¿Signos de cambio en oposición, simples maquillajes u ordenándose para no pisarse las mangueras?

Uno puede decir: pareciera que en el frente opositor se perciben cambios, aunque de simple maquillaje; y es más, pudiera ser que ellos le hagan avanzar, si no en la formulación de un proyecto político respetable y favorable al interés nacional, por sus ataduras al imperialismo, el gran capital, la pequeñez, sí en uno para alcanzar buenos resultados, cuantitativamente hablando, en próximas elecciones.

Parece evidente, en la MUD –porque así se sigue llamando – ha habido un reacomodo y hasta un rompimiento ¿táctico? Se habla de la formación de la MID y hasta “La Salida”. Tanto es así, que el sector, donde están Ledezma, López y Machado, pareciera haberse optado por la bandera de la Constituyente, mientras que en paralelo aúpan guarimbas y acciones violentas. Actúan así porque siguen sin creer en la opción electoral y entonces la propuesta constituyentista no es más que una mampara para la violencia. Además, como todo dislocado, les desespera esperar que los procesos maduren. Los extremistas siempre suelen estar apurados porque no es sólo asunto de percibir inadecuadamente lo cualitativo sino también factores cuantitativos. Están demasiado ansiosos por llegar don hay y en eso les acompañan y excitan desde más arriba y lejos.

Es evidente, pese que ese grupo de la MUD, MID o La Salida, - los extremistas suelen no ver con claridad lo que está a la vista de todos – que el gobierno nacional confronta serias dificultades y eso no lo percibe sensatamente, le excita su euforia y acelera el pulso. La inflación, escasez, especulación, contrabando, derivados en gran medida por las argucias desplegadas por la “casta” y clase capitalistas, han logrado hasta ahora erosionar en cierta medida el apoyo al gobierno, según lo anuncian distintas encuestas, uno lo percibe en la calle pero nada diferente inspira a los de la extrema derecha. Ese descontento, irritación y hasta inconformidad, no lo han podido recoger por sobrados motivos.

La MUD, recientemente pudo ponerse de acuerdo para sustituir a Aveledo, con un candidato con un historial de intolerancia, procacidad y vínculos externos nada edificantes, que de pronto habla de la necesidad de retomar el diálogo mientras llama a actos que hablan de presionar y tender un puente a la guarimba. Se sustituye a Aveledo, un individuo con una imagen empresarial, muy identificado con la extrema derecha, como muy cursi, por lo que en el organismo que presidía no pudo poner orden, por uno que antes estuvo en la izquierda como el mismo Andrés Velásquez, con unos ciertos rasgos que pudieran servirle, eso creen en la MUD, para llevar a cabo la idea, antes expresada por Capriles, de la derecha en forma y fondo, de acercarlos al pueblo. Como si sólo se tratase de disfrazarse de pueblo o de alguien parecido. Mientras tanto, apenas Chúo Torrealba habló de la posibilidad de dialogar, salieron el antes mencionado Andrés Velásquez y un representante de Voluntad Popular, a contradecirle y sobre todo el segundo, a condicionarlo como destinado a no “a cambiar el sistema”, como tramposamente dicen, porque es lo menos que quieren, sino al gobierno. Uno y otro, hablan desde la perspectiva de sus grupos, pero en función de lo que debería ser la MUD.

Por último, sin que esto agote el tema, Capriles, violento por antonomasia, recordemos de sus llamados a desatar “arrecheras”, hoy habla de priorizar la salida electoral; no extraña a una mudanza oportunista, que no necesariamente indica una renuncia a las prácticas que anteriormente compartieron con los otros. Hay vasos comunicantes nada imperceptibles. No hay pues todavía, en verdad, mucha distancia entre la MUD de Chúo Torrealba, Capriles y los extremistas que hacen su trabajo “por fuera”.

De donde uno concluye que los factores de la MUD, estén fuera o dentro, fingiendo no estarlo, estarían dándole legalidad y espacios de tolerancia para todo lo que han venido haciendo y seguirán haciendo. Algo así como ordenándose para no pisarse las mangueras.

Todo eso, pese se conciba al bando opositor como muy enredado y por ende incompetente, debería prender las alarmas en el gobierno. Pues, además, por sólo nombrar una variable, una inflación y especulación desatada, sin aparente freno que suben perpendicularmente no son señales ventajosas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1001 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a195658.htmlCd0NV CAC = Y co = US