¿Fraude o culillo?

Desde principios de siglo y en cada proceso electoral que se realiza en Venezuela la oposición (la misma que se cansó de hacer fraudes cuando era gobierno)  ha desconocido los resultados y la transparencia del árbitro electoral. Esto, a pesar de haber obtenido en varias oportunidades victorias importantes  en los estados más grandes del país (Miranda, Zulia; Lara, Táchira, Mérida, Carabobo e incluso en la Alcaldía Mayor de Caracas).

Si no fuera porque esa actitud le hace daño al país y ha generado muerte y destrucción, la cosa sería como para burlarse, pues jamás han presentado una prueba. Acusan como las viejas chismosas… sin más argumento que su lengua. Su discurso es para imbéciles o fanáticos enfermizos, pues demostrar (de producirse) un fraude electoral en Venezuela es tarea súper sencilla y si no lo cree así, siga leyendo esta nota para demostrárselo.

El sistema electoral venezolano tiene las siguientes características

  1. Es automatizado en su totalidad

  2. El software es auditado con participación de técnicos y especialistas de la oposición

  3. El sistema garantiza un solo voto por elector, pues a través  de un sistema biométrico se identifica a cada participante, impidiendo la duplicación del voto. Los muertos no pueden votar como ocurría en el pasado

  4. El escrutinio es electrónico y en él no interviene la mano del hombre

  5. A pesar de que el sistema es automatizado, el 50% de las urnas electorales son auditadas en el mismo centro de votación (auditoría en caliente) en presencia de representantes de los partidos políticos

  6. La auditoría compara los votos emitidos por la máquina, con los comprobantes del voto depositados en la urna y con el cuaderno electoral donde firma cada votante y debe haber coincidencia total.

  7. Cada representante de cada partido en cada mesa electoral recibe una copia del acta de forma tal que tiene una constancia de los votos que cada quien obtuvo. Esto le permite a cada organización política saber, en tiempo real, cuantos votos obtuvo.

  8. El árbitro electoral publica los resultados por mesa, por centro de votación, por parroquia, por ciudad, por estado y, por supuesto,  los del país total

  No existe en el planeta tierra (no sabemos si en Saturno) un sistema con mayor blindaje contra el fraude. Bastaría con mostrar UNA SOLA ACTA en la que se reflejen resultados diferentes a los publicados por el árbitro para demostrar que el sistema es vulnerable y manipulable y al mismo tiempo dejar constancia de un fraude.

Ahora, esa oposición que con sus acusaciones pretende descalificar el árbitro y preparar el terreno para gritar fraude no ha sido capaz en 19 elecciones de mostrar una sola acta que por lo menos genere sospechas. Llaman a sus seguidores a descargar su arrechera asesinando gente y destruyendo bienes,  porque carecen de pruebas e intentan lograr a través de la violencia lo que a fuerza de votos no han podido.

En Venezuela no es posible un fraude electoral y la derecha lo sabe. Como también lo sabe todo aquel que ha participado como elector, testigo, observador o acompañante. Gritan fraude como parte de esa forma de hacer política que le es muy propia y que se fundamenta en la mentira, la descalificación, la calumnia y la manipulación.

Gritan fraude porque tienen culillo de que sus seguidores se decepcionen sabiéndose minoría y como estos creen cualquier pendejada que les digan, apelan a esa estrategia de decir que los robaron.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1606 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas