El diputado Sigatoka volvió a visitar Miraflores

El camarada Sigatoka es adeco y embustero que juega garrote, el 12 de abril de 2002 cuando Pedro Carmona -Es tanga- tumbó el día antes la "dictadura" de entonces, para restaurar la "democracia", aquél dejó cualquier atisbo de escrúpulo y tal cual es sin mascareta -pero, ojo, con un viquini- hizo coro a todo pulmón entre muchos, con el triste ¡te queremos, Pedro! lo que fue un gesto sincero de él y, en consecuencia, puntos para Sigatoka, quien miente de ordinario pero a veces es sincero, lo que es de reconocer, porque como dijera Pablo Picasso, atinadamente, que quien se guarda un elogio se queda con algo ajeno, y Sigatoka es digno de elogio por haber sido sincero el 12 de abril de 2002.

Ah, pero también hay que recordar que él le mintió al pueblo venezolano cuando tomó de la red algunas imágenes y las trucó para hacer ver que el gobierno bolivariano minaba deliberadamente los sembradíos de plátano con la nefasta plaga sigatoka, epónima de su remoquete.

Por tanto, del insustantivo camarada no hay que fiarse, no vaya a ser que mañana él se retire de la comisión presidencial que sustancia el tema del Esequivo y nos salga con una jugarreta infame tal como la del 12 de abril de 2002; mas, que haya confianza porque a la MUD tampoco le conviene darse a conocer como abiertamente anti patria, al menos hasta el 6 de Diciembre próximo.

Viendo entre líneas, es significativo que precisamente sea un adeco de uña en el rabo y el consabido tenedor, por supuesto, quien represente a la MUD en Miraflores pero que Julio Borges no se llame a engaño porque Sigatoka no es pendejo, Sigatoka es capaz de decir en un minuto mucho más que lo que El Katako [R Allup] en diez minutos; todavía más, Sigatoka es capaz de echar por tierra la tesis del Patriota Cristóbal Jiménez de que puede volver Rin Tin Tín / y puede volver Supermán / pueda que vuelva Cantinflas con Capulina y Tintán / volverá Jesús Moreno a nacer en El Samán / a parrandear en los bailes volverá Juana Farfán / y a mecerse en un bejuco puede que vuelva Tarzán / a cantar sus galerones volverá Rafael Guinand / volverá Simón Bolivar a Mompox y a Popayán / pero adecos y copeyecos (y masecos también) esos nunca volverán.

Mas, sin embargo, y aunque con tamaña cara´e cañón, esta vez Sigatoka no gritó a todo gañote que ¡te queremos, Pedro! sino ¡te queremos Nicolás!, esto no lo dijo expresamente, no que no, pero su sola presencia ahí era un poema de la hostia, un poema trágico, tragar duro para buscar indulgencias con escapulario ajeno.

Hace pocos meses, a comienzos de este año, febrero o marzo, por ahí es la cosa, me fui de chaperón con la duquesa y primera autoridad de esta comarca, a la bonita Isla de Margarita, esa vez conseguimos pasaje para la carcacha, así que pudimos disfrutar el viajecito.

Y, una vez en Porlamar, luego de algunas diligencias, entrompamos hacia Juan Griego pero esa vez por vía Villa Rosa donde nos detuvimos un pelo a saludar a mi sobrino -Gordinflón- y al proseguir, una vez cumplido el objetivo divisamos una cola de gente por lo que la Duquesa se detuvo y fue a averiguar de metía y, qué bueno, estaban vendiendo café, atún y ¡oh! jabón azul del bueno para uno restregarlo por ciertas ocultaciones rugosas y algo apestosas, ¡fo!

Siempre que ando con esa autoridad ella me presta un celuloko para la emergencia, yo me quedé en la carcacha disfrutando oír algunas rancheras y de pronto suena el bicho así: ¡traéme la cartera, carajo (y etcétera)!; así que salí y la abordé y cumplida la orden ella siguió como unas pascuas dándole a la sinhueso porque ya tenía dos o tres amigas hechas en un tris.

¿Y, que sucedió? Pues, una de las margariteñas, con esa chispa insuperable del gentilicio isleño, le preguntó qué:

_¿Ese es tu marido?

_Sí, respondió la Duquesa.

_Pues, mijita, mejor es tener aunque sea un piazo´e vaina que estar sola.

Luego que la autoridad me contara la vaina estuvimos gozando largo rato hasta que le propuse encetar un frasco que iba en la caleta y ella aceptó, de ahí que nos zampamos un secante de no más de 2 ó 3 CC, ella, porque cuando manejes no bebas, pero yo aproveché de refrescar opimamente mi galillo.

Nuestro pueblo, aunque suele irse por las bromas, tiene una percepción extraordinaria de las cosas, por lo que no es fácil engañarlo menos ahora que anda mosca; y pueda que en el caso de la política el pueblo tome muy en serio el asunto y no se venga con bromas sino que vaya al hueso y escachape a quien pretenda meterle gato por liebre, el pueblo va en serio con lo del rescate del territorio Esequibo.

Ya Maduro dijo claramente que nosotros no estamos jugando carritos y menos con un carrito chocón de los duros como Sigatoka; es de aclarar que de los carritos chocones unos son tan frágiles que si los chocan por detrás se parten como una galleta pero los hay "duros de matar" y es el caso.

Sería extraordinario que a través del compañero Sigatoka se establezca un contacto con la MUD respecto a la importancia de pelear unidos por rescatar el Esequibo y no tener que apelar al camarada Haiman El Troudi a fin de que éste haga un túnel por el que vayamos a tratar de concertar la unión requerida, porque a decir verdad, ya no puede hablarse de tender puentes porque esa MUD está sumergida en el fondo del mar político.

Así que, bienvenido a la sindéresis, compañero Sigatoka, aunque se le tolere como quien se zampa un purgante.

¡Y quien quita que florezca en su cabeza el espíritu de Pablo de Tarso!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1358 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a210960.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO