El patria-cidio de la oposición

Desde que Nicolás Maduro triunfó en las pasadas elecciones hace más de un año, (14-04-2013) la oposición no cejado en atacar al gobierno, un resentimiento social y frustración política los embarga, acompañado de escaramuzas de guerra política (guarimba), guerra económica (especulación, usura) y por si fuera poco, toda una guerra mediática. Se podría resumir en una guerra general sin cuartel contra la democracia representativa, participativa y protagónica que el pueblo venezolano libérrimamente se dio. ¿Que busca esta implacable oposición calificando la democracia como dictadura y compararla con el franquismo y el pinochetismo? Granjearse apoyo social sobre todo de la clase media, despertando odio político haciendole creer a los estudiantes guarimberos que lucha por la libertad y la democracia. ¿Cuál democracia? La democracia que le rinde pleitesía y obediencia al modelo imperialista de E.U.A, eso equivale decir a un patria-cidio, a la perdida de la soberanía y la independencia, así como la autonomía y la libertad. Fíjese que con las acciones guarimberas y la guerra económica, se ha violado los derechos humanos, al libre tránsito, circulación, de información, bienes y propiedades públicas y privadas, endosándolas al gobierno de Maduro para armar un expediente internacional como representante de un Estado forajido, además erosionar la imagen del Estado sobre todo en este tiempo, procurando, debilitarlo para declarar que no hay gobierno fuerte, que no tomas medidas de frente al desabastecimiento y la especulación.

Por ello, admiten que despareció la seguridad personal, luego de guerrillas guarimberas, así como la destrucciones de los bienes, plazas, carreteras, quema de universidades, jardines infantiles, todo en respuesta a un resentimiento social y político no solo de haber perdido las últimas elecciones (Capriles-Maduro) sino también las de gobernadores, diputados, alcaldes y concejales en estos 15 años donde el pueblo ha preservado soberanamente el poder, gracias a la adopción de políticas y programas de bienestar social, programas que satisfacen y complementan el nivel de vida social de la población, atacado por la ofensiva de la burguesía comercial. Inconforme con esto, además intolerantes como elite política, declaran la guerra económica mediante el racionamiento económico en las ventas, sin percatarse conscientemente que están destruyendo un país, aplicando un patria-cidio, suprimiendo el derecho al consumo de la población, negándoles el acceso a los bienes de primera necesidad. Puesto que se beneficiaron durante décadas del rentísmo capitalista petrolero, hoy creen que han dejado de producir porque Chávez les expropió sus negocios, sus tierras cultivadas o no, cuando ellos mismos saben que muchas de sus empresas dejaron de funcionar, cerraron, así como dejó de producir la tierra, en pocas palabras, tierras ociosas.

El modelo de sociedad que proponen les da prurito decirlo, hablan de democracia, pero no la definen de capitalista, prefieren ocultarla y criticar la democracia revolucionaria bolivariana de dictadura, asociarla con Cuba para producir miedo en la juventud, atemorizar la sociedad con que la revolución bolivariana es una copia de la revolución cubana, falsamente tejen este tipos de mentiras, para azuzar los ánimos anticastristas y antichavistas, mejor dicho despertando xenofobia, intolerancia hacia el modelo socialista que se construyen en Venezuela. A la muerte de Chávez albergaron esperanza, por eso le dieron con todo al país, incendiando, destruyendo el patrimonio público, se puede decir que hordas fascistas se desataron fascinados con el fascismo de Irak, de Libia, de Ucrania como modelo para aplicar la misma receta en Venezuela para concretar el parricidio mediante acciones beligerantes, arruinando al país, fracasando el modelo de desarrollo social, retrasando los cambios sociales, convencidos de que el socialismo del siglo XXI no puede triunfar, por eso lo desacreditan, lo vituperan, los rechazan por sus prejuicios de clase, lo falsifican y lo que es peor no ha escatimado ninguna forma de lucha, desde las vías electorales hasta el magnicidio, fascinado con el modelo norteamericano pese a la crisis social, económica, política y moral que vive, por eso son unos declarados asesinos de la patria, lo prueban 49 ciudadanos asesinados () por mercenarios por protestar, 400 heridos, otros tantos torturados, 150 detenidos, y 1500 expedientados en resulta de sus delitos públicos, saldo de la guarimba que lo confirma, todo por entregarles el petróleo a los E.U.A., con semejantes desfachatez declaran no hemos opuesto resistencia a que se nos imponga ese modelo de acuerdo con ellos: lo que está en marcha es un PATRIA-ICIDIO, es decir la desaparición de la Patria libre y soberana que nos legaron los Libertadores.  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1049 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a190379.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO