A la guerra ¡guerra!

Consciente de los esfuerzos que realizan quienes detentan el poder capitalista para desviar la atención de las masas de los temas que realmente las afectan, El Comandante Chávez despertó a las mayorías crónicamente preteridas, estimulando en ellas el espíritu libertario y el interés por aprender y por adquirir herramientas para analizar y comprender la dinámica de nuestra sociedad y del mundo que nos rodea.

En paralelo, los enemigos externos e internos del proceso, conscientes del obstáculo que representa ese despertar para sus planes de recuperación del poder y del control del ingreso petrolero, han venido haciendo todo lo posible por revertirlo.

No han logrado ni lo van a lograr. Pruebas de ello los sucesivos triunfos electorales, el regreso de Chávez a la Presidencia, el fracaso del paro patronal, la elección del Presidente Nicolás Maduro y la contención popular ante las guarimbas y las embestidas de la guerra económica.

Pero sí han logrado desviar el pensar y hacer revolucionario hacia una lucha reactiva, pedestre y cotidiana contra los abusos en la distribución de alimentos y en la fijación de precios.

El enemigo está en guerra y no va a parar. Por ende, el Gobierno y todos quienes apoyamos el proceso revolucionario bolivariano también lo estamos, debemos reconocerlo y debemos prepararnos para combatir en alguno de los tres frentes dominantes en este momento: la "inseguridad", la guerra mediática – económica - financiera y la próxima contienda electoral.

Para ganar la guerra hay que organizarse, identificar claramente al enemigo, conocer el por qué y cómo se manifiesta, entender cuáles son sus objetivos en esta etapa y diseñar un plan integral de ataque y defensa a ser ejecutado por las los poderes pertinentes y los hombres y mujeres, jóvenes y no tan jóvenes del PSUV y del GPP.

No hay tiempo que perder, es demasiado lo que está en juego. El ascenso de la derecha al poder por la vía electoral o violenta implica el triunfo del neo fascismo y del neoliberalismo, la sumisión del país a la voluntad del imperio, la supresión de todos los derechos y las conquistas logradas por los trabajadores y un importante retroceso en la posición soberana y anti injerencista de los países de América Latina y El Caribe.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1399 veces.



Mariadela Villanueva

Analista y comunicadora. Socialista y chavista. Firme creyente del poder popular

 mariadelav@gmail.com      @mariadvillanuev

Visite el perfil de Mariadela Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Villanueva

Mariadela Villanueva

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a208083.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO