El partido de la Conferencia Episcopal y el Cardenal Urosa

Como era de esperarse EL PEV, el partido de la Conferencia Episcopal, se pronuncio a través de uno de sus voceros principales, con respecto a la decisión tomada por un tribunal, de condenar a 13 años de prisión al terrorista convicto y confeso, de la oposición , Leópoldo Lopez, por su participación en actos de violencia, que le han costado la vida a muchos venezolanos y graves daños a propiedades públicas y privadas, además de su vinculación con paramilitarismo y sicariato. Reincidente, de haber cometido varios delitos, entre ellos la instigación pública, daños a la propiedad pública y asociación para delinquir. Incendios intencional, propiciador de las guarimbas y de la mal llamada Salida. Ahora Sale el cardenal Urosa Savino a defenderlo y enviarle un mensaje de solidaridad a su familia. Nunca lo oímos mandarle un mensaje de solidaridad a los familiares de los muertos por causa de las guarimabas y de la Salida propiciadas por este sujeto. Tampoco ha levantado su voz de protesta para condenar los asesinatos causados por guayas y el descuartizamientos de personas, que también tienen relación con estos hechos de violencia.

Aquí en Venezuela El PEV, no le para ni al Papa Francisco ni a la verdadera doctrina de la iglesia Católica, de estar al lado de los pobres, de los humildes, de los desposeídos, siempre han estado al lado de los ricos y se han metido en toda las conspiraciones habidas y por haber, incluyendo el derrocamiento del Presidente Hugo Chávez. Recordemos que El Cardenal Velazco fue el primero que firmo el Decreto de Carmona el Breve. Hay un refrán popular que dice ‘‘Obispo no sube cerro, ni Cardenal tampoco.’’

Centenares de sacerdotes y hermanas católicas que respaldan el Proceso Revolucionario no se les da cabida en los diferentes medios de comunicación para expresar sus ideas y opiniones. No pasa lo mismo con obispos, altos jerarcas de la iglesia católica, hermanas y sacerdotes que lo adversan a quienes si se les abren todas las Puertas y se les permite la libertad de expresión.

Esto dio origen en una época, de la estructuración de un grupo crítico de discernimiento ecuménico de las comunidades cristianas que se manifestaron a través de un documento suscrito por hermanas que trabajaban y trabajan en comunidades cristianas del Estado Sucre y que tuvieron un gran respaldo a nivel nacional.

El documento en cuestión es ¡Si Existimos! Las hermanas en la Iglesia Pueblo de Dios.

Siempre se habla de los obispos y sacerdotes para referirse a la iglesia, pero las hermanas somos presencia de Jesús llamados a convocar su proyecto de hermandad entre el pueblo.

Vivimos en el Estado Sucre. Formamos una comunidad de comunidades diversas, con diferentes trabajos y en distintos lugares. Estamos unidos por el amor al pueblo sucrense junto al que vivimos desde hace años, algunas 30 años, otras 25 años, otras 15 años. Podemos decir que ya somos tierra de su tierra.

Somos hijas del Oriente, de donde sale el sol cada mañana, por ello vivimos atentas a las luces que nacen en la historia de nuestras realidades diarias.

Reconocemos, valoramos, y admiramos el Proyecto Bolivariano liderado por el hermano presidente, Hugo Chávez Frías, que ofrece al pueblo participación y protagonismo junto con la conciencia de crear la historia que soñamos.

Como iglesia y como hermanas nos sentimos identificadas con el proyecto y nos duele cuando algunos obispos y sacerdotes bloquean y desvaloran el momento histórico que vivimos, no nos sentimos representados por ellos.

Desde nuestros pequeños pueblos, desde nuestros barrios de periferia, alejados de los centros de poder vamos creando entre el pueblo pequeños espacios donde es posible vivir diferentes, cercanos, igualitarios. Trabajamos en comunidades cristianas, grupos de mujeres, cooperativas, pequeños centros comunitarios de educación popular, y sentimos que hoy experimentan una nueva vitalidad.

¡Si Existimos! Con esperanza, apoyamos el Proyecto Bolivariano y queremos darle energía y tiempo para que florezca. ¿Es mucho pedir que la oposición nos deje tiempo para crear y crecer? ¿No ha esperado muchos años; el pueblo para sentirse protagonista de su historia?

Existimos junto al pueblo de los excluidos y nos organizamos para expresar nuestra visión de la vida, para disfrutar, amar y sentirnos compañeras y compañeros.

Comprendemos que nuestro momento histórico está lleno de clara-oscuridad, pero nos arriesgamos sostenidas por una esperanza invisible que nos dice: "¿Quien nos va a separar del amor?" (Rom 8). Firman: Las Hermanas de la Cdad Merito (Araya), Las Hermanas de la Cdad, San Lorenzo (Dto, Montes), Las Hermanas de la Cdad Quebrada de la Niña (Paria), Las Hermanas de la Cdad, Tunapuy (Paria) y las de Cdad. El Peñón (cumana).

Los cristianos y cristianas de los barrios de Caracas también se suscriben a este jubiloso grito de vida: "Nosotros, cristianos y cristianas de los barrios de Caracas ¡También Existimos!.

Somos laicos, religiosos y sacerdotes, animadores de comunidades cristianas, pertenecientes por origen y por opción a diferentes barrios de Caracas y los Teques: El Valle, Coche, Caricuao, Petare, Santa Rosalía, Catia, Alberto Ravell, Lagunetica, etc.

Formamos parte de un pueblo que por intuición primero; por reflexión después, ha reconocido y recibido activamente el proyecto de país recogido en la Constitución Nacional de 1999, porque expresa que "Otro mundo es posible": Sin exclusión, con respeto y libertad, con solidaridad y afán de justicia y con mayor respeto, sobre todo, a la dignidad de los venezolanos tradicionalmente marginados por el poder político.

Nos duele escuchar la sistemática incitación a la violencia propuesta por los medios de comunicación privados (periódicos y canales de televisión); leer y oír frecuentemente palabras de odio, exclusión, descalificación social e insultos, inclusive de parte de sacerdotes, referidas a los más pobres de la sociedad (¿Y dónde, acaso se habría situado Jesús en la sociedad de hoy?) Y nos sentimos hondamente heridos cuando el Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, junto con otras altas autoridades de la iglesia católica, hablan y actúan en nombre de la iglesia católica sin consultarnos, y sin tomarnos en cuenta. También se sumaron a este movimiento las comunidades cristianas de Barquisimeto, etc.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 969 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Ramirez

Raúl Ramirez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a213901.htmlCd0NV CAC = Y co = US