El regreso de Manuel Rosales

A pesar de todo, el regreso de Manuel Rosales genera incertidumbre, porque ese "ahí viene el lobo" se volvió una obvia estrategia del fundador de Un Nuevo Tiempo, que siempre buscó generar confusión en elecciones tendente a darle impulso a los candidatos de la única trinchera que le queda en el país: Maracaibo. Y ya a nadie convencía con eso.

Ahora andan con el mismo cuento: "viene Manuel" y en función de lo que planteo no podemos descartar otra maniobra política, para intentar oxigenar a los bates quebrados de UNT que se medirán con los rojos rojitos en las parlamentarias del 6D. En la concentración de la calle 72 de Maracaibo, él mismo aseguró que venía el próximo jueves, pero ese día puede decir lo contario, y argumentar, por ejemplo, que cambió de opinión porque el monstruo Nicolás Maduro lo esperaba en el Aeropuerto La Chinita para sentarlo en un molde de hielo. A cosas peores nos tiene acostumbrado la oposición golpista.

Sin embargo, leí la entrevista reciente que le hizo la prensa regional y se le puede dar el beneficio de la duda, pensar que, en efecto, Manuel Rosales decidió regresar, dejar de ser un fugitivo de la justicia y afrontar los señalamientos de corrupción en su contra; si analizamos bien, observamos que en el trabajo periodístico plantea razones que están bien simuladas en sus respuestas a la defensiva intentando huir hacia adelante, como el boxeador derrotado que pretendiendo mantener un poco de dignidad sobre el ring, desea llegar de pie al último asalto aunque sabe que, bajo ninguna circunstancia, lo favorecerá el veredicto de los jueces.

En todo caso, no es descabellado pensar que Rosales, después de siete años, se convenció del error que cometió al fugarse. Los líderes de verdad no corren, y no voy a hablar de Chávez ni de ninguno de los comandantes del 4 de Febrero presos, sino de su propia gente que paga cárcel por guarimbera y golpista. Tal vez si el dirigente de UNT se hubiese presentado tal como lo demanda la ley, ahora estuviese libre de acusaciones y condena.

Se equivocó y quizás se equivocó porque, aunque forma parte de ella, creyó en los cuentos de camino de la oposición violenta que comenzó con Chávez: "Va a caer, va a caer, ya cayó, cayó, cayo" y de eso han pasado 16 años y actualmente sin El Gigante pero con Nicolás Maduro al frente del Gobierno, la revolución sigue en el poder.

Otra falacia opositora que a lo mejor enredó a Rosales es esa según la cual, en Venezuela se viola el estado de derecho, no se respeta el debido proceso y se pudo haber visto en el espejo de Enzo Scarano o Daniel Ceballos, que hasta fue vinculado con los paramilitares y ya se encuentra en su casa. Incluso, se pudo ver en la situación de Leopoldo López, preso en una celda, en la que, por cierto, me percaté después de ver con detenimiento el video que presentó Diosdado Cabello, que no tiene cántaro para la leche del gatico. Y eso es duro. Una tortura grave.

Manuel Rosales debió escatimar en que la revolución garantiza un proceso justo, apegado a derecho, contemplado en una Constitución modelo en el mundo. Aquí hay, por encima de todas las cosas, respeto a los derechos humanos. Lo mejor es que no existe Guantánamo ni la pena de muerte, como si existe en el país "más democrático" del mundo adoración obsesiva de los opositores venezolanos…Bueno, en realidad, de muchos chavista también. Y espero no ofender a nadie….de los rojos rojitos quiero decir.

Pero volviendo a Rosales, sería un desacierto político de su parte, asegurar que viene y que después no venga, la gente no es estúpida. Además, son muchos los escuálidos que no creen ni nunca van a creer en líderes que huyen, sobre todo esos opositores que apoyan a los que no se fugaron y están presos, y a esos otros que ya pagaron su pena sin moverse del país. En otras palabras, no defraudaron a sus seguidores, a las personas que una vez depositaron en ellos su confianza.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3723 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a215399.htmlCd0NV CAC = Y co = US