Lo asegura Fuenmayor Toro

Son dos pendejos Mendoza y Hausmann…

Es realmente bochornoso el papel que juegan los renegados para lograr ganarse un mínimo de confianza en la trinchera de quienes hasta ayer eran sus opositores implacables. Nos atrevemos a decir que hasta llegan a desconocer a sus propias madres, si ello fuese necesario para lograr ese cometido.

Hoy vemos, y lo confesamos con verdadero estupor, pues jamás nos pasó por la mente que un personaje como el profesor Luis Fuenmayor Toro, ex rector de la UCV y militante de la izquierda por muchos años, llegara a esos extremos repudiables, cuando no solamente repite hoy en su artículo semanal del diario Últimas Noticias, bajo el título ¡Hablar pendejadas es delito!, que (cito): "el Gobierno solo, pueda (sic) mantenerse en el poder por medio de la represión y la conculcación de las libertades y los derechos ciudadanos", sin aportar prueba alguna sobre tan grave acusación, sino que sostiene el criterio de que Lorenzo Mendoza y Ricardo Hausmann en la conversación que sostuvieron y cuya grabación el país conoció, sólo hablaron puras pendejadas, pues ellos -agrega él- el único pecado que cometieron y qué casualidad, decimos nosotros, coincide con el comunicado que hizo público Mendoza dos días después, es haber manifestado en esa conversación la mayor preocupación y angustia por el país "...para corregir los males de la economía. No pidieron ningún préstamo, no llenaron ningún formulario, pues el FMI sólo le presta a los gobiernos "y eso lo sabe Maduro y Diosdado y los diputados que hicieron la denuncia en la Fiscalía...".

¿A quien pretende engañar Fuenmayor diciendo que Mendoza y Hausmann son unos soberanos pendejos? ¿Quién podría creerle tal explicación para justificar una conducta que a todas luces no es otra cosa que una sucia y traicionera jugada contra la Patria?

Porque decir en una conversación privada que se habló con el FMI porque allí se cuenta con grandes amigos que se conocen desde muchos años atrás y que saben, como ellos mismos, así lo dicen, que el país atraviesa una crisis tremenda que sólo se resuelve con una sustancial ayuda internacional y que esa ayuda estaría en el orden de los 50 a 60 mil millones de dólares, no es un simple juego de palabras y menos, ¡por favor…!, alegar que se trataba de un insulsa conversación, que les permitía solamente entretenerse…

¡Vaya, caradurismo! Y qué desprecio por la inteligencia del pueblo…!!!

El primero, Lorenzo Mendoza es uno de los empresarios más ricos de este planeta, tiene bajo su control nada menos que casi el 30% de la producción y distribución de alimentos procesados que se consumen en el país y dijo en esa conversación que estaba en plena guerra, lo que no hay que olvidarlo (a confesión de parte, relevo de pruebas) y, el segundo, Hausmann, fue ministro de Planificación del gobierno de CAP II y coautor, junto con Miguelito Rodríguez, Moisés Naim y Carlos Blanco, del paquetazo que finalmente le impuso al país el FMI y que fue el detonante que provocó El Caracazo en 1989, sublevación popular que dejó el doloroso saldo de más de dos mil venezolanos asesinados por las balas de un ejército al servicio del neoliberalismo más criminal que había padecido nuestro país en las últimas cinco décadas del siglo pasado, para ponerlo en manos del imperio yanqui y que, entendemos, a la fecha ese sujeto se desempeña como profesor a dedicación exclusiva de la universidad de Harvard, por lo que intentar vender la tesis de que en esa conversación que sostuvieron ambos fue para hablar pendejas, nos parece una supina estupidez de Fuenmayor.

(*) La masacre de El Caracazo | Noticias | teleSUR

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2215 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a216204.htmlCd0NV CAC = Y co = US