Pildoritas 19 (año VIII)

Comentarios pertinentes

Guanipa: Palabras más. Palabras menos: El Gobierno de EEUU, debe dejar de inmiscuirse en los problemas de los venezolanos y dejar que nosotros resolvamos nuestros problemas.

Muchacho: “la Oposición de una año para acá, ha perdido terreno”

Copei: Se requiere un acuerdo nacional para que los pobres no sufran.

Estos fulanos, o se fumaron una lumpía, es fin de mundo o están buscando que el flujo de dólares que debe estar frenado, continúe alimentando los planes desestabilizadores.

Pero también la otra razón conexa puede ser el congraciarse, después de ser coparticipes de los desastres contra el pueblo, en vidas y bienes perdidos por las guarimbas, y la guerra económica de lo cual no se han deslindado y por el contrario apoyan por acción u omisión, pues viene unas elecciones que por los vientos que corren serán la puntilla definitiva que por fin les obligue a convencerse que este pueblo maduró y dejó de ser pendejo para hacerse un haraquiri y entregarles la Patria otra vez

Lo cierto es que su actuación dual, de violencia por un lado y de declaraciones teóricas por otro, ya es algo que el pueblo conoce y tiene a la oposición como una desgracia que para lo único que se ha puesto de acuerdo es para empujar todo lo que les pueda servir para salir de la revolución o por lo menos ponerle la mano aunque sea a un pedazo de torta, en una especie de reedición del puntofijismo, como se desprende de las reiteradas declaraciones del Secretario General de Copei.

Todo lo que dicen queda desvirtuado porque tienen un rabo de paja que cuando los intentos de incendio del país hace un año, ni se acercaron para no quemárselo.

oooooooooooooo

Táchira= Gochilandia

Tachirense=Gocho

Dos acepciones despectivas, la segunda definida por la RAE y otros prestigiosos diccionarios del castellano como: sinónimo de cerdo, cochino, marrano y en algunos sectores del vulgo como alguien que carece de una oreja. Son términos con los cuales los caraqueños de la época que no veían con buenos ojos que un puñado de valientes andinos, sobre todo tachirenses, al frente del cual marchaba el general Cipriano Castro, fuese capaz de conquistar Caracas.

A los andinos nos gusta que nos llamen pon nuestro gentilicio, al de Mérida, merideño, al de Trujillo, trujillano y al de Táchira, tachirense, lo de gocho, título despectivo y ofensivo por lo que significa, si alguna vez quiso ser utilizado por algún genio de la publicidad política, para que como palabra rimara en una consigna: “El gocho para el 88”, ya vimos cómo a la postre resultó para quien la utilizó como bandera sumado al perjuicio para el país..

Unos vivianes, de esos que nunca faltan quisieron explotar económicamente la polémica y llenaron un stand de la feria exposición con gorras, pañuelos, cintillos, pulseras, carteras, llaveros y todo lo que se les ocurrió con consignas como: “soy gocho y qué”, ”soy orgullosamente gocho”, a precios escandalosos y con los colores del glorioso Deportivo Táchira, lo cual de pos s{i es una contradicción, pues en su falta de imaginación utilizan los colores de una organización deportiva que lleva el nombre del Táchira lo más alto, dentro y fuera de la Patria, como fondo para un sinónimo cuyo significado es el mismo que se utiliza para insultar a otra persona que ha metido la pata o se comporta como bruto, llamándoles ¡cerdo!.

¿Por qué quienes simplemente se oponen por oponerse, al criterio y opinión del gobernador, que como andino que es se niega a que le traten con un despectivo como el de gocho, no tienen la misma posición cuando a los venezolanos nos llaman sudacas en Europa o “venecos” en Colombia?.

No es por otra razón que su irracionalidad que no les permite pensar y menos analizar, no les da para otra cosa que ser superficiales, incapaces de crear argumentos y conductas que logren convencer a las masas, sin necesidad de utilizar conjuntamente con la violencia palabritas o acciones que solo sirven para presentarlos como en realidad son, una cuerda de cabezas huecas, sin programa, sin proyectos e incapaces de salirse de las faldas protectoras del imperio, al que han vendido hasta su alma, por dinero y droga, como quedó demostrado hace apenas un año, dicho por uno de sus líderes del terrorismo hoy bien preso, el tal Lorent Saleh.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1436 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: