decir arrasarían todo a su paso, porque para esta oposición nuestra todo lo que no beneficia a la oligarquía es derroche; la educación, la salud, consideran no pueden seguir siendo gratuitas y las misiones socialistas son un gasto innecesario. Tampoco distan mucho de los extremistas islámicos en cuanto a sus métodos radicales y sino pregúntenles a las víctimas de las Guarimbas.

Por los momentos la oposición no está preocupada por buscar los votos para las elecciones parlamentarias sino por sabotear el proceso electoral, descalificando al ente comicial, intimidando a sus miembros así como lo hace ISIS con los que no se le pliegan. La única Misión en la que la Mesa Antidemocrática cree es en la del Sabotaje porque para eso está recibiendo financiamiento del norte.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 974 veces.



María Angelica González


Visite el perfil de María Angélica González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



María Angélica González

María Angélica González

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a216591.htmlCd0NV CAC = Y co = US