La oposición está atrapada como lo estuvo la vieja izquierda

El drama de la oposición de ahora no es inédito. El haber visto transcurrir la política nacional por años y, sobre todo, estado muy cerca de acontecimientos y debates del pasado, nos hacen comprender el porqué de frustraciones y trabas que afectan a quienes se enfrentan al chavismo.

Encuentro, y lo voy a plantear pese las dificultades que ello implique, a la oposición igualmente enredada en el asunto de las formas de lucha. La izquierda venezolana toda, desde los primeros años de la década del sesenta, transitó la misma experiencia y sufrió igualmente consecutivas derrotas en todos los frentes. Intentó, unas veces de manera planificada, acordada, y otras como resultado de iniciativas por dispersión y diferencias mismas de algunos grupos, manejar distintas formas como las de masas y “guerra de liberación nacional”, sin logar sintonizarse con el pueblo. Este, además de confundirse, sentirse afectado y hasta ignorado en aquellas luchas vanguardistas, que en veces se desarrollaron en espacios a él lejanos, terminó por darle la espalda a una izquierda que comenzando la década del sesenta gozaba de gran afecto y apoyo popular.

Alfredo Maneiro, importante dirigente de la izquierda, referente significativo para el presidente Chávez, sostuvo que:

“La lucha popular contra el gobierno de Betancourt, que a la altura de 1961 y 1962, interesaba, entusiasmaba y po día incorporar en un porcentaje elevado y, en todo caso, mayoritario de los pobladores de Caracas, que es el centro decisivo de la sociedad venezolana, para el año 1964 ya provocaba resistencia y desconfianza. Devino en un asunto nada más que de activistas de izquierda. Desde entonces se hizo visible, y adquirió velocidad el proceso de desgaste político, material y organizativo”.

Por nuestra parte, en un trabajo para el “Diario de Oriente, publicado en 1980, dijimos que la lucha armada para asirse del poder y militar significó para la izquierda el abandono de todos otros frentes de lucha de masas y su ausencia, en buena medida, del medio urbano. Seis o siete años después de iniciada aquella “aventura”, como también la llamó Alfredo Maneiro, la izquierda quedó reducida, y así emergió a la legalidad, a pequeños grupos y alejada de todos los organismos de los frentes de masas.

La oposición de hoy, salvando las distancias y los objetivos, porque la primera, la de la década del sesenta, fue la izquierda que soñó “asaltar el cielo por asalto”, contra la derecha toda y el imperialismo y esta de ahora, aunque en ella haya quienes se consideran de izquierda, atiende al control y diseño de la derecha y, es innegable la influencia sobre toda ella de los intereses del capital internacional y el Departamento de Estado, confronta parecidas dificultades en lo que respecta a cómo abordar la lucha, además de carecer de programa.

Justamente en este sentido, la carencia de un programa, que no puede definir por las contradicciones que la separan y, los poderosos intereses que algunos grupos, sobre todo los violentos representan, al mismo tiempo, la grave disparidad acerca de las formas de lucha, la oposición se muestra atrapada.

Es verdad que un sector partidario de formas no violentas, muy importante y numeroso, porque es numerosa la cantidad de venezolanos que apuestan a la paz, juega al temor y al oportunismo. Vacila ante la posibilidad que los violentos puedan acceder al poder o generar un conflicto de grandes proporciones y quedar por fuera y el temor que los violentos de por sí inspiran en los pusilánimes.

En todo caso, pese las dificultades que el gobierno atraviesa y opciones que la constitución ofrece, en la oposición pareciera predominar la no política, con una tendencia inmediatista que opta por saltarse la legalidad y usar procedimientos que las masas en su mayoría adversan, porque éstas han optado por salidas conforme la constitución y la paz.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1325 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a189854.htmlCd0NV CAC = Y co = US